Del «notable alto» actual, en busca del «sobresaliente» antes de final de año

Juan Carlos Real fue el autor del gol de la victoria para la UDA en Oviedo el pasado sábado.
/AGENCIA LOF
Juan Carlos Real fue el autor del gol de la victoria para la UDA en Oviedo el pasado sábado. / AGENCIA LOF

Juan Carlos Real le pone una nota alta al colectivo, entre los que se incluye, asegurando que la cita contra el Lugo «es una oportunidad»

JORDI FOLQUÉ ALMERÍA

Fue el autor del gol que permitió la victoria ante el Real Oviedo el pasado fin de semana. El que certificó una remontada rápida en apenas cuatro minutos de juego. Dando la vuelta a un marcador que se puso en contra muy pronto y en la que el Almería consiguió dos goles para, después, saber aguantar el resultado y lograr la segunda victoria fuera del Estadio de los Juegos Mediterráneos. Un triunfo que permitió a los almerienses romper una racha de cinco partidos (cuatro en Liga y uno en Copa) sin conocer la victoria. Para devolver al plantel una sensación que ha ido generando a lo largo de una primera vuelta en crecimiento constante. Tanto a nivel global como individual.

Ahora llega la cita del domingo en el Mediterráneo. Un encuentro en el que la UDA cerrará sus choques como local en este 2018. Para ir perfilando ya la nota que se le pueda dar al equipo. Ayer, en su comparecencia de prensa tras el entrenamiento a puerta cerrada, se le pidió a Juan Carlos Real una valoración. Tanto de su campaña como la del resto del plantel. Y para el gallego, la puntuación es de un «notable alto». Así lo siente y así lo dijo.

Una puntuación que sabe que puede subir a «sobresaliente» si se logra la mayor cantidad de puntos posible hasta el final de la primera vuelta. El primer paso será el domingo ante el Lugo. Una cita en la que se puede lograr la segunda victoria seguida, tras la conseguida en el Nuevo Carlos Tartiere el pasado sábado. Para volver a la senda del triunfo en casa, después de dos partidos en los que el resultado, frente al Deportivo y Extremadura, finalizaron con 1-1. «Tenemos la oportunidad de encadenar dos victorias seguidas y queremos aprovecharla». Ni más ni menos para el gallego.

También para que los seguidores se vayan a casa con una muy buena sensación. Mucho mejor, pase lo que pase, de la que se fueron hace un año y en los cursos previos. «Es el último partido del año en casa y lo que queremos es sumar los tres puntos para poder escalar posiciones en la clasificación y situarnos en una zona más cómoda que refleje realmente el trabajo que estamos realizando». Para que ese sobresaliente que para muchos aficionados se está consiguiendo por parte de los pupilos de Fran Fernández, también se refleje en la tabla.

Lugo

Pero Juan Carlos no se fía nada del próximo rival. Que nadie piense que los tres puntos se quedarán en casa sin un gasto excesivo. Porque los gallegos llegan después de ganar 4-2 a Las Palmas. «Somos conscientes de la dificultad que entraña el partido contra el Lugo. Si hacemos bien nuestro trabajo ellos lo van a tener muy difícil en el Mediterráneo», destacó el media punta gallego que ha anotado ya tres goles en lo que se lleva de campeonato liguero. Más fuera del Estadio de los Juegos Mediterráneos. Un recinto que ha visto destellos y detalles del que fuera jugador del Tenerife.

Aunque sabe que restan cuatro partidos para el final de la primera vuelta, no quiere que nadie haga números tan a largo plazo. Solamente las cuentas pasan por lo que suceda este domingo. Nada más. «No hay que pensar más allá de lo inmediato, y esto es el encuentro del domingo contra el Lugo».

Después ya llegará la visita a Elche en la que se intentará lograr la tercera victoria de la temporada fuera de casa, la que sería segunda consecutiva. Números que no están siendo muy buenos, pese a que se llevaron los tres en Oviedo. «Ganar a domicilio es muy complicado en esta categoría. Incluso para los equipos de arriba. Por lo tanto después de haber vencido en Oviedo es muy importante poder sumar otros tres puntos de forma consecutiva. Nos daría mucha más confianza aún», para poder lograr ese pleno antes de que finalice este 2018.

En el que cambió Tenerife por Almería. Regresando a la península para seguir teniendo minutos en la Liga 1|2|3. Teniendo la 'responsabilidad' de suplir a un Pozo que era el ídolo de la afición. Sin acabar la primera vuelta, en el apartado goleador ya ha alcanzado las mejores cifras del malagueño. «Estoy muy a gusto en el Almería y muy contento por cómo están saliendo las cosas tanto a nivel personal como colectivo. En lo individual intento mejorar cada día para ayudar lo máximo al grupo, y a nivel de plantilla existe un gran compromiso por parte de todos». El que no se veía, con resultados, desde hace años.