UD Almería

La UDA escarba en la cantera del Athletic

Iñigo Vicente conduce el balón en un partido de la pasada temporada frente al Racing de Santander. /MIREYA LÓPEZ
Iñigo Vicente conduce el balón en un partido de la pasada temporada frente al Racing de Santander. / MIREYA LÓPEZ

El conjunto indálico quiere contar con los katxorros Iñigo Vicente y Gaizka Larrazabal para la próxima liga | Los dos extremos realizan la pretemporada a las órdenes de Gaizka Garitano, después de un buen rendimiento en el filial bilbaíno

Juanjo Aguilera
JUANJO AGUILERA

El conocimiento que Ibán Andrés tiene del mercado de Segunda División B y los muchos kilómetros realizados por este para ver partidos de la citada categoría tienen especial incidencia en el grupo II de la categoría de bronce, de donde ha salido, por ejemplo, el franco-argelino Yanis Rahmani, cuya incorporación ya se hizo oficial la pasada semana. Y parece que no va a ser el único que llegue con ese ADN al vestuario del Estadio de los Juegos Mediterráneos.

La UD Almería escarba en la cantera del Athletic Club y, del mismo modo que la pasada temporada consiguió la cesión del lateral zurdo Andoni López -una lesión, entre otras cosas, le impidió seguir ocupando dicho carril hasta final de temporada-, se plantea conseguir que este próximo curso sean dos los jugadores del filial ahtletizale que recalen de nuevo en la entidad rojiblanca almeriense.

El conjunto indálico está metido en conseguir la cesión de los extremos Iñigo Vicente y Gaizka Larrazabal, que han sido habituales en el Bilbao Athletic, con notables números primeramente bajo las órdenes de Gaizka Garitano -hasta que pasó a sustituir a Eduardo Berizzo en el primer equipo-, y de Solabarrieta después. Ahora, el de Derio les tiene en la primera plantilla -el segundo tiene ya contrato con el primer equipo- haciendo la pretemporada.

El primero, 'paisano' del actual entrenador del Athletic, ocupa la posición de extremo zurdo pero también puede jugar como mediapunta, lleva 66 partidos en dos temporadas con el filial txuri gorri y el segundo, que juega por la derecha, tiene más experiencia entre la temporada que jugó en el Zamudio y las dos últimas en el Bilbao Athletic, con un total de 93 partidos. En su primera campaña con el filial de San Mamés jugó la fase de ascenso a Segunda División A, siendo compañero de Andoni López en aquel equipo, que cayó eliminado por el Villarreal B.

Desparpajo

Iñigo Vicente (Derio, 6 de enero de 1998) llegó a Lezama con diez años. En 2012 le dieron la baja y se fue al Danok Bat, pero el Athletic actuó con rapidez y le recuperó enseguida ante el interés del Real Madrid por hacerse con los servicios de un jugador con mucho talento. Tiene contrato con los de San Mamés hasta final de la temporada 2022/23, con una cláusula de rescisión de 40 millones de euros y ya ha despertado el interés de gigantes como el Manchester United, que le han llegado a ver in situ.

Indiscutible en el filial, lucha por hacerse con un puesto en el primer equipo en la banda izquierda, aunque también puede actuar como mediapunta -donde se desenvuelve con gran comodidad y en donde le han dado 'facilidad' para ubicarse-, aunque hay muchos 'gallos' y la posibilidad de una cesión puede marcar su destino en unas semanas.

En el Athletic trabajó a las órdenes de Joseba Etxeberria, que fue técnico del CD Tenerife y que ahora ha vuelto a Lezama de la mano del nuevo presidente del conjunto bilbaíno. El de Elgoibar llegó a decir del deriotarra que «técnicamente es muy bueno y se le ocurren cosas que no se le ocurren a nadie». En el club de Ibaigane se le considera como uno de los mayores talentos que hay en San Mamés, un jugador del corte de Iker Muniain, aquel con más gol y menos regate que el jugador navarro. Esta pasada temporada, Vicente ha disputado 34 partidos con el conjunto de Segunda División B, poniendo la firma a diez goles, pero también mostrándose como un jugador con mucho talento a la hora de la asistencia.

Gaizka, hijo del que ha sido el más certero lanzador de penaltis del Athletic en las últimas temporadas, cuenta para coger el sitio que deja vacante la salida de Markel Susaeta, pero por ahí la competencia es amplia porque están De Marcos, Ibai Gómez, Lekue o, incluso, Iñaki Williams, si este regresa al costado. Con un portentoso físico que le permite tener un gran recorrido por las bandas, el extremo bilbaíno ha demostrado que puede trabajar constantemente en beneficio del equipo y lo ha hecho en su 'largo recorrido' con el filial en Segunda División B, con el que ha disputado 64 partidos -32 y 32- y ha marcado 11 goles -9 en la recién concluida temporada-. Es un jugador que tiene velocidad, uno contra uno, difícil de parar en carrera y con mejora en la finalización. Su salida en forma de cesión es más fácil incluso que la de Iñigo Vicente, por esa 'masificación' de jugadores de banda diestra que existe en el primer equipo rojiblanco.

De todas formas, los dos tienen novias. Real Valladolid o Numancia preguntaron por el talentoso jugador de banda izquierda y Alavés y Eibar por el extremo diestro, pero el Athletic, si cede, necesita garantías de participación, algo que sí conceden los equipos de Segunda División y que, seguramente, no están por asegurar los que militan en la máxima categoría, lo cual podría ser

Competencia

Su llegada supondría contar con competencia para cualquiera de las dos bandas. Para la diestra, el Almería que comienza mañana a entrenar lo hace con José Corpas, Chema Núñez, que puede aparecer también por la izquierda o de mediapunta, así como Hicham, aunque habrá que ver que pasa con este, tras un año de infructuosas cesiones, tanto al Castellón, primero, como al Real Murcia, después. En banda izquierda hay menos donde elegir, tan solo Yanis y Gaspar Panadero, que se ha pasado un año parado por la lesión sufrida la pasada temporada.

De todas formas, la ubicación de Iñigo Vicente no debería ser un problema por esa 'versatilidad' del citado jugador. Otra cosa sería que Juan Carlos Real, una pieza importantísima en el esquema rojiblanco en la pasada temporada, descartara ofertas y anunciara su intención de continuar en la UD Almería.