Este contenido es exclusivo para suscriptores

Suscripción Semestral + 2 Entradas Cine Megarama (valoradas en 13,60euros), ahora por 24'95euros

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoNuevas secciones y más contenidos exclusivosLectura más amable y sin interrupcionesNueva app exclusiva sin publicidadNewsletters personalizadasEl Club: Ventajas, sorteos y actividades.
UD Almería

El 'revulsivo' quiere más en la UDA

Chema Núñez ha tenido minutos partiendo desde el banquillo hasta en quince encuentros esta campaña./AGUILERA
Chema Núñez ha tenido minutos partiendo desde el banquillo hasta en quince encuentros esta campaña. / AGUILERA

Chema Núñez espera que su papel saliendo del banquillo cambie para ser titular

JORDI FOLQUÉ

Solamente ha sido titular en dos partidos de todo el campeonato liguero. Podría parecer una cifra muy pobre o de un jugador que no haya tenido ninguna trascendencia en el juego del Almería. Que no le haya dado tiempo a que fuera 'puntuado' cada vez que ha saltado al terreno de juego. Que no cuenta con el beneplácito del cuerpo técnico. Que cualquiera ha podido tener más importancia que él a la hora de conquistar alguno de los 31 puntos con los que cuenta la UDA en este momento del ejercicio. Que su presencia no deja de ser residual. O que a la hora de nombrar a algún jugador de la plantilla, su nombre no viene a la mente de una manera rápida y con argumentos.

Pero es todo lo contrario. Con dos titularidades es uno de los que más presencia ha tenido en cuanto a partidos disputados. Porque Fran Fernández lo ha metido en el terreno de juego en otras quince ocasiones. Siempre con una idea muy clara. Bien el buscar el hueco que nadie más ha encontrado para lograr un resultado positivo que se resistía hasta ese momento o, también, para que el encuentro fuera todavía más positivo a los intereses rojiblancos y se pudiera sentenciar.

Ambas situaciones se han dado a lo largo de la campaña. Ponerlo para que se jugara a lo que quería el protagonista que estuvo ayer en la sala de prensa del Estadio de los Juegos Mediterráneos una vez terminado el entrenamiento. Chema Núñez fue decisivo contra el Málaga, pese a que no fuera el autor del gol que supuso el empate. Al '8' no le hace falta ser el ejecutor final para que su presencia en el campo sea valorada. Porque el ritmo necesario lo pone. Porque encuentra el hueco para que un compañero tenga superioridad. Porque es un jugador diferente. Como ha demostrado ya en distintos partidos.

Sin ser, todavía, un fijo en la pizarra de Fran Fernández. La que es complicado entrar y muy difícil salir. Tal y como insiste el técnico al hablar de 'meritocracia'. Hasta la fecha, ha preferido darle la titularidad a Juan Carlos Real. El gallego es el media punta elegido. Por lo que Chema debe empezar en el banquillo y esperar el desarrollo del encuentro. Uno u otro. Pero el sevillano se ve jugando al lado del exjugador del Tenerife. «Es bueno tener una gran competencia e intento hacerlo de buena manera para lograr un puesto en el once. De él se aprende día a día en los entrenamientos como del resto de compañeros», dijo.

Revulsivo

Una opción que permitiría que no se le considerara como el revulsivo del equipo. Una etiqueta que no la quiere. «El papel de revulsivo no lo tomo así. Estoy aquí para aportar mi grano de arena en lo que me pide el míster. Como todos mis compañeros quiero jugar de inicio y por supuesto puedo jugar con Juan Carlos, con quien cualquier jugador se entiende con facilidad», insistió para dejar claro que espera un papel más importante y con más minutos en esta segunda vuelta del campeonato liguero.

Una parte de la competición en la que sabe que, cada vez, será más complicado sumar puntos. «En la segunda vuelta los equipos suelen apretar un poco más y van a intentar conseguir su objetivo lo antes posible». Como busca hacer el próximo rival de los rojiblancos. «El Numancia viene con una buena dinámica y estamos para romperla. Como también la nuestra de cuatro partidos sin ganar».

Porque, pese al empate en Málaga, el Almería no está en una buena dinámica de resultados. Con tantos empates que lleva el equipo, la balanza se puede mirar del lado que se quiera y Chema fue crítico para analizar lo que les está faltando para sumar la octava victoria de la actual Liga 1|2|3. «Lo que nos está faltando es un poco de acierto de cara al gol. Estamos creando bastantes ocasiones. En algunos partidos no hemos tenido tantas, pero no así en los últimos. Cuando afinemos y cojamos confianza de cara a portería llegarán los resultados», valoró pensando en lo que puede ser lo que resta de competición.

Fue crítico con la situación del equipo, en cuanto a que no se logran victorias, como también lo fue con él mismo. Preguntado por si el partido en Málaga le sirvió para salir reforzado, cambió la frase para reconocer que «llevaba varios partidos en los que no estaba a mi mejor nivel. Así que me vino bien anímicamente». Que espera se vea reflejado este fin de semana. «Trabajo día a día para que el míster cuente conmigo el máximo tiempo posible y me gustaría tener más continuidad, pero no es decisión mía y estoy para lo que el míster decida», señaló.

Y Fran Fernández decidió sacarlo en La Rosaleda teniendo dos delanteros a la vez. Un cambio de estilo tras la llegada de Demirovic. Salió bien la jugada. «Me dio más libertad, ya que estaban fijando a los dos centrales y no salían a por nosotros. El míster me pidió que jugara por banda para asociarme por dentro y que Corpas tirase por fuera y el plan salió como esperábamos». Con el gol de Luis Rioja, en el último minuto, que dio premio a lo realizado en el segundo tiempo por los rojiblancos.

Ahora, esperando la decisión del domingo. La de medirse a un Numancia que está justo por debajo de los almerienses en la clasificación. A los que ganaron en la primera vuelta en Los Pajaritos. «Es un gran equipo que nos pondrá las cosas difíciles. Ellos proponen bastante con balón y tendremos que hacer un trabajo bastante físico en la presión. Ahí estará la clave del partido», reconoció Chema Núñez.

Para romper la racha de cuatro partidos sin ganar y, además, la de no haberse impuesto todavía a ningún equipo que iniciaba el partido ante la UDA por debajo de los rojiblancos en la clasificación. «El equipo quiere ganar y más en casa. Estamos haciendo un gran trabajo y pronto se logrará ante los nuestros».

Un triunfo lo considera fundamental para ya poner una distancia con el descenso importante y acercarse a los puestos altos. Para que todos los elogios a su trabajo colectivo se vea reflejado en la tabla. «La verdad que llevamos varios partidos en los que el equipo merece mucho más de lo que nos llevamos en puntos, pero a base de trabajo y ganas llegarán. Es el momento de dar un golpe sobre la mesa y ganar en casa de nuevo».

Para estar más cerca «del objetivo de la salvación. El que nos marcamos al principio de la temporada y deseamos lograr cuanto antes».