UD Almería

Tranquilidad y respeto

Fran Fernández habló poco del Lugo y pidió más apoyo para los suyos./AGENCIA LOF
Fran Fernández habló poco del Lugo y pidió más apoyo para los suyos. / AGENCIA LOF

Fran Fernández habla poco del Lugo; se centra en pedir justicia para sus jugadores que «merecen más apoyo»

JUANJO AGUILERAALMERÍA

El Fran Fernández más reivindicativo hizo acto de presencia ayer en la sala de prensa del Estadio de los Juegos Mediterráneos para hablar, en teoría, del partido que debe disputar su equipo mañana domingo, desde las ocho de la noche, frente al CD Lugo y ante el que conseguir la victoria reportará además tres puntos que situarán a los rojiblancos más cerca de su objetivo, que no es otro que la permanencia o al menos «superar los 25 puntos. Yo no hablo de los 50». Sin embargo, habló poco del rival, más bien nada, para centrarse en un alegato con un destinatario un tanto 'indeterminado', pues el técnico zapillense no dio nombres a los que dirigir su crítica.

Su discurso lo contextualizó «en una semana que tendría que preocuparnos sobre todo eso -el partido frente al Lugo-, porque tenemos un partido muy difícil contra rival directo, venimos de un buen resultado, una semana que esperábamos que fuese tranquila para prepararlo lo mejor posible porque el partido lo merece, despedirnos de nuestra afición que es lo que queremos de la mejor forma posible». Pero luego fue directo en cuanto al discurso, aunque faltó una dirección a la que lanzar su acusación. «Se está siendo muy injusto con esta plantilla, ya lo dije una vez, lo vuelvo a decir», todo en referencia a algunas informaciones que, según él, «no deben de salir porque no son del todo ciertas. Creo que esta plantilla merece, por el esfuerzo que hace diariamente, muchísimo más apoyo del que está recibiendo».

Además, en su exposición de motivos sobre esa 'inesperada' explicación o petición de apoyo, relató algún motivo como el hecho de que «se ha llegado a decir que mi segundo entrenador con el director deportivo han organizado una cena para hacerme la cama. ¿Pensáis que es fácil de gestionar? Es muy difícil y seguimos. No lo merecemos, sinceramente». Por ese y por otros motivos consideró que «no se está siendo nada justo con esta plantilla, con la dirección deportiva, que ha hecho un trabajo enorme para traer a los futbolistas que hay aquí ahora mismo y creo que las cosas van bien. Que tenemos que estar disfrutando esta temporada. Todavía estamos a tiempo. A ver si lo conseguimos».

Lección

El zapillense se alargó en su exposición, para aleccionar. «Tenemos que ir todos en la misma dirección», dijo, no dejando en el olvido que este «es un año muy bueno deportivamente, después de haber pasado cinco años muy difíciles para todos». En ese sentido, señaló que es «un proyecto nuevo, desde junio, muchísimas horas dedicadas, muchísimo trabajo detrás. Lo más difícil de un proyecto nuevo son los resultados, se están consiguiendo resultados para afianzar ese proyecto de futuro y si queremos crecer tenemos que ir un poco más de la mano. No puede ser que estos futbolistas que están haciendo el esfuerzo y un gran trabajo se les esté dando palos continuamente, no es comprensible, y es muy difícil de gestionar».

De todas formas, fue tajante a la hora de asegurar que quienes lo intenten no lo van a conseguir. «Lo estamos haciendo lo mejor posible, el grupo es una piña, no van a lograr desestabilizarnos, pero es muy difícil. Almería es una provincia a la que le cuesta mucho esfuerzo conseguir cosas y nos va a costar muchísimo esfuerzo salir de donde estamos. Creo que estamos consiguiendo salir y cada vez que salimos un palo. Creo que hay que estar un poco más unidos todos. Cada uno que haga su trabajo como considera oportuno, pero creo que la prensa rosa es una cosa y esto es el deporte y hay que valorar muchísimo más a esta plantilla».

De la misma señaló que «con un presupuesto muy inferior al de temporadas anteriores, están consiguiendo conectar de nuevo con la afición, lo sentimos así, y no sé lo que se intenta, pero no lo van a conseguir». Por eso, expresó convencido que «este partido nos debe servir para seguir reivindicándonos, seguir trabajando como lo estamos haciendo, conseguir que siga esa unión con la afición, a la que lo único que le importa es que el equipo gane y consiga buenos resultados. Vamos por el camino correcto y todos queremos ser ambiciosos y lo somos, pero hay que ir paso a paso. Para que todo salga bien necesitamos que todos vayamos en la misma dirección, si no va a ser muy difícil».

Oportunidad

Ganar al Lugo es una oportunidad de superar la mitad de los puntos que se necesitan para lograr la permanencia, cuando aún quedarían tres jornadas más para el final de la primera vuelta. «Tenemos varios retos para este partido, llevamos varios partidos sin dejar la portería a cero, que creo que siempre ir a remolque y remontando es muy complicado». El rojiblanco abogó, en ese sentido, por «intentar estar más concentrados, sobre todo los primeros minutos. También tenemos ese objetivo de una segunda victoria consecutiva en lo que va de competición y también despedirnos lo mejor posible de nuestra afición, en nuestro estadio, donde estamos siendo un equipo muy peligroso y donde los rivales nos tienen muy en cuenta. Creo que tenemos bastantes retos lo suficientemente importantes para seguir peleando y luchando».

No es de retos a largo plazo, sí de sumar el próximo partido. «Estoy de acuerdo que uno de los objetivos que tenemos es superar esos 25 puntos. Yo no hablo nunca de 50, sí está en el aire que hay que conseguir los 50 lo antes posible, pero no quiero poner metas. Vamos a esperar a llegar al parón de Navidad para ver en qué situación estamos para marcarnos nuevos objetivos, pero el objetivo primordial es mantener la categoría y llegar al ecuador, todavía con algunos partidos por delante de la primera vuelta, sería importantísimo. Nos ha costado muchísimo superar los 20 y queremos superar la de 25 lo antes posible».

De toda su exposición ayer, la única referencia, aunque indirecta, sobre el partido de mañana fue para asegurar que puede haber continuidad porque cree en la 'meritocracia'. Así, afirmó que «Andoni es baja» y que «el once va a ser muy parecido por supuesto al que jugó en Oviedo porque creo que lo merecen. Creo mucho en la meritocracia y los futbolistas que están jugando más minutos es porque lo merecen en el entrenamiento, en el partido. Están rindiendo a un buen nivel y eso hace que los que están fuera tengan que apretar muchísimo más si quieren entrar porque lo tienen bastante complicado».

Sí señaló que en la UD Almería «estamos abiertos a posibles cambios y lo más importante es que el que jugador que entra, como pasó con Iván Martos la semana anterior, dio muy buen nivel y se ha merecido seguir en el once».

Y es que la relación del nivel de comportamiento del equipo tiene que ver con la aseveración expuesta días pasados por René Román, que aseguró que esta UD Almería no tiene techo. «Creo que debería de ser un punto de tranquilidad el ver que se están consiguiendo resultados, que sobre todo cuando tu trabajo sale adelante hay cierta satisfacción y confianza, que es fundamental, y el grupo tiene confianza. Este equipo no sé el techo que va a tener, pero sí creo que vamos creciendo paulatinamente y que tenemos que seguir creciendo muchísimo, pero no nos ponemos ningún objetivo. Sé que por lo pasado estamos con el miedo de mirar abajo, pero por qué no vamos a mirar para arriba. Vamos a ser ambiciosos, vamos a intentar ganar el siguiente partido que es el que te da los puntos y vamos a ver dónde estamos», sentenció.