UD Almería

Tiempo de cambios

El último once de la UD Almería, presentado en La Rosaleda./LOF
El último once de la UD Almería, presentado en La Rosaleda. / LOF

Los rojiblancos son el tercer equipo de la Liga SmartBank con más capacidad de gasto, sólo superados por Girona y Rayo Vallecano | La UD Almería tendrá un tope salarial que casi triplica el del año pasado

Juanjo Aguilera
JUANJO AGUILERA

Hasta finales de julio a nadie le entraba en la cabeza que la UD Almería de la temporada 2019/20 podría tener un tope salarial con dos dígitos en millones de euros. El equipo almeriense nunca ha llegado a una cifra como la que ahora tendrá para cubrir el presente año deportivo. Cuando el día 2 de agosto, se realizó el traspaso de poderes de Alfonso García a Turki Al-Sheikh, se anunció el nacimiento de un Almería nuevo y parece que así es porque, a lo deportivo -el Almería ocupa la segunda posición en la clasificación a dos puntos del liderato y con un ilusionante inicio de temporada basado en la solidez que muestra-, se une ahora el aspecto económico. Los rojiblancos tienen casi el triple de límite salarial si se compara con el de la pasada temporada. Entonces dispuso de 6,988 millones de euros por los 18,122 millones de la presente temporada.

Comparación de los topes salariales de la LigaSmartBank.
Comparación de los topes salariales de la LigaSmartBank. / IDEAL

Y aunque no es el más alto de la categoría, como anunció sí que es el más alto en la historia de la UD Almería desde que, en la temporada 2013/14, la Liga de Fútbol Profesional instauró esta medida de control económico, con la que el organismo presidido por Javier Tebas pretendía conseguir un fútbol más justo, en el que los conjuntos no se endeuden y, simple y llanamente, sólo gasten lo que pueden gastar. Su arma es, además de la vigilancia exhaustiva de las cuentas, determinar cuánto puede gastar, como máximo, una entidad en todo lo relativo a los gastos de su parcela deportiva.

Más dinero

El Almería ha visto ampliado en casi el triple el tope salarial con el que trabajó la pasada temporada en la que dispuso de 6,9 millones de euros, con lo que se aproxima a las previsiones expuestas por los directivos del club almeriense en sus últimas comparecencias de tener uno de los límites salariales más altos de la categoría. Mohamed El Assy, director general de la entidad, explicó en su última comparecencia que «creo que va a ser el límite salarial más alto en toda la Segunda División». Sin embargo, las cifras con las que trabajará la UD Almería en la presente temporada será de 18,1 millones de euros por los 29,2 del Girona y los 19 con los que trabajará el Rayo Vallecano. Los rojiblancos superan incluso al otro equipo que descendió de Primera División, el Huesca, que casi dispone de dos millones menos de tope salarial con respecto al de la UD Almería.

La entidad rojiblanca, propiedad de Turki Al-Sheikh, ha llevado a cabo un buen número de fichajes hasta el pasado 2 de septiembre, fecha en la que se cerró el mercado, si bien es cierto que el pago de traspaso, en la mayoría, se acometerá la próxima temporada, ya que la mayoría de los jugadores llegados son cedidos con opción de compra.

Mucha diferencia

Nada tienen que ver las cifras con el capital con el que la UD Almería ha debido trabajar en campañas anteriores. Ni tan siquiera cuando estuvo por última vez en Primera División tuvo tanto poder económico, en cuanto al límite salarial, como ha pasado ahora. Como queda dicho, es en la temporada 2013/14 cuando LaLiga se plantea imponer este control para favorecer el 'fair-play' financiero y evitar 'chascos' -que no lo ha conseguido y el Reus es el último ejemplo-.

LAS CIFRAS

216,266
Son los millones de euros que pueden gastarse los equipos en la categoría de plata del fútbol español, lo que supone un aumento de 28,848 millones con respecto al montante de la pasada temporada.
11,134
Son los millones de más que tiene la entidad rojiblanca como límite salarial con respecto al de la pasada temporada para afrontar la campaña 2019/20.

Así, en aquella campaña 2013/14 como en la siguiente, hubo un tramo de límite salarial fijado entre los 11 y los 14 millones. El fijado para los dos años, para el conjunto almeriense, fue de 11,4 millones, el más bajo de los equipos de la categoría.

Fue, con el descenso a Segunda División A del que se quiere salir en la presente temporada, cuando el Almería pasó a ser el equipo con más capacidad de gasto de la categoría, aunque nada comparable con lo vivido en las últimas tres temporadas. Aquella UD Almería tuvo 9,77 millones de euros de tope salarial, tres millones más que el segundo, que era el Real Zaragoza. A partir de ahí, para los indálicos, un declive que no le ha permitido ir más allá de los seis millones. Porque, en la temporada siguiente, la 2016/17, casi contó con la mitad de aquella cifra 'récord' de los unionistas en la 2015/16. Mientras al Rayo Vallecano, Getafe o Levante se les premiaba su 'descenso' con cifras por encima de la decena -13,3, 12,9 y 10,4-, a la UDA, salvada con el sonido de la campana cerca, le 'dejaron' sólo 5,3 millones como tope salarial.

La mejoría en la clasificación, que no en el sufrimiento, deparó el aumento de 1,1 millones de euros con respecto a aquella campaña, mientras Barça B, con un límite de 18 millones -al ser filial era el asignado por el primer equipo-, encabezaba una propuesta que tenía al Granada, con cien mil euros menos, como 'líder de los terrestres'.

El año pasado, fue el Málaga el que lideró la tabla, con 25,245 millones, mientras otros equipos como la UD Las Palmas o el Deportivo de La Coruña, también descendidos de Primera, tendrían un bolsillo con 19,284 y 18,513 millones de euros, respectivamente. La UD Almería era el décimo, en límite de gasto, con 6,988 millones.

La felicidad no casa

De todas formas, los 18,1 millones de euros, que permiten contar con una plantilla que aspira al ascenso, no suelen casar con los logros deportivos. Por ejemplo, si se compara el límite de gastos con los logros deportivos en estos últimos años en Segunda División A, hay ejemplos para no agarrarse a eso como la 'salvación' a su propuesta futbolística.

Así, en la 2015/16, ascienden Alavés, Leganés y Atlético Osasuna. Los alavesistas tenían el séptimo mejor presupuesto; el cuadro pepinero era el octavo en lo 'económico' y el conjunto rojillo ocupaba la décima posición, en esa misma clasificación.

En la 2016/17, hubo más igualdad entre ambas 'clasificaciones'. Subieron Levante, Girona y Getafe. Los azulgranas tenían el tercer mejor presupuesto de gastos; los gerundenses, que habían fracasado en el intento una temporada antes al perder el playoff la final contra Osasuna, tenían el quinto tope salarial, mientras los azulones gozaban del segundo mejor límite de gasto.

En la 17/18, el ascenso a Primera División fue para Rayo Vallecano, Real Valladolid y SD Huesca. El conjunto rayista era el mejor de todos en lo económico, con el sexto puesto y un límite de 8,3 millones. El Real Valladolid, que logró ascender en el playoff superando al Numancia, ocupaba la undécima plaza con 5,2 millones, mientras los oscenses aparecían en el 'furgón de cola', en la decimoctava posición con sólo 5,3 millones de euros.

Y, por último, en la pasada campaña, el ascenso fue para Osasuna, con el cuarto mejor límite salarial, con 11,118 millones; Granada, que era sexto, con 9,543 millones, y RCD Mallorca, que acabó ascendiendo en el playoff, con un presupuesto de gasto de 6,928 millones, que era el undécimo, peor incluso que el que ostentaba la UD Almería.

Referencias a tener en cuenta para la temporada liguera que lleva sólo cuatro jornadas celebradas y, aunque ya se sabe que el dinero no da la felicidad, sí es verdad que puede ayudar a conseguirla.