UD Almería

Todos conocen ya los planes del 'jefe'

El dueño del Almería deja el hotel de Almerimar para volar a Arabia Saudí./RADIOMARCA
El dueño del Almería deja el hotel de Almerimar para volar a Arabia Saudí. / RADIOMARCA

Turki Al-Sheikh conoció a la plantilla, les presentó a su nuevo entrenador y se marchó de Almería. El nuevo propietario de la UDA mantuvo una breve reunión con sus jugadores y marcó las líneas que deberá seguir el club de la mano de Mohamed El Assy

JORDI FOLQUÉALMERÍA

Segundo día de Turki Al-Sheikh al frente de la UDA y la actualidad no paró de dar noticias a lo largo de la jornada, aunque ya no, como en el día anterior, visionadas en las redes sociales de la entidad ni de la página web. Porque lo vivido ayer fue, casi, con luz y taquígrafos. Con las nuevas caras que serán las encargadas de llevar el día a día del club, tanto a nivel administrativo como deportivo. En un sábado en el que el centro de atención fue el hotel Golf Almerimar. Hasta que el empresario saudí se fue vuelta a su país y todo pasó, sin la presencia del propietario, al Estadio de los Juegos Mediterráneos.

El lugar en el que fueron citados los jugadores a mediodía (12.00 horas) para irse hasta la localidad ejidense y conocer a su nuevo jefe y saber, de primera mano, cómo queda el club y los planes que tendrá la entidad en el futuro. Una cita a la que no acudió Álvaro Giménez, que estaba ultimando su traspaso al Birmingham inglés, su, en teoría, nuevo destino.

Los jugadores están citados en el Estadio de los Juegos Mediterráneos
Acuden todos menos Álvaro Giménez. El ilicitano ultima su salida de la entidad.
14.00
Se desplazan hasta el hotel Golf Almerimar para que el nuevo propietario los conozca y les pueda desear buena suerte en esta nueva temporada en Segunda.
El saudí Turki Al-Sheikh da por finalizada su primera estancia en Almería
Se marcha sin precisar la fecha de vuelta de nuevo a la capital almeriense.

Pero el día, aunque era ya previsible, no fue igual para todos. Mientras que los futbolistas seguirán, por ahora, en la entidad rojiblanca, el que no lo hará es Óscar Fernández. El entrenador valenciano ya sabía, sobre todo por redes sociales, que no continuaría y que ni tan siquiera dirigirá ningún partido oficial a la UDA. A la que ha entrenado en cinco partidos amistosos. El último ante la UD Las Palmas (1-1), el viernes, cuando ya sabía que le quedaban horas en el cargo.

Óscar Fernández acudió al Estadio de los Juegos Mediterráneos con su representante. Sabedor de que le sería comunicado, ya de manera oficial y pendiente de la negociación para su marcha, que dejaba de ser entrenador. Se reunió con Miguel Ángel Corona e Ibán Andrés. A la espera de que o Turki Al-Sheikh o un responsable de la nueva UDA firmara ya toda la documentación. Pero no fue en la sede de la entidad. Los cuatro, junto a Lorena García y Jorge Díaz, el delegado del equipo, se marcharon en coches particulares hasta Almerimar.

Mientras, era la plantilla del primer equipo, con incertidumbre por lo que se podrían encontrar, la que se subió al autobús del equipo para tomar la misma dirección y afrontar los kilómetros hasta conocer a la nueva cúpula del club rojiblanco. Todos menos Álvaro Giménez. Que no será el único que deje el vestuario almeriense en las próximas fechas. Bien porque encuentren un mejor destino o porque, directamente, no entren en los planes de la dirección deportiva, encabezada ya por Darío Drudi, ni en los del entrenador (Pedro Emanuel).

Los dos que serán las cabezas visibles en la nueva política deportiva de la UDA, al menos para el primer equipo, estaban ya en Almerimar. Ambos ultimando los detalles para esta nueva etapa. Acostumbrados a los métodos de Turki Al-Sheikh, con el que han compartido otros momentos en los últimos meses y años. Ambos estuvieron presentes cuando la plantilla, tras un aperitivo, pudo conocer al propietario que ha llegado para «hacer crecer al club», tal y como aseguró Alfonso García cuando el empresario murciano dejó atrás 16 años al frente del Almería para dejarle el testigo a una de las personas más influyentes de Arabia Saudí.

La reunión fue corta. El ya máximo accionista del club los conoció uno a uno y les deseó suerte para esta nueva campaña. No se paró para decirles si uno u otro seguiría. Porque esa labor ya será ejecutada por su hombre de confianza y el responsable, como director general, de la nueva UDA. Mohamed El Assy es ya el que determinará todos los movimientos que se produzcan a nivel administrativo, previa autorización desde Arabia Saudí, salvo cuando Turki Al-Sheikh decida que debe estar en Almería.

Negociaciones

Como ya se le vio, a Mohamed El Assy, ultimando la salida de Óscar Fernández. Porque mientras que había reuniones en una sala, también la había en otra. Los jugadores por un lado. El que ha sido su entrenador en otra parte. El nuevo cuerpo técnico por otro lado. Además, también, de la que ha sido la dirección deportiva en las últimas campañas por otro. Porque Miguel Ángel Corona e Ibán Andrés seguían en Almerimar.

Tras comunicarle a Óscar Fernández que debían irse hasta la localidad ejidense para que el nuevo propietario le dijera que no seguía, tanto el talaverano como el almeriense estaban pendientes de que Turki Al-Sheikh les dijera si dejaban sus puestos de trabajo, porque ya hay otro director deportivo que viene con su equipo o, por el contrario, seguirían en la entidad pero viendo ya muy limitadas sus funciones, al tener ya a otros responsables en ese área de trabajo. Pasaban las horas y nada se sabía de manera oficial.

Lo que sí fue 'oficial' lo protagonizó Turki Al-Sheikh. Cuando, con la camiseta de la primera equipación de la UDA y bermudas, salió del hotel Golf Almerimar. Se subió en el coche que lo ha acompañado en los días que ha estado en la provincia y emprendió el camino hasta el aeropuerto. Lo esperaba el jet privado para volver hasta Arabia Saudí. Con la satisfacción de haber logrado el objetivo que tenía cuando llegó hasta Almería hace unos días.

Tenían en mente el comprar la entidad rojiblanca. Mientras que el primer equipo estaba en Estepona. Mientras que Alfonso García, anterior propietario, también estaba, como todos los años, con los que eran sus jugadores. Junto a él, la presencia del director deportivo. Asegurando el club que estaban para tener reuniones y completar la confección de la plantilla.

Lo que saltó por los aires cuando el miércoles García, le dijo al director deportivo que debían volver a Almería para enseñarles el Estadio de los Juegos Mediterráneos a un grupo liderado por Turki Al-Sheikh. Comenzaron horas, convertidas en días, de incertidumbre en lo que era la expedición deportiva del Almería en tierras malagueñas. Que no lograban entender nada, por la falta de información que el propio Alfonso García no les decía. En un día y medio, la venta del club era un hecho. Con el equipo jugando el viernes en Marbella. Teniendo que suspender el choque que debía jugarse hoy ante el conjunto marbellí. Hasta que, ayer, todos los profesionales le pusieron cara física y voz al que es su nuevo 'jefe'. El que ha dejado los deberes para que Mohamed El Assy y Darío Drudi ejecuten y se pueda completar la plantilla que pondrán, desde mañana, en manos de Pedro Emanuel.