UD Almería

El equipo del hambre devora rivales

Álvaro Giménez hizo su noveno gol en Zaragoza y está a seis de la cifra 'prometida'./AGENCIA LOF
Álvaro Giménez hizo su noveno gol en Zaragoza y está a seis de la cifra 'prometida'. / AGENCIA LOF

La UD Almería estaría en plazas de playoff si sólo valieran las últimas quince jornadas

Juanjo Aguilera
JUANJO AGUILERA

El partido del domingo en La Romareda pasará a la historia de la UD Almería por ser uno de esos duelos en los que se vio al equipo rojiblanco con una suficiencia tal que en ningún momento tuvo zozobra por un posible contratiempo. Este no ganó y engrandece un camino que le permite gozar de una solidez clasificatoria que confirma su principal objetivo, pero que a la par da para pensar en otras cosas bastante más atractivas que un final de temporada cómodo. La del domingo en La Romareda supera un listón jamás 'desbordado' por los rojiblancos. No en vano, la victoria supuso la primera en la historia de enfrentamientos entre maños y almerienses con el vetusto recinto zaragocista como escenario. Allí, sólo en la 2007/08, no se dobló la rodilla gracias a un gol de Álvaro Negredo en el último minuto.

Pero la 'gesta' ante el Real Zaragoza esconde otros aspectos beneficiosos para el ego de los seguidores de un conjunto rojiblanco bautizado como el 'equipo del hambre' que devora tantos rivales a su paso que tiene licencia para soñar para asegurarse que, cuando menos, salgan o no las cuentas esta temporada no habrá pesadillas. Es más, se habla de 46 los puntos que se necesitan para la salvación ante lo poco que los primeros equipos de la tabla se están dejando en el camino, para convertir la permanencia en una de las más baratas de los últimos años.

Solidez

Lo cierto es que la UDA se ha convertido en un equipo sólido al que le avalan el fondo y las formas y que se ha ido 'horneando' a fuego lento hasta el punto de ser el único que, en el tramo de los últimos quince partidos de Liga, sólo ha perdido un duelo, el disputado en el Estadio de los Juegos Mediterráneos frente al mejor de los equipos de esta quincena de fechas, un Atlético Osasuna que, líder de la categoría, ha perdido un partido más que los de Fran Fernández.

La diferencia entre rojillos y rojiblancos es el número de empates de los indálicos convertidos en victorias por los de Jagoba Arrasate, que acumulan once victorias de los quince compromisos, mientras la UDA ha sumado seis, con ocho empates, en ese camino 'sesgado' de este último tramo de la competición. Con esos números en la mano, el Almería sería ahora mismo equipo de playoff por los 28 puntos sumados de una cuenta que se inicia una semana después de perder en el Wanda Metropolitano ante el Rayo Majadahonda, al que le siguieron tres jornadas sin ganar, pero también sin perder, con igualadas frente a Dépor y Extremadura, en casa, y en el Nou Estadi de Tarragona.

Cuarto equipo con más gol de los 22, es el tercero de la categoría que mejor gestiona la ventaja, en gran medida por esa solidez defensiva de la que hace gala el equipo de Fran Fernández, cuyo crecimiento le hace ser también un equipo fuerte cuando le toca jugar fuera. De hecho, desde que comenzó la temporada, la UD Almería ha sumado ya 17 puntos a domicilio, con cuatro victorias y cinco empates en catorce partidos jugados lejos del Estadio de los Juegos Mediterráneos, con lo que por ahora mejora en dos lo conseguido en las dos anteriores temporadas en Segunda División A o en la primera tras el segundo descenso de Primera en la que sumó sólo doce puntos.

Otro tramo significativo

Está claro que no se puede vivir de las 'rentas' y que en la competición lo que vale es el todo, sin sesgar nada de lo hecho desde la primera jornada, pero sí es verdad que los tramos de competición sirven para ver el comportamiento de los equipos en diferentes momentos de la competición. En este sentido, la UD Almería ha llegado muy bien a esta fase del campeonato donde empezará a vérselas con equipos que luchan, sin máscara, por el ascenso directo como pueden ser Sporting de Gijón, el próximo sábado, en El Molinón-Enrique Castro 'Quini'; Granada CF, el próximo 17 de marzo, en el Estadio de los Juegos Mediterráneos, y Deportivo de La Coruña, en Riazor, el próximo 22 de marzo.

La solvencia mostrada en las últimas cinco jornadas le permiten mirar desde arriba a todos los equipos de la categoría, salvo a Osasuna, que está a la par que los rojiblancos. Los dos equipos han sumado los mismo 13 puntos sobre 15 posibles. Así, el Granada, por ejemplo, ha perdido dos y el Málaga, sin perder, no ha logrado ganar nada más que el disputado en el Cerro del Espino ante el Rayo.

El cuadro majariego está en el debe de los rojiblancos. Aquel partido disputado el pasado 11 de noviembre es el último 'error' indálico como visitante. Desde entonces, la UD Almería no pierde lejos del Estadio de los Juegos Mediterráneos, con tres victorias y cuatro empates.