Este contenido es exclusivo para suscriptores

Suscripción Semestral + 2 Entradas Cine Megarama (valoradas en 13,60euros), ahora por 24'95euros

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoNuevas secciones y más contenidos exclusivosLectura más amable y sin interrupcionesNueva app exclusiva sin publicidadNewsletters personalizadasEl Club: Ventajas, sorteos y actividades.
UD Almería

Con Alpe d'Huez para el final de la etapa

Con Alpe d'Huez para el final de la etapaGráfico

La UD Almería inicia un calendario 'rompepiernas' para acabar con la alta montaña ante Granada y Dépor | En los inicios del ciclo, se medirá a tres rivales con peor clasificación para acabar con tres serios aspirantes al ascenso a Primera División

JUANJO AGUILERA

Con la próxima edición de la Clásica de Almería a la vuelta de la esquina y que se celebrará justo el día que estaba fijado el partido frente al Reus que no se jugará, el 'mundo del pedal' aparece también en el fútbol y en la 'vida futura' de la UD Almería. El equipo rojiblanco espera a ver cómo transcurre ese 'perfil' competitivo que se pone en marcha el domingo, desde las seis de la tarde, frente al CD Numancia y que concluye en torno al 24 de marzo en Riazor y el enfrentamiento con el Deportivo de La Coruña.

En esa fase, la UD Almería, que ya 'ha ganado' el partido en Reus por la exclusión de la competición del equipo reusense -en esta segunda vuelta todos los enfrentamientos se le computarán como perdidos (1-0), pero aún no los están figurando en la clasificación de LaLiga 1|2|3-, tendrá una 'perfil de etapa' que comenzará en 'rompepiernas', con rivales a los que aventaja en la clasificación pero que igualmente no admiten excesos de confianzas, para acabar en una etapa entre los Pirineos y los Alpes, pues las tres últimas jornadas de este periodo, del que Esteban Saveljich dijo que podría valer para ver el camino definitivo de los rojiblancos -ahora mismo están a siete puntos del playoff y con nueve de ventaja sobre el descenso- en la Liga, son ante equipos que tienen el ascenso entre 'ceja y ceja' con el Granada, que es líder de la competición, y el citado Deportivo de la Coruña, que ahora mismo es cuarto clasificado.

El panorama de la competición está interesante por arriba. Aunque queda mucha Liga, sí parece que hay cinco puestos asignados, aunque no el orden. Es el Granada el que manda. Sin embargo no tiene ni siquiera un partido de ventaja sobre el Albacete, que sería líder en cuanto reciba los tres puntos del partido frente al Reus, que todavía no se les han concedido tampoco ni a la UD Las Palmas ni a Elche CF. Ahora mismo parece que es el Alcorcón el que mira hacia abajo para que no le alcancen. El equipo alfarero está en este momento a cuatro puntos de la quinta plaza, que la tiene el cuadro castellano-manchego y uno más con respecto al cuarto. Una diferencia poco mayor con respecto a la que tiene el equipo almeriense, por lo que no es descabellado pensar en opciones reales de los indálicos, aunque todo se aclarará o se 'enturbiará' en los seis partidos que los de Fran Fernández disputarán entre el duelo con ese primer duelo, frente al Numancia, y el que se disputará en A Coruña, frente al Dépor.

Haciendo piernas

La UD Almería tendrá una primera parte del calendario en la que se enfrentará a rivales con peor puntuación, pero que han demostrado capacidad para ganar a cualquiera. De todos, por puntos, el más cercano es el CD Numancia, que acudirá al Estadio de los Juegos Mediterráneos con una desventaja de sólo un punto con respecto a los rojiblancos. Pero el equipo castellano-leonés acumula cuatro partidos seguidos sin perder, con victorias en casa ante Córdoba (3-2) y Lugo (3-0) y empates a domicilio en Reus (1-1) -último partido de la primera vuelta- y Elche (1-1). El equipo de Aritz López Garai es uno de los más en forma de la competición en las últimas cinco jornadas, con Osasuna y Oviedo en mejor posición, pues han ganado cuatro de esas cinco citas.

En contraposición se encuentra el siguiente rival, tras una jornada de 'avituallamiento' -la referida del partido previsto frente al Reus-. El Almería recibirá en casa al Córdoba CF, equipo que sólo ha ganado uno de los últimos trece partidos, de los que perdió en ocho ocasiones. La victoria la consiguió en la décimo novena jornada, como si le hubiera tocado la lotería ante Las Palmas el día del sorteo de Navidad. Desde entonces, tres derrotas más a las espaldas de los de Curro Torres.

La fase de rompepiernas se 'trunca' con un puerto difícil, el de La Romareda, en la vigésimo octava jornada, prevista para el primer fin de semana de marzo. El conjunto zaragocista, ahora con Víctor Fernández, nunca ha sido plato de buen gusto para la UD Almería. Hubo fase de la historia que colocaba al Real Zaragoza junto con el Barça como un equipo al que los rojiblancos nunca habían ganado hasta la temporada 2009/10, en la que el Almería de Juanma Lillo ganó con gol de Kalu Uche en casa. Pero en La Romareda siempre hubo 'agua' y en siete visitas sólo logró un empate, gracias a un gol de Álvaro Negredo, en el 90, con el Almería de Emery, que contribuyó al descenso blanquillo.

Rampas duras

Sporting, en El Molinón-Enrique Castro Quini; Granada, en el Estadio de los Juegos Mediterráneos, y Deportivo de La Coruña, en Riazor, marcan un perfil en continuo ascenso para los rojiblancos, partidos de muchísima exigencia -no menos que los anteriores- pero ante rivales que miran con 'dientes afilados', viendo la recta final de la competición y en cualquier caso la obligación para confirmar objetivos.

El Sporting y su estadio tampoco no son buenos 'amigos' para los rojiblancos. Allí sólo han ganado una vez para dar un zarpazo al ascenso, en la 2006/07, después de que debutaran con tablas (2-2) en la primera ocasión en la que cruzaron sus caminos, en partido disputado en el Antonio Amilivia de León. Después, sólo derrotas tanto en Primera como en Segunda. El cuadro sportinguista, ahora, es diferente al de la primera vuelta, que cayó en Almería (2-1), en el primer partido que remontaban los de Fran Fernández esta temporada. La destitución de Rubén Baraja dio el cargo a José Alberto, técnico del filial, que ha metido al equipo en dinámica ganadora. La pasada jornada ganó 0-3 en el Francisco de la Hera, victoria que borró la mala sensación de su último partido en casa frente al Dépor (1-2), segunda derrota de 2019 en El Molinón, tras la del primer partido del año ante el Real Zaragoza (1-2).

Los puertos más fuertes hablan del duelo frente al Granada, en casa, previsto para el fin de semana del 17 de marzo. El cuadro nazarí, líder momentáneo hasta que se le concedan los puntos al Albacete, llegaba a Pamplona con ocho partidos seguidos sin perder, lo que sirve para darse una idea del equipo de Diego Martínez. Sus victorias, desde el 4 de noviembre en La Romareda, no se producen por más de un gol de diferencia, algo que, aunque puede dar para pensar que está a tiro, también sirve para poner en valor la solidez del conjunto del Nuevo Los Cármenes cuando se pone por delante en el marcador. De hecho, ningún equipo ha sido capaz de remontarle en el marcador, pero sí es verdad que le supone un 'trauma' verse por debajo.

El calendario se cierra con un 'duelo alpino', casi al mismo nivel que el que disputará en casa ante el Granada, que será frente al Deportivo de La Coruña, en torno al 24 de marzo. En Riazor, los rojiblancos tienen un 'campo amigo'. No en vano, desde aquel 26 de agosto de 2007 en el que se vieron por primera vez para conquistar los puntos del debut en Primera División, se han visto seis veces -cinco en Liga y una en Copa del Rey-, los rojiblancos han ganado cuatro veces. Pero este Dépor de la presente temporada, con el 'desembarco' económico de la ayuda de la Liga, ha hecho una gran plantilla. En Riazor no ha perdido, ocho victorias. De todas formas, el Almería ya le enseñó los dientes en casa y a poco que se descuide está capacitado para demarrar en las últimas rampas y luchar por coronar por delante la dura etapa de montaña.