Este contenido es exclusivo para suscriptores

Suscripción Semestral + 2 Entradas Cine Megarama (valoradas en 13,60euros), ahora por 24'95euros

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoNuevas secciones y más contenidos exclusivosLectura más amable y sin interrupcionesNueva app exclusiva sin publicidadNewsletters personalizadasEl Club: Ventajas, sorteos y actividades.
UD Almería

El Almería mira hacia arriba

Álvaro Giménez mira hacia arriba, como la UD Almería, que tiene el playoff a cinco puntos./AGENCIA LOF
Álvaro Giménez mira hacia arriba, como la UD Almería, que tiene el playoff a cinco puntos. / AGENCIA LOF

Los rojiblancos se colocan a cinco puntos del playoff con 17 partidos por disputar | Los 40 puntos están a 'tiro de piedra' para cerrarlos con el próximo partido en casa ante el Córdoba, en el último compromiso de febrero

Juanjo Aguilera
JUANJO AGUILERA

La victoria de la UD Almería del pasado domingo frente a Atlético Osasuna ha servido para recuperar la 'normalidad' de la temporada 2018/19, que habla de solidez en casa, pese a que el comienzo de 2019 no fuese demasiado bueno. De todas formas, en esta fase, el equipo ha encajado sólo una derrota, la encajada ante el que puede ser ahora mismo el mejor equipo de la competición -Osasuna sólo ha perdido dos partidos y empatado uno de los últimos 14 partidos disputados y que le sitúan como segundo clasificado-. El caso es que la UD Almería, a la que no le han salido demasiado bien las cosas desde que ganara al RCD Mallorca, en el penúltimo partido de la primera vuelta, se había atascado, mereciendo más pero sin conseguirlo, ante los rivales con los que se había cruzado -Alcorcón, Cádiz, Osasuna y Málaga-.

La victoria del pasado domingo frente al CD Numancia es un posicionamiento claro que permite a los rojiblancos 'quitarse la careta' y empezar a mirar hacia otras cosas. La zona de descenso, que la marca el Extremadura con 23 puntos, está a once puntos, pero eso puede que no sea significativo. Lo es más el hecho de que hay por debajo ocho equipos que no llegan a la treintena y eso también implica que tendrían que suceder muchas cosas extrañas -no ajenas en el mundo del fútbol- para que el cuadro indálico sufriera para lograr el primero de los objetivos, que no es otro que la permanencia, entre ellas que perdiera cuatro partidos y que hubiese una inmensa mayoría de los que están por debajo que los ganaran.

Cerca de la promoción

El Almería se posiciona cerca de la promoción, que está a cinco puntos con el con 39, después de ganar cuatro de los últimos cinco partidos. Y esa proximidad para los rojiblancos es algo impensable cuando comenzó la temporada. Es cierto que, como dijo Fran Fernández el domingo al término del partido, esta UDA tiene lo del sufrimiento en los genes, pero no es menos verdad que su juego permite pensar en otras cosas. A lo largo de la temporada ha conseguido que equipos como Zaragoza, Dépor, Oviedo, Mallorca, Málaga o Las Palmas hayan sido menos fieles a sus formas.

El Numancia no fue diferente. El equipo castellano-leonés se ahogó con su propuesta y el del domingo en el Estadio de los Juegos Mediterráneos es, junto al que jugó en el Nuevo Los Cármenes ante el Granada, el de menos presencia en las áreas de los de López Garai. En Granada, a diferencia del partido con el Almería, se quedó sin posesión y ante los rojiblancos tuvo cifras similares a las que suele promediar el conjunto numantino. Este no es un dato significativo cuando 'casan' la propiedad con la escasez de ocasiones. Tanto en Granada como ante la UDA, el Numancia se quedó en tres disparos a puerta sobre seis totales, lo que viene a significar que algo tendrá 'el agua -o el vino- cuando lo bendicen'. Es decir, que el rendimiento del rival es el fruto de la acción-reacción, de lo que intentas hacer y no puedes porque hay un equipo enfrente que te lo impide, como es el caso.

El equipo de Fran Fernández saca once puntos de ventaja a la zona de descenso

A eso puede y debe agarrarse una UD Almería ilusionada con las formas y con el hecho de que nadie, salvo el Cádiz y puede que en los dos partidos, ha sacado de 'sus casillas' al equipo rojiblanco, aunque sólo Osasuna y Rayo Majadahonda hayan sido capaces de ganarle por más de un gol de diferencia -con aquel 3-1 en El Sadar y el 2-0 en el Wanda Metropolitano-. El caso es que quedan 17 partidos en el calendario -uno de ellos, el del Reus de la próxima jornada, ya 'ganado' a espera de confirmación oficial- y lo mismo son muchos puntos para lanzar las campanas a vuelo que también para pensar que las diferencia de cinco puntos que a día de hoy hay sobre la sexta plaza es posible superarla.

El playoff

Orientativamente, el playoff de ascenso lleva instaurado en el campeonato de Segunda División desde la temporada 2010/11 y la media es superior a 64 puntos para meterse, a tenor de las cifras que se han necesitado en las ocho temporadas en las que el tercer equipo ascensor salió de las tres eliminatorias de final de Liga -las dos de semifinales y la final de ascenso-.

Curiosamente, el Almería ha estado en esa pelea en dos ocasiones. La primera vez se quedó fuera de ella por un punto. Los rojiblancos, en una temporada un tanto convulsa por la destitución de Lucas Alcaraz tras un empate frente al Xerez -tras una mala dinámica de resultados- y siendo quinto en la clasificación y la no recuperación del buen tono en los once partidos que disputó el equipo con Esteban Vigo, se quedaron a un punto de la promoción, con 70, mientras el Córdoba, que fue sexto, sumó 71.

La otra ocasión fue una temporada después, la 2012/13, en la que el conjunto unionista participó como el mejor de los cuatro que llegaron al playoff -el Almería sumó 74 puntos-, mientras la UD Las Palmas ocupó la sexta plaza sumando 66, los mismos que debió sumar el Valladolid en la temporada 2010/11. Uno menos necesitó el Numancia la pasada temporada. Osasuna, en la 2015/16, sumó 64; el Huesca, en la 2016/17, se metió con 63 puntos.

La cifra fluctúa entre esos 71 puntos del Córdoba, en la temporada 2011/12, y los 61 que han necesitado sumar el propio conjunto cordobesista, en la 2013/14, o el Real Zaragoza, en la 2014/15. La media de la suma de los ocho sextos o séptimos clasificados -hay dos temporadas en las que el Barça B ocupó plaza de playoff- habla de 64,6 puntos. De todas formas, el billete para el playoff podría estar en torno a los 65 puntos, para lo que a la UD Almería le quedarían 31 puntos, con 51 por disputarse.

El calendario

De esos 17 partidos, aunque se pueda ser reiterativo, el del Reus ya está 'disputado' y de los otros 16 partidos, ocho se jugará en casa y otros tantos a domicilio. En el Estadio de los Juegos Mediterráneos deben 'aterrizar' Córdoba, Granada, Rayo Majadahonda, Nàstic, Real Oviedo, Elche, Alcorcón y Albacete, mientras que a domicilio habrá que ir a La Romareda, El Molinón-Enrique Castro 'Quini', Riazor, Francisco de la Hera, Heliodoro Rodríguez López, Anxo Carro, Iberostar Estadi y Estadio Gran Canaria.

Habrá dos partidos seguidos fuera, para rendir visita a Real Zaragoza y Sporting de Gijón, que serán las dos próximas salidas tras jugar el próximo domingo, día 24 de febrero, frente al Córdoba, para cerrar la temporada, en la fase regular, recibiendo al Albacete Balompié, en el Estadio de los Juegos Mediterráneos, previsto para el día 9 de junio.