UD ALMERÍA

Fran Fernández pide que más valor para los méritos de la UD Almería

Fran Fernández pide que más valor para los méritos de la UD Almería

El técnico ha hablado del playoff como «un sueño, es un premio el que queremos y estamos luchando por él»

Juanjo Aguilera
JUANJO AGUILERAAlmería

Fran Fernández ha hablado hoy sobre el partido que la UD Almería tiene el domingo en Lugo y ha pedido un mayor reconocimiento para el trabajo que ha hecho un equipo que ha estado tres años peleando por defender la categoría, consiguiéndolo en la última jornada siempre y que ahora ha logrado esa meta con muchas jornadas de antelación y eso le ha permitido marcarse otras metas, que no son las previstas, pero que son un sueño alcanzable, aunque difícil.

En la UD Almería se es consciente de lo difícil que resultará jugar el playoff de ascenso de Primera División, pero Fran Fernández tiene clara la capacidad de su plantilla y sobre todo la ambición de la que hace gala el equipo cada fin de semana. El técnico rojiblanco ha hablado del escaso margen de error que tiene la plantilla en los seis partidos que quedan, pero la ilusión, que se ha convertido en un aliado más de la entidad, permite que el sueño perdure hasta que se agoten, si al final pasa, las opciones de conseguir algo que no estaba en los planes y que, por tanto, no supone una presión añadida para la plantilla rojiblanca. «Hay que poner mucho en valor todo lo que se está consiguiendo y sobre todo mencionar que no es nuestra obligación, es un sueño, es un premio el que queremos y estamos luchando por él», ha expuesto. De todas formas, para el entrenador indálico, lo conseguido es de un mérito que está muy por encima de lo esperado y que debiera tener un reconocimiento que considera no está a la altura de lo merecido. «Hay que poner en valor lo que ha conseguido esta plantilla, cuál era nuestro objetivo en julio y cuál es ahora. Hay que valorarlo muchísimo más y creo que no se está haciendo».

Así, el equipo acude a Lugo desprovisto de presión y consciente de lo que supondrá, para el rival, jugar con la obligación del triunfo. «Quién mejor que nosotros sabemos ese tipo de situaciones. Creo que hay que poner muchísimo en valor lo que ha conseguido este equipo en cuanto a números. Somos la mejor plantilla de los últimos años, se está consiguiendo batir registros, se ha conseguido estar en una situación cómoda a falta de ocho o nueve jornadas. Hay que poner mucho en valor, todos, lo que se está consiguiendo y sobre todo mencionar que no es nuestra obligación. Es un sueño, es un premio el que queremos y que estamos luchando por él. Que va a ser muy difícil, esperamos conseguirlo este año, pero que si no estamos poniendo las bases para años futuros porque este club merece más».

Esas palabras no tienen mayor matiz, ni mensaje subliminal que pueda llevar a pensar que su futuro está decidido. Su apreciación «es en tercera persona totalmente. No hay ninguna novedad al respecto, sé que hay comunicación y yo no puedo adelantar nada porque no sé absolutamente nada, no ha habido ningún cambio al respecto, pero lo que sí creo, no sólo como entrenador de este equipo, sino como aficionado, de que este club debe ser más ambicioso, de que primero hay que valorar lo que ha conseguido esta plantilla y este cuerpo técnico y a partir de ahí que poner piedras en el futuro y querer más».

Lo ha explicado aún a pesar de que en fútbol no hay cosas fijas. Hoy se está arriba y mañana se puede estar abajo. «Por supuesto. Aquí hay que entender que la Segunda División quizá sea las más dura de toda Europa y un año estás arriba y otro estás peleando por el descenso. Hemos visto clubes que han bajado a Segunda B, que les ha costado muchísimo subir a Segunda y hay que estar preparados para todo. Por eso es importante poner en valor lo que se ha conseguido y empezar a construir el futuro, sin olvidar que nos quedan seis finales y que queremos más».

Ha incidido en ese aspecto pero también para explicar el conocimiento que tiene de lo que, por experiencia pasada, le está sucediendo a equipos como Real Zaragoza, Tenerife o el propio Lugo. «Como aficionado lo he vivido y como técnico la temporada pasada fueron seis finales muy duras y lo entiendo y por eso digo que hay que poner en valor lo que ha conseguido esta plantilla, cuál era nuestro objetivo en julio y cuál es ahora. Hay que valorarlo muchísimo más y creo que no se está haciendo. Hay que ponerlo en valor. Entiendo perfectamente a clubes como Zaragoza, Tenerife, el propio Lugo, que no se esperaban estar en esta situación y se han encontrado con ella porque es una competición durísima, es la más dura de los últimos años por presupuestos, plantillas, aficiones, clubes grandes, es la más dura de los últimos años y ahí está. Nosotros lo estamos viendo desde la distancia y muy satisfechos de lo conseguido hasta el momento, pero queremos más», ha concluido.