UD Almería

Negociar los casos pendientes para las salidas y que no haya un exceso de jugadores

Sergio Aguza -sentado- ha tenido una participación escasa esta campaña en la UDA./IDEAL
Sergio Aguza -sentado- ha tenido una participación escasa esta campaña en la UDA. / IDEAL

Hicham Khaloua y Adri Montoro ya saben que el club vería bien que salieran de la UDA para poder disponer de sus fichas libres

JORDI FOLQUÉAlmería

No son los que se llevarán todos los focos. Más bien, ninguno. Pero el club quiere que no tarden excesivo tiempo en aceptar alguna oferta que puedan tener y dejen su hueco en el vestuario de la UDA. Porque el Almería no cuenta con ellos para la próxima temporada. Tampoco, en teoría, para un futuro más lejano. Salvo que cambien, eso sí, el nivel mostrado en el último ejercicio. No son los únicos casos, pero sí, quizás, los más claros. Hicham Khaloua y Adri Montoro tienen contrato con el Almería. Es lo único que les 'ata' actualmente con el club presidido por Alfonso García. Porque a nivel deportivo, la entidad quiere a otros jugadores en sus puestos. En plural. Tampoco se contempla que estén en la plantilla como sustitutos del que pueda ser titular en la pizarra de Óscar Fernández, el nuevo entrenador.

El delantero cartagenero debería «ponerse las pilas» en las próximas semanas, tal y como apuntó Miguel Ángel Corona (director deportivo), para ganarse un puesto. Aunque se 'confía' más en que pueda salir y desvincularse, de una vez, del Almería. El problema que se está encontrando la UDA se divide en dos. Por un lado está la ficha que tiene y el contrato con los de Alfonso García. A su vuelta de la cesión con el Celta B, ambas partes entendieron que se había 'centrado' en el fútbol y mejoraron sus condiciones. Un año como rojiblanco y un segundo entre Castellón y UCAM Murcia han hecho que el Almería quiera su plaza en la plantilla y cortar esa vinculación. Lo que da paso al segundo problema. Hasta ahora nadie asume esa ficha y menos la duración del contrato. Les negociaciones van encaminadas a encontrar una solución que sea lo menos perjudicial para todas las partes.

Adri Montoro

En el caso de Adri Montoro, su representante, como también está haciendo la UDA, lo está ofreciendo. Su juventud y lo realizado en el filial del Sporting de Gijón pueden ser motivos para encontrar un acomodo en Segunda B. Porque su nula presencia en el equipo a las órdenes de Fran Fernández hace que sea prácticamente imposible encontrarle un acomodo en la Liga 1|2|3. El Almería quiere su ficha para un segundo lateral derecho que se está buscando en el mercado. Un perfil como el del propio Adri Montoro, en cuanto a ficha y edad, pero que pueda ponerle en algún 'aprieto' más a José Romera, que esta campaña no ha tenido competencia como defensa por la derecha.

Cierto es que en el pasado curso lo iniciaron tres que podían actuar como '2', pero con la particularidad de que Fran Rodríguez estaba lesionado de gravedad y no se contaba con él, en principio, para la primera vuelta, aunque no jugó en toda la temporada por dos recaídas en su rodilla derecha, además de algún contratiempo con el propio club que quería liberar su plaza y el granadino entendió que no era necesario.

Óscar Fernández

Tanto en el caso de Hicham como en el de Adri Montoro, ambos también esperan poder tener una conversación con Óscar Fernández y que les diga, tras los primeros entrenamientos, si cuenta o no con ellos para esta campaña venidera. Para el entrenador de la UDA, que en las últimas campañas ha estado en el filial del Atlético de Madrid, ambos no son ningún problema. Al menos, a la hora de poder realizar las primeras sesiones que serán sobre todo físicas. Podrá ir haciendo los equipos en función de los que tenga cada mañana en su vestuario. Pero sí que aspira a que los que no vayan a continuar, por decisión suya, del club o del propio jugador, salgan lo antes posible de la entidad rojiblanca.

Es decir, el preparador valenciano desea que los jugadores que están llamados a ocupar, dentro de la plantilla, el lugar que ahora tienen Hicham y Adri Montoro lleguen lo antes posible a la disciplina rojiblanca. Salvo que el club presidido por Alfonso García le diga que ni el cartagenero ni el catalán saldrán de la entidad y tiene que quedarse con ellos dos. Una situación que, a falta de cuatro días para el inicio del trabajo, ninguna de las partes contempla que sea una realidad.

Es lo único que le falta al club tras acabar la temporada el 30 de junio. Decir el destino de los que tienen contrato y no cuentan para el futuro de la entidad.