UD Almería

La UDA entra de lleno en un mercado 'prohibido' en los últimos años

La actual plantilla de la UDA recibió la primera charla de Pedro Emanuel antes del entrenamiento./UDA
La actual plantilla de la UDA recibió la primera charla de Pedro Emanuel antes del entrenamiento. / UDA

La nueva propiedad, encabezada por el saudí Turki Al-Sheikh, quiere poner los cimientos para disponer de un presupuesto top en la Liga SmartBank

JORDI FOLQUÉAlmería

La UDA de los próximos meses, por ahora, no se parecerá en nada a la UDA de los últimos años. No ya en cuanto a resultados, que se verá conforme avance la competición. La afirmación llega en cuanto al presupuesto que pueda manejar el área deportiva, principalmente, y el área administrativa. El proyecto encabezado por el saudí Turki Al-Sheikh quiere contar con uno de los presupuestos más 'top' del campeonato en este mismo ejercicio. Para ello, como paso primero, han eliminado la deuda que tenía la entidad rojiblanca. Un debe que ascendía a siete millones de euros, pese a que Alfonso García, en sus intervenciones, siempre ha insistido en que no había deuda como tal y que, la que se producía cada año se 'pagaba' con los traspasos que se iban haciendo cada verano.

Sea de una forma u otra, la realidad es que el presupuesto del Almería en los últimos años ha ido bajando, notándose en el mercado al que podía acceder el club rojiblanco. Un mercado que, como el del pasado ejercicio, tan solo le permitió pagar una mínimo traspaso por Luis Rioja. El sevillano venía de Segunda B (Marbella) y la cantidad no alcanzó ni los 100.000 euros. Junto a él, el mercado hizo que llegara su compañero José Corpas. Juan Ibiza llegó del filial del Villarreal, también de la misma categoría. Mientras que José Romera lo hacía desde Rumanía, a sus 30 años, sin haber jugado nunca en el fútbol profesional español.

Además, de otros jugadores que no habían tenido, por llamarlo de una manera suave, una buena temporada en la Liga 1|2|3. Por ejemplo, Álvaro Giménez o Sergio Aguza. El primero sí que ha hecho una buena campaña y está en la rampa de salida para aprovechar un buen contrato después de pagar la cláusula de rescisión que firmó con la UDA. El segundo, por contra, sin haber aportado nada y, de esta manera, continuando como jugador del Almería a día de hoy. En los dos casos, llegaron a coste cero, por haber acabado su contrato con el Alcorcón y el Córdoba, respectivamente.

Lejos, muy lejos

Lejos quedaron los tiempos en los que, por ejemplo, el Almería contaba con el presupuesto más alto de la categoría, tras el último descenso. Lo que hizo firmar a Chuli (500.000 euros) y a Pozo (350.000 euros) como aportaciones más destacadas a nivel de traspaso. Lejos, muy lejos, de los seis millones de euros que Alfonso García pagó por Pablo Piatti en el verano de 2008, para que no se le escapara como pasó, un año antes, con Di María. El fichaje más caso, por ahora, en la historia del club almeriense.

La teoría dice que todo ha cambiado con la llegada de Turki Al-Sheikh y el dinero procedente de Arabia Saudí. Al menos, es la intención de la nueva propiedad que ese cambio se note en el terreno de juego. Y que sea lo antes posible. Quieren cerrar entre 8-10 fichajes antes de que cierre el mercado. Para ello, además, deberán liberar, más o menos, el mismo número de fichas, dado que actualmente hay 21 en la UDA. No desean tener una cifra muy próxima a los 25 reglamentarios. Por los que lleguen deben ser 'primeros espadas'. Para dejar claro que quieren ser, desde su llegada, uno de los grandes animadores del mercado en esta categoría y que haya jugadores que se piensen el estar en un equipo de la zona baja de la Liga Santander o que prefieran entrar ya en uno de la Liga SmartBank, pero con claro poder económico.

La propiedad ya está en el camino. «Estamos creando un monstruo», fueron las palabras en inglés de Darío Drudi a Turki Al-Sheikh en el vídeo que, desde Almerimar, le mandó por redes sociales para felicitar el cumpleaños del propietario de la UDA. El nuevo director deportivo, que ayer estuvo presenciando el primer entrenamiento desde que se hicieron cargo del club, se refería al equipo que están haciendo. Cuando sepan cuándo podrán ejecutarlo al darles LaLiga el visto bueno para gastar todo lo que tienen previsto. Al haber 'eliminado' la deuda que había. Al querer ampliar el capital, para invertirlo en fichajes. Al mostrar que el club tendrá más ingresos. Todo para que el Almería recuerde al de tiempos pasados, más de una década, para que sea un primer paso y que la realidad sea como los nuevos propietarios tienen en mente. Que el Almería sea, esta temporada, un 'gallo de pelea' y que se le tenga en cuenta en la lucha por el ascenso. El futuro dirá.