UD Almería

El mejor de los últimos tiempos

La UDA sumó en Las Palmas su vigésimo segundo punto a domicilio de la presente temporada./AGENCIA LOF
La UDA sumó en Las Palmas su vigésimo segundo punto a domicilio de la presente temporada. / AGENCIA LOF

El actual, el quinto Almería que más puntos ha sumado a domicilio | Solamente tienen mejores números fuera de casa los dirigidos por Javi Gracia y Emery; el de la caótica 2004/05 y el que dejó escapar la oportunidad en la 2011/12

Juanjo Aguilera
JUANJO AGUILERA

Si se analizan los números de las 21 jornadas disputadas por la UD Almería dirigida por Fran Fernández en el campeonato liguero que, lejos de casa, concluyó el domingo en Las Palmas, y se compara con los diez que militaron anteriormente en la categoría de plata del fútbol español, desde la temporada 2002/03 hasta ahora, el actual es el mejor de los últimos que han militado en Segunda División A tras el descenso de Primera División, pero además está entre los mejores de toda su historia en la segunda categoría nacional.

Sólo el Almería dirigido por Javi Gracia, en la temporada 2012/13; el de Unai Emery, en la 2006/07, el de caótica 2004/05 -pasaron cuatro técnicos por el banquillo indálico- y el que dirigieron Lucas Alcaraz y Esteban Vigo, en la 2011/12, suman más puntos lejos del Estadio de los Juegos Mediterráneos o del Juan Rojas -las dos primeras temporadas en Segunda se desarrollaron allí- que un equipo humilde, pero al que no le pesó la presión con la que arrancó la temporada, en la que ha pasado de ser 'cenicienta' a 'princesa', salvando la categoría con bastante más antelación a la esperada y que hubiese sido lo normal -lo más normal es que se la hubiera jugado el próximo sábado, en la última jornada-.

Fiable

Los números demuestran que la campaña rojiblanca ha sido notable y si se tiene en cuenta la 'calidad/precio' el calificativo es incluso superior. Comparando, la plantilla de la UDA más cara la historia es, curiosamente, una de las peores en puntuación. El equipo hecho para ascender en la temporada 2015/16 es el que menos victorias consiguió como forastero -sólo una, en Ponferrada, con Néstor Gorosito como técnico- y el segundo con peor renta de puntos, con 15, sólo empeorado por el Almería de la 2016/17, que comenzó de la mano de Fernando Soriano, que sólo sumó tres puntos a domicilio, y empezó a mirar hacia arriba curiosamente con Fran Fernández al ganar en Lugo, para acabar la temporada con Luis Miguel Ramis en el banquillo. Entre los tres sólo se sumaron tres victorias y tres empates -doce puntos entre los tres técnicos-.

El Almería actual pone el cierre a su periplo como visitante con cinco victorias, siete empates y nueve derrotas. En seis temporadas se sumaron menos victorias que en la que definitivamente concluirá el próximo sábado, con el partido que los rojiblancos disputarán frente al Albacete Balompié, en el Estadio de los Juegos Mediterráneos. De este modo, supera por ejemplo al que se le 'armó' a Paco Flores, en la 2005/06, con el reto de un ascenso que quedó roto con la derrota en casa frente al Poli Ejido.

Los 22 puntos sólo los mejoran cuatro plantillas. El mejor fue el Almería de Javi Gracia. Aquel equipo que logró ascender en el playoff llegó a él con la demostración de ser el equipo rojiblanco más sólido de la historia como visitante. Sumó 33 puntos, con nada más y nada menos que diez victorias, tres empates y ocho derrotas -curiosamente, una más que la que suma el conjunto de Fran Fernández en la presente temporada-. No estuvo lejos aquel que, en la temporada 2011/12, dirigió de inicio Lucas Alcaraz y lo acabó 'mal aprovechando' Esteban Vigo. Alejado del playoff con el malagueño como técnico cuando el granadino lo tenía metido en él, es el que menos derrotas ha sumado a domicilio de la historia rojiblanca, con sólo seis. Sumó además siete triunfos y ocho empates, para acabar con una suma de 29 puntos.

El histórico Almería de Unai Emery, en la temporada 2006/07, se fue al final de la competición sumando 26 puntos, como consecuencia de las siete victorias y cinco empates sumados a lo largo de los 21 partidos disputados lejos del Estadio de los Juegos Mediterráneos en la temporada del primer ascenso a la máxima categoría. Puntuación que iguala la UDA de la 2004/05, una campaña caótica que comenzó con Fernando Castro Santos, prosiguió Fabri y acabó con Paco Flores, con Alfonsín haciendo de 'hombre al servicio de la patria' durante cinco jornadas. Pese al caos, aquella UDA es la segunda que más partidos gana fuera, con siete, a los que añadió los cinco empates en esas 21 jornadas de Liga, para acabar sumando 26 puntos.

Cerca

Los primeros años del equipo en Segunda División aportan buen rendimiento en cuanto a conquistas a domicilio. El Almería dirigido por Juan Martínez 'Casuco', en la temporada 2002/03 cambia los números de esta temporada por tener una derrota más y, por tanto, una victoria menos, pero acabó la competición de aquel primer año de militancia en la categoría de plata del fútbol español con 19 puntos -tres menos que los que ha sumado la actual plantilla-.

Si el Almería de la temporada 2015/16 es la de menos victorias, también es la de más empates, con doce igualadas. El de la 2003/04 se fue a la veintena de puntos con tres victorias, pero once empates y siete derrotas. El de la 2005/06, a cargo de Paco Flores, es una de las temporadas donde más partidos se perdieron lejos del Juegos Mediterráneos. Once fueron los tropiezos, sólo superados por los 15 de la 2016/17 y los 12 de la 2017/18. Aquel Almería que comenzó con el reto del ascenso, perdió fuelle con la cercanía del final de campaña, arrojando unos números que hablan de sólo cuatro triunfos y seis empates en todo su recorrido por los campos de Segunda División.

Así, los números dejan clara la realización de una gran temporada de la UD Almería de Fran Fernández, que ha salido siempre a competir, a pesar de acciones puntuales -en Cádiz, en Madrid ante el Rayo Majadahonda y en Lugo-, que ha permitido a su afición disfrutar con hechos, hasta el punto de haber estado soñando por el playoff de ascenso hasta hace unas jornadas.