UD Almería

La 'trituradora' se pone en marcha

Óscar Fernández, acompañado por Miguel Ángel Corona e Ibán Andrés, observa el anexo, donde trabajará esta temporada, la de su debut en Segunda A./FELIPE ORTIZ
Óscar Fernández, acompañado por Miguel Ángel Corona e Ibán Andrés, observa el anexo, donde trabajará esta temporada, la de su debut en Segunda A. / FELIPE ORTIZ

Óscar Fernández, el técnico de la UD Almería, de los pocos que no han dirigido un solo partido en Segunda División A, aunque dirigió al Valencia en dos encuentros en Primera División | Sólo tres equipos con plaza en Segunda División no han confirmado entrenador

Juanjo Aguilera
JUANJO AGUILERA

La competición de Segunda División, o de cualquier categoría, es cada año una trituradora de técnicos. Los equipos siempre tiran por la parte más débil y, por ejemplo, en la pasada temporada fueron 18 los técnicos destituidos en los 22 equipos militantes en dicha categoría. Irónicamente, la contratación es el primer paso para la destitución. De los 19 equipos que tienen confirmada su participación, en la temporada 2019/20 -falta por saber el que abandona la categoría para una 'vida mejor' de Mallorca o Dépor y los dos que ascenderán de Segunda División B-, tres son los equipos que aún no tienen asegurado el técnico que dirigirá su destino en una competición de nuevo complicada y, por ello, tan atractiva como la pasada.

A ella llegan, de momento, tres técnicos que no saben lo que es dirigir a un equipo en Segunda División, entre los que se encuentran los recién ascendidos Iván Ania, que será el responsable técnico de un veterano en la categoría como el Racing de Santander, y Baldomero Hermoso Herrera, conocido deportivamente como Mere, que ha sido el que ha conseguido meter al Fuenlabrada en la segunda categoría de la Liga de Fútbol Profesional (LFP). El indálico, sin embargo, sí que ha dirigido partidos en la LFP, pues dirigió al Valencia frente a Real Madrid y Mallorca, en la temporada 2007/08, en el 'trasiego' entre la marcha de Quique Sánchez Flores y la llegada de Ronald Koeman.

La experiencia

Óscar Fernández será un debutante en la categoría de plata del fútbol español, que no en la Liga de Fútbol Profesional. El valenciano debutó en 'su' casa en la temporada 2007/08 cuando en el Valencia hubo rebelión de los pesos pesados del vestuario para 'cargarse' a Quique Sánchez Flores y, mientras llegaba Ronald Koeman, el ahora técnico de la UD Almería, que lo era del Valencia Mestalla, afrontó dos semanas con 'cara y cruz' en los resultados Perdió 1-5 ante el Real Madrid y ganó, en su despedida, frente al Mallorca (0-2).

Será debutante esta temporada con un proyecto en el que toma parte con decisiones como la composición de la plantilla y la puesta en escena cada fin de semana. No será el único que tenga esa sensación de ser nuevo en la división de forma oficial, aunque lo de la novedad no debe ser un hándicap porque, como dijo el propio técnico el día de su presentación, sobre las 'distancias' entre el fútbol formativo y el profesional.

En ese sentido, se preguntó «qué diferencia hay, ¿la exigencia? En la exigencia va a estar el éxito. Cada día que venga aquí a entrenar, mi primera premisa es la exigencia que voy a tener conmigo. Por eso, hablábamos de Víctor o de Marc o la gente que vamos a trabajar en el cuerpo técnico. Nosotros vamos a tener una premisa y es la exigencia. Cada día tenemos que venir a ser mejores. ¿Qué cambia del fútbol formativo, la exigencia del fútbol en el Atlético de Madrid? Nosotros estábamos preparando jugadores para que compitieran al máximo nivel. Montero ha jugado catorce partidos en el Atlético de Madrid que ha quedado subcampeón de Liga y ha estado jugando la Champions; Joaquín, Mollejo, Camello, Toni Moya, Carlos Isaac. Formamos jugadores. Al final fútbol formativo es la realidad. No tengo la experiencia del fútbol profesional, pero no hay ninguna diferencia, la diferencia es gestionar recursos humanos, transmitirles ilusión y ilusión, conocimiento del juego y capacidades».

Con menos bagaje, incluso en otras categorías, se encuentran Iván Ania y Baldomero Hermoso Herrera 'Mere'. Los dos tienen un bagaje que a lo más que llega es ha partidos en Segunda División B, igual de complicada que cualquier otra, sobre todo por los méritos contraídos. Los dos han logrado este año el ascenso a Segunda División A. El asturiano lo hace con un Racing que descendió en la 2014/15, tras su tercera participación en el playoff en sus cuatro temporadas en la categoría de bronce. El portuense, una 'quinta' menor que el técnico rojiblanco, ha logrado ascender al Fuenlabrada con un currículum en equipos gaditanos y sólo dos temporadas en Segunda B.

Aquí se podría incluir a José Manuel, que con 27 partidos en Segunda A, volverá a dirigir el proyecto del Sporting, al que llegó tras la destitución, la recién concluida temporada, de Rubén 'Pipo' Baraja, así como a Manuel Mosquera, que estuvo las últimas catorce jornadas.

La experiencia, un grado

Del resto de confirmados, Víctor Fernández es la estrella entre los que tienen 'los colmillos retorcidos' en el fútbol profesional. El maño, que dirigirá de nuevo al Real Zaragoza, lleva 633 partidos dirigidos, de los que sólo 26 fueron en Segunda División B y el resto entre las dos primeras categorías del fútbol nacional. Pepe Mel no le anda a la zaga. El madrileño seguirá en la UD Las Palmas, tratando de aportar experiencia. La tiene, con 556 partidos de los que 76 han sido en Segunda B. Álvaro Cervera, que está confirmado en Las Palmas, acumula 423 partidos entre las tres primeras categorías del fútbol nacional. Paco Jémez, que seguirá en el técnico en el Rayo, tiene un currículum con 313 partidos dirigidos en España, entre sus años en Primera y Segunda B.

No están lejos ni Raúl Agné, que será el que dirija la próxima temporada al CD Numancia, tras el acuerdo firmado ayer, o Sergio Egea, que será confirmado en el Real Oviedo. El primero ha dirigido 266 partidos entre las tres primeras categorías y el argentino cuenta con 206 'tomas de contacto' entre Segunda A y Segunda B.

Míchel será el encargado de dirigir al Huesca, tras su periplo de tres temporadas en el Rayo, con sólo una campaña completa, la del ascenso a Primera. Juan Carlos Unzue llega al banquillo de Montilivi para hacer retornar al Girona a Primera, objetivo que también persigue Ramis en su segunda temporada en Segunda con el Albacete. Pacheta vivirá su tercera campaña en LFP, tras haber estado en Primera con el Numancia y Segunda A con el Elche, al que dirigirá por tercera campaña consecutiva.

Esperando técnico están el Málaga, donde Víctor Sánchez del Amo se lo piensa, tras un primer contacto con Caminero, que se produjo hace tres días. Y es que el proyecto del conjunto malaguista no será el mismo por la pérdida ce 'caché' tras ser esta su segunda temporada en Segunda División, tras el descenso que le reportó una suculenta ayuda la recién concluida campaña, inexistente para la próxima.

Lugo tampoco tiene técnico confirmado, aunque se apuntaba a la continuidad de Eloy Jiménez, que fue el que terminó esta última edición liguera.

A la espera

Tenerife y Alcorcón están por confirmar. Ambos pueden tener técnicos almerienses, pues en la isla se habló de Francisco y en la ciudad alfarera de Fran Fernández, aunque para este parecen haber surgido 'enemigos' en forma de aspirantes al banquillo, tras el cambio de propiedad en el equipo de Santo Domingo.