UD ALMERÍA

Fran Fernández no seguirá la próxima temporada en el Almería

Fran Fernández, acompañado por Corona, en la rueda de prensa. /J. J. A.
Fran Fernández, acompañado por Corona, en la rueda de prensa. / J. J. A.

El técnico dejará la entidad rojiblanca al no aceptar la oferta de renovación planteada, tras 53 partidos en el primer equipo

Juanjo Aguilera
JUANJO AGUILERAAlmería

Fran Fernández dejará de ser el entrenador de la UD Almería el próximo 30 de junio. El técnico zapillero, que fue de 'quita y pon' durante dos situaciones de transición para a la tercera ocupar el cargo de máximo responsable de la primera plantilla de la UD Almería y continuar durante la presente temporada, ha anunciado hoy que no acepta la oferta planteada por la entidad que preside Alfonso García Gabarrón.

El almeriense hizo acto de presencia en la sala de conferencias del Estadio de los Juegos Mediterráneos por delante de Miguel Ángel Corona, que fue quien le acompañó en la mesa, presagio de que el anuncio hablaría de su negativa a continuar. De haber sido positiva la respuesta, seguramente hubiese estado acompañado también por el presidente de la entidad, Alfonso García Gabarrón.

La continuidad del técnico se atisbaba como posible en las últimas semanas. Sin embargo, todo ha cambiado en los últimos días. Fran Fernández explicó que maduró la idea con su familia y decidió no seguir en una casa en la que ha estado durante siete años.

Acompañado por Lorena García, Manolo García, Luis Guillén, Onofre Díaz, en primera línea, así como por personas con las que el trato ha sido estrecho como Jorge Díaz, Javi Fernández -el psicólogo- o Ibán Andres, el zapillero ha leído, casi sin poder contener las lágrimas, un escueto comunicado que indica:

«Nos hemos reunido para anunciaros que no voy a continuar siendo el entrenador de la UD Almería la próxima temporada. Ha sido la decisión profesional más difícil que he tomado. Es mi club, el de mi familia, de mis amigos y tanta gente que quiero y admiro. En cuanto tomé la decisión definitiva se la comuniqué al club la semana pasada y han sido semanas difíciles de dormir poco, darle muchas vueltas a todo, poner en una balanza lo positivo y lo negativo, lucha interna entre corazón y cabeza, y al final de autoconvencimiento».

El rojiblanco ha continuado expresando que «después de siete años en mi club y sobre todo tras dos años y tres meses de mi debut en el primer equipo, he podido cumplir un sueño, ese sueño de cuando me inicié en los banquillos, ese sueño de poder tener la gran responsabilidad de dirigir a mi equipo, al de mi ciudad».

Justificó la decisión asegurando que se basa en «diferentes motivos personales y profesionales, pero principalmente porque tras siete años de tremendo desgaste necesito un cambio que no sé dónde me va a llevar en un futuro próximo pero que considero necesario en este momento. En lo único que pienso y me preocupa ahora es acabar esta etapa lo mejor posible. Después de poner estas primeras piedras de un nuevo ciclo he intentado darlo todo por este escudo, al cual quiero y querré siempre. Todas mis decisiones y actos en este tiempo siempre han sido pensando en el club y en el equipo por encima de las propias y me gustaría aclarar que no tengo ningún acuerdo con otro club ni he tenido contactos hasta el momento».

Ha expuesto también que ha tomado «esta complicada decisión lo antes posible, una vez alcanzados los objetivos y siempre en beneficio de todas las partes. Lógicamente me gustaría seguir entrenando, aunque no descarto tomarme un tiempo para continuar mi formación. Espero que esto sólo sea un hasta pronto y que más adelante nos podamos encontrar de nuevo, no sólo para celebrar una permanencia muy agónica o más holgada con más de dos meses de tranquilidad e intentando ser ambiciosos hasta el final, sino que podamos ayudar para recuperar lo que este club y ciudad merecen».

Sus agradecimientos iban destinados «al presidente Alfonso García» por «la oportunidad dada por permitir que pudiera trabajar aquí. Debo informar que ha intentado que continuara una temporada más hasta el último momento, pero la decisión ya estaba tomada. Muchas gracias a la dirección deportiva por su confianza mostrada desde el final de la temporada anterior, hemos trabajado juntos en el día a día en un reto muy complicado por nuestros recursos, consiguiendo lo que nadie imaginaba cuando iniciamos este proyecto. Gracias a la plantilla, cuerpo técnico, médico y utilleros por su hambre y voluntad de crecer, aguantando mis exigencias con gran profesionalidad. Sin duda alguna se valorará lo logrado esta temporada con el paso del tiempo, gran trabajo el vuestro. Mil gracias a Jorge, Juan Carlos y demás compañeros de largos viajes, sois profesionales y ante todo buenas personas que habéis hecho más sencillo todo esto. Gracias a Lorena y Alfonso García Piñero por vuestro apoyo y confianza depositada en mí durante diferentes momentos en estos años».

También ha tenido palabras de agradecimiento «a todos los consejeros y empleados del club, que son pocos pero muy importantes. Gracias a los miembros de la cantera, no se me va a olvidar nunca de donde vengo, y a todos los que me han ayudado en este proceso de mejora desde hace siete años. Gracias a la afición, la cual me ha acogido y mostrado su cariño siempre, no podré devolver todo lo que me habéis dado en este tiempo. Nunca olvidaré los recibimientos fuera o ante el Alcorcón en casa la temporada pasada, también lo que hemos soñado juntos este año tanto en Liga como en Copa».

Sus últimas palabras fueron una declaración de amor a los colores. «He sido uno de los vuestros antes de llegar aquí y lo seguiré siendo siempre, mil gracias. Por último gracias a mi familia y a los verdaderos amigos, que me han apoyado durante esos momentos duros y de soledad que he pasado. Ha sido un orgullo y un placer defender este escudo con toda la pasión del mundo, estad seguros de que presumiré de ello siempre. ¡Vamos UDA!».