UD Almería

El Almería venció y convenció ante la SD Huesca en opinión de la prensa

Los rojiblancos celebran el tempranero gol conseguido por Sekou Gassama./LOF
Los rojiblancos celebran el tempranero gol conseguido por Sekou Gassama. / LOF

Sobre los rojiblancos se destacaba que se postulan «como firme candidato al ascenso directo tras la entrada de los petrodólares»

JOSÉ GABRIEL GUTIÉRREZ

Tarde redonda para la UD Almería ante la SD Huesca en el segundo envite rojiblanco en casa, solventado con victoria y despliegue de buen criterio de juego sobre el césped. Son algunas de las valoraciones que, de manera coincidente, se pudieron leer ayer en la prensa escrita sobre el partido entre dos candidatos, según se va dejando entrever, para estar en la lucha por ascender directamente a Primera.

En líneas generales, el encuentro disputado en el Estadio de los Juegos Mediterráneos, según las crónicas extraídas, tuvo dos caras bien opuestas. Una, la primera, de abrumador dominio de la UD Almería, que mereció más que el 1-0 a su favor con el que marchó a vestuarios. Otra, la segunda, en la que el dominio correspondió a la SD Huesca, en cierto modo 'ayudado' por el cansancio de los rojiblancos, pero sin crear ocasiones de peligro.

Narcisismo y petrodólares

En la prensa aragonesa, los medios escritos señalaban a la UD Almería como justo ganador. El Periódico de Aragón titulaba 'El Huesca se ahoga en el narcisismo' y se narraba que el equipo almeriense arrolló al oscense en la primera parte. «El Huesca es un equipo con aroma a ascenso directo, pero nadie va a regalarle una plaza en ese privilegiado montacargas. Sobre todo si el que tiene enfrente es otro aspirante a hollar la cima del campeonato con un buen perfume. El equipo de Míchel se plantó mirándose al espejo durante la primera parte y sólo vio reflejado a un Almería desbordante de concentración, ambiciones y fútbol». Sobre la segunda parte se pudo leer que «el Almería, que se había dejado el alma en su fogoso despegue, perdió físico pero no las posiciones para defender la ventaja. El Huesca, dada por extraviada la primera parte y sin pegada, se ahogó en la contemplación de una belleza que posee pero a la que debe dotar de una intensidad constante».

En el Diario del Alto Aragón el titular era de 'Un mal primer tiempo lastra al Huesca en Almería', exponiendo que a los rojiblancos pudieron marcar más. «Un gol tempranero, un mal primer tiempo y una reacción insuficiente en el segundo tiempo, supuso la primera derrota del Huesca ante un Almería que con el marcador a favor pudo sentenciar antes del descanso. A la mejoría del Huesca tras el paso por los vestuarios le faltaron oportunidades para empatar». Además, se informaba que «la primera derrota de los oscenses, con más juego que ocasiones en el segundo, ante un Almería que se postula también como candidato al ascenso tras la revolución económico-deportiva que ha supuesto la entrada de los petrodólares».

De golear a dejar con vida

Respecto a los diarios deportivos, igualmente en formato digital, As abría la crónica titulando 'Sekou dispara la ilusión en Almería' y resaltaba en el antetítulo que 'los rojiblancos firmaron una primera parte para enmarcar y desperdiciaron un penalti. Al Huesca le faltaron argumentos en ataque». Se exponía que el Almería pudo sentenciar en el primer tiempo. «El fastuoso proyecto del nuevo jeque del fútbol español ha desbordado la ilusión en Almería. Sekou fue el héroe ante el Huesca, marcando el gol definitivo nada más arrancar el partido. El Huesca logró equilibrar en el segundo tiempo, pero sus ataques se diluían mucho antes de alcanzar la portería de René». Sobre el segundo acto, se narraba que «el Almería dejó con vida al Huesca y los de Míchel se engancharon al partido tras el intermedio. El Almería dio un paso atrás, cedió los mandos del encuentro y el Huesca empezó a jugar en campo contrario, creciendo a medida que el físico iba abandonando al Almería. Pero al equipo oscense le faltó clarividencia y último pase».

En Marca se titulaba 'Otro cabezazo de Sekou vuelve a salvar al Almería', resaltando que el madrugador tanto hizo casi desaparecer al Huesca en el primer tiempo. «El gol tempranero fue una losa para los oscenses, que estuvieron desaparecidos en los primeros 45 minutos. En el primer acto, los rojiblancos fueron muy superiores, salieron con una marcha más y tuvieron el control absoluto». Sobre el segundo tiempo, se pudo leer que hubo 'otro partido'. «En el segundo acto cambiaron las tornas. El Huesca fue mejor, tuvo más protagonismo y el dominio fue de los de Míchel, pero no llegaron a crear ocasiones claras de peligro. El Almería notó el desgaste realizado en el primer tiempo y le costó meterse en el partido».