ideal.es
Viernes, 4 julio 2014
claros
Hoy 21 / 24 || Mañana 19 / 24 |
más información sobre el tiempo

Canal Almería

Actualidad
ud almería | SD Huesca (2-1)
UD Almería buscó matar el partido en los primeros minutos de la segunda parte
5 de noviembre de 2011
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
JUANJO AGUILERA | .-

El Almería consiguió lo que estaba previsto y logró una victoria que le permite seguir en la segunda posición y acercarse al líder, el Hércules, que ha perdido en su visita a Girona. Los rojiblancos, que tenían un partido a priori sencillo, fueron superiores hasta el final, pero también es cierto que acabaron pidiendo la hora, para no ser menos que en otras ocasiones. Pero el partido fue siempre del conjunto rojiblanco, que dispuso de ocasiones para haber llegado más 'suelto' al final del encuentro. Sin embargo, no las aprovechó. Aún así, Leo Ulloa ya se había encargado, de suavizar las tensiones, con sus goles en el 14 y en el 64, éste de penalti.

El comienzo del partido dejó bien claras las intenciones de ambos equipos. El Almería, que al final tuvo que prescindir de Michel Macedo que se resintió en el calentamiento, tuvo el balón y, con él, trataba de crear superioridad en banda para tratar de encontrar la fórmula para deshacer la muralla planteada por un Huesca cuyo propósito no era otro que el de impedir la circulación de balón, pero con 'topes', sin pasar de medio campo. Por eso, el partido estaba siendo de toque almeriense y muy físico del conjunto oscense, obligado a quitarle el balón al conjunto rojiblanco.

Durante el primer cuarto de hora, casi nada. Sólo un par de salidas a la contra del Huesca que no llegaron a nada y el gol rojiblanco. La acción la inició por la izquierda Aarón Ñíguez, que buscó un centro chut que Cabrero no atajó y se le quedó a Aleix Vidal. El catalán habilitó a Leo Ulloa que, con la caña puesta, la puso en el fondo de las mallas del Huesca y comenzaba a plasmarse el guión.

Pudo cambiar, de todas formas, en la siguiente acción, porque el conjunto oscense, sin demasiadas alegrías tampoco, buscó la rapidez y el disparo de Tariq se marchó por encima del larguero de la meta de Esteban. Poco más hubo.

El partido comenzó a jugarse a un menor ritmo, con un conjunto almeriense imponiédonlo, tocando el balón y no dejando al Huesca capacidad para la reacción y sólo pendiente de presionar para recuperar la pelota, sin demasiada fortuna. A los almerienses, sin embargo, les faltó cerrar en gol los acercamientos, pero no hubo acierto en el último pase. Ahí, a los rojiblancos les faltaron metros ante un rival que se estaba mostrando duro. En el 25, la acción fue de Rafita sobre Aleix Vildal, pero éste, que consiguió deshacerse del portero, se quedó sin campo para controlar y marcar.

En el 37, la ocasión más clara, casi como la del gol, pero iniciada en el centro del campo con un pase perfecto de Soriano en profundidad que lo enganchó Aleix Vidal y, cuando se dispuso a centrar, Leo Ulloa se llevó a los centrales y el catalán buscó a Verza, cuyo disparo se fue al palo izquierdo de la meta de Cordero, en la que fue la última ocasión de la primera parte.

A matar

Por la cabeza de los componentes de la UD Almería se pasaron las malas experiencias de los empates en los últimos minutos de partidos anteriores y buscó matar el partido en los primeros minutos de la segunda parte. Soriano, otra vez en el arranque, puso un balón perfecto para Aarón, que centró al segundo palo y Verza trató de definir de la mejor manera, con un balón raso que Cabrero despejó a córner y, en la siguiente acción, se pidió un penalti por derribo a Leo Ulloa.

El Huesca ya había cambiado su forma de jugar, pues en el descanso quitó a Toni para dar entrada a Vázquez y jugar con un esquema más 'ofensivo'. Sin embargo, con ese 1-4-1-4-1, no ganó muchos más metros que antes, pese a que los almerienses habían retrasado sus líneas, para no perder las costumbres.

En fútbol, de todas formas, el hecho de estar atrás no significa perder el referente de la portería. El peligro siguió siendo del conjunto almeriense, tratando de matar el choque a la contra. En el 61, Leo Ulloa controló un pase en profundidad y buscó la meta de Cordero. Dribló a Josetxo, pero no pudo hacer lo mismo con Cabrero, que detuvo el disparo del almeriense.

Estaba buscando el gol la UD y lo encontró en el 64 porque tres minutos antes Cabrero cometió un claro penalti sobre Aarón, que controló y lo buscó, y Leo Ulloa, al que no le tembló el puso, puso el balón en el fondo de las mallas.

El partido estaba controlado, aparentemente, por la UD Almería, que siguió buscando un gol más. En el 77 pudo conseguirlo, pero el córner puesto al corazón del área acabó con un remate de Soriano que se marchó fuera.

Pero un partido del Almería sin sufrimiento no es un partido. En el 84, una subida por banda acabó con centro del área y penalti de Michael Jakobsen que Camacho aprovechó para poner el partido 'tenso'. Aún así, el Almería tuvo ocasión de aumentar distancias, en el 88, porque Bernardello no aprovechó su disparo desde fuera del área, ni en el 91, cuando Goitom se encontró con la presencia de Roberto, que detuvo el peligro.

UD Almería: Esteban; Rafita, Carlos García, Jakobsen, Dani Bautista; Bernardello, Verza; Aleix Vidal (Corona, m. 89), Soriano, Aarón (Omar, m. 73), y Leo Ulloa (Goitom, m. 76).

SD Huesca: Cabrero; Clavero, Corona, Josetxo, Rivas, Toni (Vázquez, m. 46); Sorribas (Sastre, m. 64); Bauzá (Molina, m. 77), Camacho, Gilvan, y Tariq.

Goles: 1-0, m. 14: Leo Ulloa. 2-0, m. 64: Leo Ulloa, de penalti. 2-1, m. 84, Camacho, de penalti.

Árbitro: Arcediano Monescillo, del colegio castellano-manchego. Amonestó a Carlos García y Michael Jakobsen, del Almería, y a Camacho, Corona, Sorribas y Cabrero, del Huesca.

Incidencias: Partido correspondiente a la duodécima jornada del Campeonato de Liga de Segunda División A, Liga Adelante, celebrado en el Estadio de los Juegos Mediterráneos, celebrado ante 6.615 espectadores. Los rojiblancos saltaron al campo con camisetas de apoyo a la niña Andrea Cabrera, que sufre el síndrome de Dravet. Antes de iniciarse el encuentro, se guardó un minuto de silencio en memoria de Juan Navarro Albacete, abonado del club rojiblanco.

TAGS RELACIONADOS
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
BUSCADOR AVANZADO
Canal Ud-Almería _Ideal