UDA | El rival

La revelación de la temporada llega al Mediterráneo

Dani Torres, en una jugada del partido de Liga de Segunda División entre el Sporting y el Albacete./ARNALDO GARCÍA
Dani Torres, en una jugada del partido de Liga de Segunda División entre el Sporting y el Albacete. / ARNALDO GARCÍA

Aunque el objetivo era seguir en Segunda, la regularidad a lo largo de toda la temporada ha provocado que ahora todo gire en torno al ascenso a Primera

JAVIER GÓMEZ GRANADOSAlmería

El Albacete arrancó el campeonato con el objetivo de salvar la categoría de la forma más holgada. Y tanta holgura le puede llevar, incluso, a conseguir el ascenso. Una campaña extraordinaria en la que prácticamente todo le sale bien a los manchegos. Con Ramis en el banquillo, la conexión técnico y jugadores es total. Al igual que ocurre en la UDA, Ramis apenas cuenta con un bloque de catorce o quince futbolistas, dando mucho menos protagonismo al resto.

En la portería el titular es Tomeu Nadal. El de Manacor suma prácticamente todos los minutos de juego, excepción hecha de noventa que acumula Caro. Las buenas temporadas de Nadal así como sus cualidades bajo palos, mostrándose muy seguro durante todo el campeonato, disiparon muy pronto cualquier duda de Ramis en esta demarcación.

En defensa, Arroyo y Tejero son los que más cuentan para el técnico tarraconense. Suman prácticamente todos los minutos. Arroyo, con treinta años, aporta experiencia y saber estar. Lidera la defensa manchega. Tejero, un joven que perteneció al Castilla de Zidane, pasó del papel de complemento defensivo a titular indiscutible. En el costado izquierdo aparece Fran García, joven con mucho recorrido y capacidad de sacrificio en sus labores defensivas. A su lado, José Antonio Caro, criado en el Betis y procedente del Córdoba, aporta también mucha experiencia y contundencia. Una figura muy importante es la del argentino Santiago Gentiletti ya que, por su polivalencia, puede jugar en el lateral izquierdo, de central y también en el centro del campo. Fran García, Tejero y Caro también cuentan, aunque algo menos, con el reconocimiento de su entrenador en forma de minutos de juego.

Dibujo táctico

Al ex técnico rojiblanco le gusta utilizar un dibujo 4-1-4-1. También un sistema 4-4-1-1, dependiendo de las circunstancias del momento. En todo caso, la puesta en escena no varía mucho, entre otras cosas porque tampoco es que haga muchas rotaciones y, al margen de la modificación sobre el césped o de la pretensión de una mayor o menor presión o atención en defensa, lo cierto es que el Alba suele jugar a casi lo mismo en todo momento.

En la zona ancha hay mayor disputa que en la retaguardia. Susaeta, Bela, Febas y Eugeni son los que se reparten el protagonismo en la sala de máquinas manchega. Especialmente importante es la labor del jovencísimo Febas, cedido por el Real Madrid y con una calidad extraordinaria. Coincidió con Ramis en su etapa de juvenil en el club blanco. También experimentado es el veterano Néstor Susaeta, primo de Markel Susaeta, con amplias prestaciones para jugar en distintas parcelas del mediocampo, especialmente en el extremo, donde desarrolla todas sus virtudes de velocidad, desborde y juego asociativo. El catalán Eugeni es lo que se conoce como un «box to box», un todoterreno con fuerza y que ocupa mucho espacio en el césped. Cedido por el Huesca, está mostrando mucha implicación para tener, pronto, su oportunidad en Primera División.

Ataque letal

Por delante de la línea de cuatro aparece un hombre de enganche con el delantero. Esta función la puede hacer el francés, también con nacionalidad congoleña, Bela, aunque esta temporada no está al nivel esperado, circunstancia por él mismo reconocida. Aún así, cuenta con minutos y Ramis no le olvida. Esa labor también la hace Zozulia, conocido por su extraño affaire con el Rayo Vallecano que le descentró durante algún tiempo, aunque ahora, con Ramis en el banquillo, ha vuelto a su mejor forma sumando diez goles aunque, por diferentes circunstancias, la polémica siempre le acompaña. Además, el albanés Rey Manaj y Acuña también gozan de minutos sobre el césped aunque su contribución anotadora es mucho menor de la esperada.

El Albacete es, sin duda, la revelación de la temporada, el conocido como «tapado» en cada campeonato. Los méritos para el ascenso son enormes, sobre todo por el nivel de los rivales entre los que se han incrustado. La moral y la confianza en el ascenso, pese al reciente tropiezo con el Granada que le alejó del ascenso directo, siguen intactas para lo que está por venir.