UD Almería

Se busca 'delantero pichichi'

Álvaro Giménez, un delantero hecho para el gol en la UD Almería./AGENCIA LOF
Álvaro Giménez, un delantero hecho para el gol en la UD Almería. / AGENCIA LOF

Álvaro Giménez, el primer máximo goleador que fabrica la UD Almería | El ilicitano, que encabeza la tabla actual en Segunda División, 'persigue' a Charles Dias y Leo Ulloa, que lo fueron en las temporadas 2011/12 y 2012/13

Juanjo Aguilera
JUANJO AGUILERA

Es el tercero, pero en realidad es el primer pichichi que 'fabrica' la UD Almería. Álvaro Giménez, con su triplete del domingo, es el cuarto máximo goleador rojiblanco en una misma temporada, a un gol de otro Álvaro -Negredo-, que hizo 19 en su segunda temporada como indálico, pero este en Primera División. Si hay que ceñirse sólo a la división de plata, el ilicitano sólo tiene por delante a los dos únicos jugadores que, vistiendo los colores del equipo unionista, han sido máximos goleadores de la citada división, el argentino Leo Ulloa y el hispano-brasileño Charles Dias. El primero se 'entretuvo' en hacer 28 goles en la 2011/12 y el segundo firmó 32, una temporada después, con 27 en la fase regular y cinco goles más en el playoff -dos a la UD Las Palmas y tres al Girona-.

Álvaro Giménez lucha ahora por ser el máximo goleador de la competición en una pelea que tiene 'color rojiblanco', pues supera en dos dianas a Quique González, que hizo el gol del Deportivo de La Coruña frente al Cádiz CF, y a Juan Muñoz, que se ha destapado esta temporada en las filas de la AD Alcorcón, y de los 4 goles que hizo como indálico la anterior temporada ha pasado a los 14 en la presente.

Pero el jugador ilicitano es un goleador inesperado, nacido de la confianza de la UD Almería en que podría llegar a hacer esas cifras que nada tienen que ver con su pasado, que habla de seis como el máximo registro en una temporada. 'Sin comérselo ni bebérselo', se ha merecido todos los goles que lleva. Con cinco tantos de penalti -todos cometidos sobre él-, los demás tienen la 'pelea' como constante, el hecho de estar en el sitio, de buscarlos, un delantero más de pierna izquierda que de derecha o de cabeza. Con la zurda 'ha puesto nombre' a 12 de sus tantos, tres más los hizo con la derecha y otros tres los marcó con la cabeza. Ese 'déficit' en el remate con la testa le quita puntos para ser un delantero a la antigua usanza, pero el resto de virtudes le colocan como tal porque es un luchador infatigable, un pesado para los defensas rivales, con la portería entre ceja y ceja. Además, el ilicitano atesora buena técnica en conducción y anticipación en los desmarques.

La historia

Eficiente, es un pichichi fabricado en el anexo y en el Estadio de los Juegos Mediterráneos. Hasta hace bien poco, la entidad rojiblanca ha fichado goleadores que, con más o menos suerte, han tratado de cumplir con el rol, que han llevado el gol en la sangre. La primera temporada oficial de la UD Almería fue en Segunda División A, en la 2002/03. Francisco, en aquel campeonato y en el siguiente, encabezó la lista de anotadores con 15 y 16 tantos. Después fueron llegando los Roberto Nanni e Ibán Espadas, con 5; Ortiz Bernal y Albert Crusat, con 8; Míchel, con 12, la temporada del primer ascenso; Álvaro Negredo, que comandó la lista en los dos primeros años de militancia en Primera División, con 13 y 19; Kalu Uche, con 9, o Pablo Piatti, el año de la primera despedida rojiblanca de la Liga de las Estrellas, con 8.

El conjunto indálico había apostado después por un goleador con la llegada de Leo Ulloa. El argentino, que logró el título en la Premier con el Leicester City y que ahora milita en el Pachuca mexicano, permitió a los rojiblancos soñar con un nuevo ascenso a la máxima categoría del fútbol nacional, en la 2011/12, firmando 28 goles en una misma Liga. Es la cifra más alta, en campaña regular, de un delantero del conjunto almeriensista. Con Charles Dias, otro con la profesión de 'hombre de área' en el 'dni' que marcó 15 goles en Pontevedra o Córdoba -su primer año con los de El Arcángel-, se logró el ascenso. Hizo un gol menos que Ulloa en la fase regular -27-, pero se desató en el playoff, con dos goles a la UD Las Palmas y tres al Girona -uno en Montilivi, en la ida, y dos en el Juegos Mediterráneos, en la vuelta de la final-.

Luego, Rodri, con 8, y Tomer Hemed, con 9, fueron las referencias en Primera División y a partir de ese momento, con la economía 'maltrecha', a buscar 'cazadores' sin currículum. Quique González lo traía de su etapa en Guadalajara, pero en medio año entre la UDA y el Racing no explotó, en la 2014/15. Lo hizo en las dos campañas posteriores en las que estuvo como rojiblanco a 'tiempo completo'. En la 2015/16 marcó 15 goles y en la siguiente, antes de irse a Atlético Osasuna, hizo un gol más. El año pasado el encargo se le hizo a Juan Muñoz, el mismo que hoy lleva 14 goles y en Almería sólo hizo cuatro como consecuencia de que el fútbol no es una ciencia exacta. Entonces, el máximo goleador fue Rubén Alcaraz, con 9.

Nada es seguro

Es tan inexacta la 'ciencia futbolística' que el nuevo 'cazagoles' de la UD Almería no había conseguido, sumando todos los goles anotados en sus temporadas en Segunda División A, tantos como los que lleva en su primera temporada como jugador rojiblanco. Es más, se echó a reír cuando 'prometió' los quince goles que hoy son ya un agradable recuerdo en su currículum.

Su actual posición la empieza a ocupar de forma continuada en el Alcorcón con Julio Velázquez y si vino a la UDA fue para ocupar la de '9', aunque con la desconfianza de su poca capacidad goleadora años atrás. Era lo que había en el mercado ante la imposibilidad de traer un goleador por lo caro de la operación y la poca confianza de estos para comprometerse con un equipo en el que no sufrir en Segunda era una lotería, tras la 'negra estela' de las últimas tres temporadas.

Álvaro ha demostrado que lo del gol son rachas. Ha marcado en 14 de los 36 partidos que ha disputado, lleva ocho en los últimos cinco duelos, donde sólo ante el Oviedo se quedó sin ver puerta. El hat trick del domingo puede que no sea tal si se acude a lo que los puristas piden de marcar un gol con cada pierna y otro de cabeza, pero sí hizo el que se 'estila' en el centro y norte de Europa, especialmente en Alemania, donde se le da 'autoridad' a la hazaña si los tres tantos los hace sin que nadie marque entre medias de alguno, como así fue. Álvaro, además, se convirtió el domingo en el primer jugador de la Segunda española en hacer un triplete en un mismo tiempo -según publicó @2010MisterChip-.

Por eso, Alfonso García dijo al término del partido que sería complicado mantenerlo en la UDA la próxima temporada. Él, por su parte, manifestó que «tengo un año de contrato. Voy a jugar estos cuatro partidos, tengo un año más y no se sabe qué es lo que puede pasar. En verano, el agente tendrá que hablar y ya se decidirá». Expuso, del mismo modo, que «un delantero se paga, si está bien y hace goles es algo que se va a llevar y veremos a ver qué es lo que pasa».