UD Almería

Rocha salda una deuda

David Rocha fue presentado 'unos meses después de lo previsto' por Miguel Ángel Corona, pues pudo venir en verano./J. J. A.
David Rocha fue presentado 'unos meses después de lo previsto' por Miguel Ángel Corona, pues pudo venir en verano. / J. J. A.

David Rocha está en Almería porque «uno prefiere venir donde realmente se siente querido»

JUANJO AGUILERAAlmería

El Almería tiene, unos meses más tarde de cuando se lo propuso, a David Rocha. El extremeño, cuando dejó el Oviedo sonó para jugar en la entidad rojiblanca, pero se decantó por hacerlo en el Nàstic. Pasada la primera vuelta, es nuevo centrocampista de la UD Almería y los es porque «ya en verano había hablado con Miguel Ángel -Corona- durante mucho tiempo y en cuanto me llamó y vi la posibilidad de salir del Nàstic... Uno prefiere venir donde realmente se siente querido, donde realmente apuestan por él. Tenía esa pequeña deuda con él de este verano y la verdad es que fue todo fácil y rápido y lo tuve claro desde el primer momento que me llamó».

Miguel Ángel Corona, encargado de presentar a un jugador que lucirá el número 23 -el único que hay libre por ahora-, anunció que, con su llegada, se suma experiencia a un equipo con una media de edad joven. «Sumamos también experiencia, que este año hemos hablado que tenemos una plantilla con una media de edad muy joven y seguro que va a ayudarnos mucho en ese apartado emocional y que necesitan nuestros jóvenes de apoyo y de sentirse protegidos con jugadores de más experiencia», señaló.

Llega dispuesto a jugar. Lo aseguró el director deportivo de la entidad indálica y lo corroboró el propio jugador. «Yo vengo entrenando con normalidad estas últimas semanas y me encuentro bastante bien físicamente. Si el míster considera que tuviera que tener algunos minutos o participar el próximo viernes estoy a entera disposición de él», apuntó.

A sumar

David Rocha tiene claro a lo que viene a la UD Almería. «Vengo a sumar, a ayudar, a ser uno más. Cuando me toque participar intentar darlo todo y cuando me toque participar menos, como ha dicho Miguel, ayudar al compañero. Es una plantilla joven que ojalá nos toque jugar partidos bonitos de aquí a final de temporada, a sumar ese granito de arena». Apostilló en ese sentido que «para que un equipo esté arriba tenemos que tener esa competitividad sana interna. En este caso están jugando Yan -Eteki- y César -De la Hoz-, pues que Sergio -Aguza- y yo les apretemos al máximo para que ellos no se relajen, que mantengan ese nivel y el día que nos toque jugar estar más que preparado para seguir manteniendo el nivel».

Llega a la entidad por una temporada, sin más cláusulas. «Yo vengo con la intención de estar aquí más tiempo y es algo que ya hemos hablado durante estos días que hemos estado hablado por el tema del contrato. Hoy día, con el tema de la Liga y límites, hay muchas restricciones que te hacen ir con el freno de mano. Si la cosa va como todos deseamos, ojalá pueda estar aquí más tiempo».

Apuntando que «las sensaciones muy buenas», David afirmó haberse encontrado «un grupo muy sano, con ganas de hacer las cosas bien. Sabemos que la categoría es muy igualada y no te permite relajarte nunca». Señaló igualmente, que tras hablar con el técnico «un par de ratitos», no le ha pedido cosas distintas a las que ya hacía. «Intentar tener el balón, ser intenso en la presión cuando el equipo pierde pelota, ir hacia delante, siempre para intentar robar lo antes posible el balón». Eso en lo 'gordo', pero también algunos otros aspectos «tácticos que el equipo viene haciendo, como en salida de balón le gusta que el pivote se meta en línea de tres para ser un equipo protagonista que tenga superioridades, pero durante esta semana iré viendo un poco más las cosas que trabaja, porque prácticamente solamente entrené el viernes con todos los compañeros y hoy -por ayer- con los que menos participamos. Así que ahora esta semana será una semana importante para ir cogiendo conceptos».

Las sensaciones

El extremeño dijo llegar a un equipo del que le gustan las formas que ha visto. «Ya desde fuera me gusta ver muchos partidos de la categoría y tenía un poco la sensación de que es un equipo con muchísima ilusión, con gente que debutaba en la categoría pero sobradamente preparada y que estaba trabajando muy bien, que tenía las ideas claras de lo que quería».

Ayer desarrolló su segundo entrenamiento con los que ya son sus compañeros y no cambió su forma de ver las cosas. «Llevo dos entrenamientos con los compañeros y me reafirmo en eso que pensaba, es un equipo que tiene ambición, que por esa ambición el otro día se nos escapó un punto porque el míster quiso ir a por el partido y nos fuimos arriba y al final fuimos un equipo valiente que a veces sale bien, otras veces sale mal, pero al final eso será más positivo que negativo. Un equipo que quiera ser protagonista como lo está siendo la UD Almería en todos sus partidos pienso que a la larga te da más puntos que te quita».

Lo que sí expresó tener muy claro es que no hay nada hecho. «Mi sensación es que vengo a un equipo que está haciendo las cosas bien y no hay que olvidar que viene de unos años también en los que le ha tocado sufrir y creo que se ha encauzado un poco por la forma de trabajar y el objetivo. La categoría es tan igualada que sería un error plantearse objetivos más allá de lo que no sea el corto plazo».

Puso ejemplos. «El Elche hace dos temporadas, faltando ocho jornadas tenía 42 puntos, nadie pensaba que iba a descender y al final bajó. Pienso que hay que ser realista, sumar los 50 lo antes posible porque a día de hoy solamente hay tres equipos en la categoría que se pudiera permitir ese lujo de no pensar en otra cosa más, que son los tres que bajan de Primera, que tienen una ventaja enorme respecto a los demás». Por eso, su meta prioritaria habla de conseguir los puntos y luego ya se verá. «Tenemos que sumar lo antes posible los 50, ojalá los sumemos pronto que si somos capaces de tener tiempo por delante podemos ser un equipo peligroso en los últimos meses de competición».

Sin carné de identidad

El ya jugador rojiblanco no se ve sorprendido por el hecho de que la mayoría de jugadores sean de Segunda B, es más, dijo verlo como algo a lo que se le puede sacar partido. «Yo tengo una experiencia personal que fue el primer año del Nàstic en Segunda, que éramos prácticamente casi todos de Segunda B y al final ese equipo jugó playoff a Primera. Tenemos la experiencia de este año del Mallorca, que es un equipo que también tiene la base de Segunda B».

Más que de nombres, los resultados dependen del trabajo. «Los equipos que están ahí, bien trabajados, que compiten, porque esta es una categoría en la que hay que competir todos los partidos, son los que son capaces de sacar resultados y el Almería empezó un poco dubitativo la temporada, con rivales duros como Cádiz u Osasuna, fuera de casa, pero una vez que le cogió el pulso a la categoría y fue capaz de encadenar dos o tres partidos perdió un poco ese nerviosismo y ese respeto que se le tiene a otros equipos y la verdad es que está haciendo las cosas muy muy bien y hay que seguir por esa línea», sentenció.