UD Almería

En las crónicas se cataloga de justa, e incluso corta, la victoria del Almería

El rojiblanco José Corpas espera el balón acosado por el numantino Ganea./AGENCIA LOF
El rojiblanco José Corpas espera el balón acosado por el numantino Ganea. / AGENCIA LOF

En algunos medios se expone que a los de Fran Fernández les faltó pegada y que el penalti y la expulsión de Unai Medina fueron claves

JOSÉ GABRIEL GUTIÉRREZ

En casi la mayoría de las crónicas extraídas para el resumen, tanto de medios escritos sorianos como de la prensa deportiva nacional, se aludía a tres aspectos que pudieron ser claves para el devenir final del encuentro. Uno, la temprana aparición del gol de penalti muy claro. Otro, la falta de pegada de ambos equipos y el tercero que la expulsión de Unai Medina terminó por 'noquear' al Numancia.

Se acabó la buena racha

Por su parte, Soria Noticias titulaba 'Se acabó lo que se daba' y en la crónica se narraba que los rojiblancos dirigidos por Fran Fernández cumplieron a la perfección en su trabajo para ganar el partido. «El conjunto rojillo establece una pausa en su estado de gracia. La buena racha del Numancia expiró en los Juegos del Mediterráneo. Se acabó la buena sintonía con una segunda vuelta que el cuadro soriano había arrancado a base de sumar puntos. Puso fin el Numancia a una racha de cuatro encuentros sin conocer la derrota. El Almería cumplió por la mínima en su lar. Juan Carlos batió al otro Juan Carlos, el arquero, desde los 11 metros».

Méritos para más

Igualmente se narraba que tras el gol continuó el dominio local. «En el segundo tiempo, el Almería siguió asediando la portería de Juan Carlos. Los unionistas controlaron el partido a su antojo y dominaron con mucha claridad. Por su parte, el Numancia estuvo sin ideas y no llegó a crear ocasiones. En el minuto 69, los de López Garai se quedaron con un jugador menos por la expulsión de Unai Medina tras una dura entrada a Yan Eteki. A pesar de estar en superioridad numérica, los rojiblancos no pudieron aumentar su renta goleadora y no fue por falta de ocasiones. Los almerienses desperdiciaron varias oportunidades muy claras».

Un tiempo para cada uno

Igualmente se informaba que tras el 1-0 «el partido se volvió un tanto loco, pero con la UD Almería manejando el tempo, por más que el Numancia fuese dueño del balón, con problemas en el último pase. En la segunda parte no hubo modificación en las propuestas. El Numancia apretó más, pero sin llegar a finalizar las acciones. El Almería perdió el control ante un Numancia con más presencia. Sin embargo, la expulsión de Unai Medina dio opciones al Almería».