UD Almería

Filosofía con denominación de origen

El que 'domine' el balón en la UD Almería no tendrá un perfil distinto al ya conseguido en la temporada que termina el sábado./
El que 'domine' el balón en la UD Almería no tendrá un perfil distinto al ya conseguido en la temporada que termina el sábado.

Técnico y jugadores deben responder a las ganas de brillar en la categoría, con un pasado asociado al interés por ganarse en un nombre

Juanjo Aguilera
JUANJO AGUILERA

La UD Almería ha instaurado, en la temporada que concluirá el próximo sábado con la disputa del encuentro que jugará frente al Albacete Balompié, una filosofía que ha sido tomada como ejemplo por otros equipos de la categoría de la categoría de plata.

Miguel Ángel Ramírez, presidente de la UD Las Palmas, no nombró a la UDA cuando en marzo vio que se volatilizaban sus opciones de luchar por lo que se había 'comprometido' a principios de temporada pero la palabra 'hambre' -tan diferentemente interpretada en Almería cuando se puso la misma como calificativo para la plantilla hecha por Miguel Ángel Corona e Ibán Andrés- fue la utilizada por el mandatario insular para justificar el fracaso. «Posiblemente nos equivocamos al confeccionar plantillas de personas que vienen de Primera, de personas que ganan mucho dinero, que no tienen hambre... Que compiten con chicos que se juegan toda su vida y aprovechan la oportunidad de estar en Segunda División y saben que el éxito está en llegar a Primera. Esa falta de hambre se nota, los que cobran mucho al final tienen unas carencias que los que están deseando llegar a Primera División no las tienen», dijo entonces del responsable de la UD Las Palmas, un equipo que había descendido al término de la pasada temporada de Primera División y que quería recuperar la categoría perdida sin 'aposentarse' si quiera en esta difícil competición. Sin embargo, sí que aludía a la forma de trabajar de la entidad presidida por Alfonso García Gabarrón.

En el mismo sentido se habla desde Málaga, donde se pone en valor el trabajo realizado por la UD Almería por el control llevado a cabo en la entidad unionista al respecto de la tercera categoría del fútbol nacional, la Segunda División B, invitando al conjunto malaguista a mostrar un interés más firme en la contratación de jugadores con un determinado perfil para competir en la división de plata o, lo que es lo mismo, buscar jugadores con hambre, como lo ha hecho la UD Almería, que sin duda ha estado por encima de las expectativas gracias al rendimiento de determinados futbolistas llegados con ese cartel. De hecho, el Málaga tiene atado ya a un jugador destacado en la categoría de bronce como es el caso de Señé, que salió de la cantera del Celta, pero que ha hecho un excelente papel en la Cultural y Deportiva Leonesa.

Pues esa forma de trabajar ya es una filosofía que se instaura en la UD Almería, con la que la entidad trabaja con vistas a la próxima temporada, porque en la sede del club unionista desde hace semanas se ha entrado de lleno en confeccionar el grupo de trabajo que, respondiendo a esos cánones. La plantilla, como es obvio, buscará competir, que esa es la palabra definitoria, para tratar de seguir creciendo, adaptado a esta nueva etapa del fútbol donde el ingenio prima sobre el poderío económico, que tampoco es que sea demasiado boyante y sometido a lo que marca el 'fair-play' financiero.

Perfiles

El nuevo entrenador de la UD Almería saldrá de un ramillete de técnicos que responden a un mismo perfil. No llegará con un nombre hecho bajo el brazo, salvo que alguno se ponga a tiro, pero sí es cierto que responderá a esa máxima de querer brillar con una plantilla que no variará en nada del objetivo que ha tenido este año y que no es otro que el de brillar desde la modestia. Una persona con hambre, exigente con sus jugadores en el día a día y que sepa sacar partido a la plantilla que le pongan en mano, con ganas de crecer, ilusionado, capaz de manejar diferentes estilos y jugadores. En este sentido, los jugadores que lleguen para vestir la camiseta rojiblanca llevarán como ADN que responde al hecho de ser poseedores de potencial pero que no hayan explotado en Segunda División, conscientes de que cada semana se jugará una final, y se encontrarán un técnico que valorará más el 'hombre que el nombre', como ha pasado esta temporada que finaliza el sábado.

Cada vez menos se estila el hecho de confeccionar una plantilla a imagen y semejanza del técnico. Aun a sabiendas de que cada entrenador tiene sus matices a la hora de entrenar y jugar, el sentir de la entidad rojiblanca, en ese aspecto, se refiere al hecho de ser más partidaria de contratar un técnico capaz de amoldarse a lo que haya en la entidad que al hecho de hacer una plantilla 'a su imagen y semejanza'. Sí que se buscará un entrenador que quiera realizar un fútbol valiente en la presión, que maneje bien las transiciones... y que va a tener voz y voto, como es obvio, en la confección de la plantilla, con un presupuesto para firmar jugadores muy parecido al utilizado en esta temporada que ya concluye.

Las llegadas

Contando con posibles salidas para las que, de momento, no hay constancia en la entidad rojiblanca y sí de los cedidos, la plantilla se parecerá mucho a la de esta temporada por fisonomía y por filosofía. De hecho, atendiendo a esa aseveración desde la entidad sobre la inexistencia de ofertas para jugadores como Luis Rioja, Álvaro Giménez o José Corpas y, por tanto, contando con ellos, son catorce los 'elementos' que han jugado esta temporada como rojiblancos y con los que se cuenta en la entidad para la confección del nuevo proyecto deportivo que buscará otra permanencia cómoda. A ellos se unirán los cedidos, Hicham Khaloua y Sekou Gassama.

El jugador internacional con Marruecos regresa tras un año poco afortunado. Comenzó la temporada cedido en el CD Castellón, donde aguantó la primera vuelta, siendo utilizado en 17 de los primeros 18 partidos, aunque no como titular, hecho que sucedió en trece encuentros, de los que sólo acabó cinco. Hizo dos goles, uno frente al Villarreal B y otro frente al Valencia Mestalla. Con el UCAM Murcia debutó en la segunda vuelta para estar presente en diez partidos, de los que sólo jugó tres de inicio y dos completos. Le marcó un gol al Atlético Malagueño y otro a la UD Melilla.

Sekou, que salió en el mercado de invierno a última hora, lo hizo en el Valencia Mestalla, donde su contribución en los ocho partidos disputados fue de tres goles -ante el Lleida, Atlético Baleares y RCD Espanyol B-, una interesante medida para un jugador que no tuvo demasiadas oportunidades en la UD Almería. El delantero rojiblanco, en el filial valencianista, fue titular en siete de los ocho partidos jugados, con seis completos.