UD Almería

El Almería saca menos premio del que merece

VÍDEO: LALIGA

El equipo rojiblanco se rehace para estar cerca de la victoria ante un Málaga sin fútbol

Juanjo Aguilera
JUANJO AGUILERAALMERÍA

La UD Almería se quedó a un gol, o más, pero con uno hubiese bastado, para haber ganado, pero sobre todo para haber plasmado con puntos y sobre el césped de La Rosaleda una propuesta loable, valiente otra vez, para demostrar que el fútbol no entiende de euros, sino de propuestas, y la planteada ayer no la tumban los goles en contra. El Almería, sin perderle nunca la cara al partido, sin ni siquiera dar su brazo a torcer, se fue al descanso con desventaja en el marcador, pero sabedor de que a poco que salieran las cosas la sonrisa llegaría. Y, aunque tardó en llegar, llegó cuando más se valora. En el 90, Luis Rioja firmó menos de lo merecido, pero lo mejor de lo que se pudo alcanzar.

Para llegar a eso, la segunda parte fue un monólogo ante un Málaga al que de principio le valió encerrarse, meterse atrás y salir con cuentagotas para, todo hay que decirlo, tener hasta ocasión para hacer el segundo, pero a partir de ahí ya no pudo salir. El Almería le 'invitó' a defender con una defensa 6-0 de balonmano, tratando de tapar huecos ante un equipo indálico 'encabezonado' en destaparlos. Por momentos, el partido parecía destinado a ser un nuevo 'Día de la marmota', como si se estuviera en la tercera jornada de la primera vuelta, con el Málaga marcando y el Almería mereciendo ganar el partido, pero no haciéndolo. Hasta que Luis Rioja puso al equipo indálico más cerca de donde merecía porque el empate es el menos malo de los resultados, pero el más bueno de los posibles. El que se dioplasma eso de que este equipo nunca se rinde.

Propuesta de la UDA

El Almería, que saltó al campo con un once diferente al planteado inicialmente por la lesión de Juan Ibiza, que deparó la vuelta de Lucien Owona al centro de la zaga, propuso una presión alta que provocó un partido intenso de salida, sin que ninguno de los dos equipos mantuviese la posesión de balón, perjudicando la propuesta de López Muñiz, más 'acostumbrado' a dormir los partidos, encontrando dificultades para mover el balón, con la intensidad de la que hizo gala el equipo de Fran Fernández.

Aunque el rojiblanco Juan Carlos Real fue el primero en firmar una ocasión al buscar puerta en el minuto 8, para encontrar el despeje del central blanquiazul Pau Torres, en una acción por banda derecha, en el 11 no hubo contundencia a la hora del despeje de los defensores de la UD Almería y el centro de Keidi Bare lo enganchó Adrián González para llevar el balón al fondo de las mallas de René y poner en práctica el guión previsto por los malagueños, de tratar de controlar el partido, con el marcador a favor, esperando para salir a la contra.

1 Málaga CF

Munir; Cifuentes, Diego González, Pau Torres, Federico Ricca; Renato Santos (Ontiveros, m. 61), N'Diaye, Keidi Bare, Erik Morán (Seleznyov, m. 73); Gustavo Blanco y Adrián González.

1 UD Almería

René Román; José Romera (Demirovic, m. 58), Lucien Owona, Esteban Saveljich, Iván Martos; Yan Eteki (David Rocha, m. 83), César de la Hoz; José Corpas, Juan Carlos Real (Chema Núñez, m. 72), José Corpas, y Álvaro Giménez.

Goles
1-0, m. 11: Adrián González. 1-1, m. 90: Luis Rioja.
Árbitro
Areces Franco, perteneciente al colegio asturiano. Amonestó a Erik Morán (m. 24) y N'Diaye (m. 71), del Málaga CF, y a Lucien Owona (m. 58), Juan Carlos Real (m. 70) y Demirovic (m. 85), de la UD Almería.
Incidencias
Partido correspondiente a la vigésimo cuarta jornada del Campeonato de Liga de Segunda División A, Liga 1|2|3, celebrado en La Rosaleda.

Como siempre que la UDA encajó, reaccionó tras el gol. Fue creciendo, con una marcha más, proponiendo en campo rival, y estuvo cerca del gol en el minuto 24, como consecuencia de un balón alto que amagó con la cabeza Álvaro Giménez para Juan Carlos Real, el gallego le pegó al palo izquierdo de la meta de Munir y el rechace lo mandó a la red Álvaro Giménez, pero en posición antirreglamentaria.

A más

Aunque el conjunto rojiblanco no dejó de arriesgar, moviendo el balón en campo rival y proponiendo, fue el equipo malaguista el que estuvo cerca del gol en una acción que llegó a balón parado. Fue después de una falta cometida por el camerunés Yan Eteki en la frontal del área sobre Renato Santos. Este realizó un magistral lanzamiento que, por fortuna para los rojiblancos, se fue al larguero de la meta defendida por René Román, cuando se habían cumplidos los 32 minutos de juego del partido.

El Almería no dejó de intentarlo hasta merecer el gol. Pudo llegar si Areces Franco no hubiese querido saber nada de un penalti cometido, en el 43, sobre Álvaro Giménez cuando intentó rematar un centro de José Romera que Cifu mandó a córner. Pero la fortuna no estuvo del lado de los indálicos que lo tuvieron cerca en el minuto 44. Ahí pudo llegar el empate como consecuencia de un balón filtrado al costado derecho del ataque de la UD Almería. Por allí apareció Álvaro Giménez, caído a banda, para asistir a Juan Carlos Real, pero el disparo del talentoso '10' rojiblanco se encontró a Cifuentes en el camino, cortando el que hubiese sido el gol del merecido empate, justo en la que fue la última acción de la primera parte.

De principio, en la segunda mitad, no varió la propuesta planteada por el equipo rojiblanco, con una buena salida, pero sin fortuna cara al gol. Esta tampoco la tuvo el Málaga que sí que estuvo cerca de hacer el segundo en el minuto 51, con un balón de Adrián González para N'Diaye y el centro lo remató Keidi Bare a medio metro de René Román que, en una acción felina, dejó en intento el disparo del jugador albanés, que volvió a tener otra en el 55, pero Saveljich le cerró el paso, le obligó a no encarar y el disparo lo despejó René a saque de esquina.

Cambio de planes

Fran Fernández no esperó y movió ficha en el 58 para arriesgar, como ya lo hizo la pasada semana, dando entrada a Demirovic en lugar de José Romera para situar a Luis Corpas en el lateral derecho y cambiar el decorado arriba por donde apareció Luis Rioja a pierna cambiada, además de forzar a López Muñiz a modificar y buscar la velocidad con la entrada de Ontiveros por Renato Santos.

Propuso más el Almería. El Málaga se acercó menos a las inmediaciones del área rojiblanca y los de Fran Fernández no dejaron de buscar el balón arriba, falto de acierto en el pase final. Lo intentó Fran dando entrada a Chema Núñez en lugar de Juan Carlos Real. Con un minuto sobre el campo, el sevillano filtró un balón al segundo palo al que no llegó bien Saveljich, que remató sin fuerza. El argentino fue clave, en el 79, para salvar el segundo del Málaga, en una de las pocas llegadas de que dispusieron los blanquiazules. Esta la acabó Seleznyov y el argentino el que cortó para mandar el balón a córner.

En los últimos diez minutos, la presencia de Chema dio vida y el finalizador fue Demirovic, además casi de manera consecutiva, obligando primero a Munir para quedarse con el balón, en el 80, y parar mandar un remate fuera, por encima de la portería, en el 83. Pudo marcar Álvaro Giménez, en el 87, con un balón de Chema Núñez para Corpas, este lo puso al área y el remate del ilicitano se fue lamiendo el palo derecho de la meta de Munir.

El Almería escenificó aquello de que nunca se rinde y no lo hizo. En el 90, una acción de Luis Rioja por banda izquierda acabó en gol por empeño, por lucharlo, por pelearlo, pero por merecerlo. La pelea del sevillano le llevó a marcar con la pierna que los zurdos solamente la tienen para apoyo. Le falló el primer disparo con la buena, pero el rechace lo enganchó con la diestra para cerrar el partido con media sonrisa, porque el Almería mereció salir del campo con los tres puntos y a carcajadas.

En vídeo