Almería B

Sentencia firme de descenso

El golazo de chilena de Igor Engonga puso el empate en un partido en el que otra vez faltó acierto y la derrota sentencia el descenso./FELIPE ORTIZ
El golazo de chilena de Igor Engonga puso el empate en un partido en el que otra vez faltó acierto y la derrota sentencia el descenso. / FELIPE ORTIZ

El Almería B merece más, pero peca de falta de gol y se despide de la categoría

JUANJO AGUILERAALMERÍA

El Almería B tendrá cuatro jornadas para despedirse de la categoría épicamente conquistada la pasada temporada. Ayer, ante un CD Badajoz que se jugaba mucho por conseguir puntos en su pelea por no perder la estela del cuarto clasificado, el cuadro rojiblanco volvió a exhibir su nula capacidad cara al gol que ha mostrado desde el comienzo de temporada. De hecho, tuvo ocasiones para haberse adelantado en un par de ocasiones, pero el primer error en defensa sirvió para agarrarse al tren del descenso, no certificado pero 'confirmado' desde hacía ya muchas jornadas. Aún así, luchó, tras verse superado pronto con el gol de Éder, contrarrestado por un golazo de Igor Engonga.

Sin embargo, la siguiente concesión, cuando el Badajoz empezó a empujar por encontrar un resultado que le mantuviera las opciones por estar en la pelea por el playoff, acabó en el gol de Francis Ferrón que aunque no le bajó los brazos a los de Esteban Navarro sí que provocó una lucha sin respuesta, como ha sucedido en casi todos los partidos del campeonato.

Golazos

Aunque el balón fue del CD Badajoz, el filial rojiblanco, a la contra, trató de dar vida a sus remotas opciones de permanencia, por la vía de la promoción. En el minuto 4, un buen centro de Alberto Toril, desde la banda derecha, dejó solo a Cristian Herrera, pero el intento de remate fue tan defectuoso que no fue capaz de conectar con el cuero cuando lo tenía todo para haber inaugurado el marcador. Así, en el minuto 9, el que tuvo la ocasión de marcar fue Lin, tras un centro de Dani Hernández, pero Mario Gómez impidió el remate franco del rojiblanco, en una fase de partido en la que al equipo pacense le perjudicó la pronta lesión de Kamal.

El Badajoz no estuvo suelto, careció de acciones de peligro y el que sí las tuvo fue el Almería B que, en el minuto 14, pudo encontrar portería en otro servicio desde la derecha que el jugador chino disparó al lateral de la red. Y, curiosamente, en la segunda llegada clara del equipo pacense llegó el gol. Antes, en el 17, pudo marcar David Martín, pero su disparo lo despejó Jero Lario. En la continuación de la jugada, Petkoff puso un buen centro que lo aprovechó Éder para, libre de marca, cabecear al fondo de las mallas.

Se sintió cómodo el conjunto albinegro, a la espera de aprovechar la endeblez de la UD Almería B, pero los de Esteban Navarro se crecieron ante la adversidad para, en el minuto 27, poner las tablas como consecuencia de un remate en chilena que nació en un balón sacado de banda por Antonio Navas que remató el propio central rojiblanco, el balón quedó en el aire, no se entendieron ni Eneko ni Éder, y el capitán rojiblanco emergió para hacer un golazo.

Control del filial

El tanto descargó de tensión al filial, que encontró el equilibrio para meterse en el partido. Sin embargo, los errores en la entrega impidieron una mejor respuesta. Tampoco estuvo 'ducho' el conjunto extremeño, moviendo el balón atrás, pero sin acierto en el último pase, por el orden defensivo, que también expuso el equipo de Nafti en defensa. Con ambos equipos abusando del balón colgado, las defensas se impusieron a las delanteras antes de llegar al descanso.

En el inicio de la segunda parte, metió presión el cuadro pacense, por aquello de la obligación. Dio un paso adelante y, en el 48, Éder no pudo aprovechar un gran balón entre líneas de Higón, pero Igor Engonga se anticipó para evitar el gol albinegro, como sucedió un minuto después en otra llegada pacense.

Tras esos minutos, tomó el peso del partido el conjunto rojiblanco, con llegadas, pero sin acierto en el pase final, buscando la velocidad para romper con el orden expuesto por el conjunto de Mehdi Nafti, que buscó la contra para sorprender. Así, en el 67, el que la tuvo fue Francis Ferrón, pero Jero Lario respondió con una gran intervención cuando el delantero pacense le encaró en el uno contra uno.

Sin gol

La entrada de Darío Guti dio vida al filial. De hecho, a los pocos minutos, dispuso de una ocasión clara en la que el rojiblanco encaró a Kike Royo y el disparo del vicario lo tocó lo justo el meta pacense para enviar el balón a saque de esquina, en el minuto 70, evitando así que el equipo de Esteban Navarro se adelantara en el marcador, en una fase en la que al equipo pacense se mostró atenazado por la presión del resultado. La entrada de Candelas desatascó al Badajoz. Él inició la jugada, en el 76, para, tras un centro de Eneko, ser Francis Ferrón el que 'amagó' el balón y la alojó, de gran disparo, dentro de las redes del filial.

Lo intentó el Almería B, con la entrada de Javi Moreno, que dio velocidad, pero que no permitió encontrar el pase final para, cuando menos, alargar la agonía. La derrota es una sentencia firme, que devuelve al filial a la Tercera División, tras una temporada en la que ha pagado caro el 'descenso' en el nivel de confección de la plantilla, a la que le quedan cuatro partidos más para competir con honor.