UD Almería

El Almería madura a domicilio

René y Luis Rioja, que se abrazan, claves en el punto de Málaga porque uno evitó el segundo gol local y el otro marcó. /AGENCIA LOF
René y Luis Rioja, que se abrazan, claves en el punto de Málaga porque uno evitó el segundo gol local y el otro marcó. / AGENCIA LOF

Están a un partido de igualar la mejor racha de los últimos años, que fueron los seis partidos sin perder con Gorosito, en la temporada 2015/16 | Los rojiblancos encadenan cinco partidos sin perder lejos del Juegos Mediterráneos

Juanjo Aguilera
JUANJO AGUILERAALMERÍA

La exhibición de coraje mostrada por la UD Almería en Málaga, el pasado viernes, no cae en saco roto. Pero no cabe duda que el punto, merecidísimo, sumado en La Rosaleda tiene otras lecturas igualmente positivas y que van más allá de los comportamientos que pueden nacer exclusivamente de las 'entrañas', pues ese empate supone añadir, a la solidez en casa, el hecho de mostrarse igualmente invencible lejos del Estadio de los Juegos Mediterráneos. Ahí, en ese escenario donde las conquistas son más complicadas de cosechar -el fútbol, aunque no lo crean, es un deporte de referencias que hablan de la luz, del propio terreno de juego, de incluso la ubicación de la publicidad-, el cuadro rojiblanco que dirige Fran Fernández se ha hecho sólido para madurar e ir apuntalando lo que no debería ponerse ya en entredicho, que la lucha sólo por la permanencia en la categoría. Es cierto que quedan aún mucho puntos por disputarse -quedan 18 partidos todavía en juego- y que hay equipos que conocen lo que es pasar de ser candidato al ascenso a dar con sus huesos en Segunda División B -David Rocha sacó a relucir el recuerdo del Elche de hace dos temporadas el día de su presentación como rojiblanco-, pero no es menos cierto que esta UD Almería ofrece sensaciones bien distintas.

Llama la atención ese dicho que habla de que el 'Almería nunca se rinde'. En Málaga lo volvió a demostrar, no sólo no perdiendo en La Rosaleda, donde exclusivamente dos equipos, hasta llegar el Almería, habían logrado puntuar -Granada y Reus, que ganaron-, sino disfrutando de la última ocasión para haber incluso ganado el partido con ese disparo cruzado de Álvaro Giménez que se fue cerca del palo derecho de la meta de Munir. Y esa actitud parece haberse convertido en una máxima, acabando los partidos en campo contrario, consecuencia de la valentía con la que se expresa el equipo en una temporada muy diferente a las vividas hasta ahora, desde que el conjunto indálico tiene plaza en Segunda División A.

Al séptimo descansó

Las cosas han llegado a tal punto que encadena ya cinco partidos seguidos sin perder lejos del Estadio de los Juegos Mediterráneos, con una victoria y cuatro empates para firmar la segunda mejor racha de los unionistas desde que descendieron de Primera División al final de la temporada 2014/15, racha que ostentan los rojiblancos de la etapa de Néstor Gorosito, en la campaña 2015/16, al encadenar seis jornadas sin perder fuera, con cinco empates y una victoria. Esta, curiosamente, fue la que cerró la racha, al ganar en Ponferrada (1-3) y ver la luz a un larguísimo túnel sin victorias. Antes había conseguido empatar en El Sadar (0-0), ante Alavés (1-1), Tenerife (0-0), Elche (0-0) y Valladolid (1-1).

La racha se cerró en el séptimo compromiso a domicilio, con una derrota en Los Pajaritos, frente al CD Numancia, que consiguió ganarle 2-0. Los seis partidos los conseguirá igualar el conjunto rojiblanco en la próxima 'salida', en la que le corresponderá tener jornada de descanso, ya que era el partido fijado frente al Reus Deportiu, que ha sido cancelado, por lo que los unionistas añadirán una jornada más sin perder y tres puntos en su casillero, pues se le dará el partido por ganado (0-1), el mismo por el que se han dado por victoriosos los duelos de los rojinegros frente a la UD Las Palmas y Albacete Balompié.

La actual racha tiene también su mérito por lo que supone la entidad de los rivales. Se podría decir que a excepción del Nàstic de Tarragona o el Elche, que pelean 'descaradamente' por la permanencia -el cuadro tarraconense está en zona de descenso y el Elche se alivia por 'ganar' al Reus esta jornada-, los otros tres equipos luchan por el ascenso. Málaga lo hace por el directo y el Alcorcón, de momento, por el playoff. El Oviedo, que no está en esa zona privilegiada, juega hoy en el Carlos Tartiere frente al Cádiz con la intención de acercarse a los puestos de promoción.

Buenos números

El conjunto rojiblanco, que en La Rosaleda volvió a reencontrarse con el gol después de no haberlo logrado desde el último partido de la primera vuelta -logró imponerse por 2-0 al RCD Mallorca-, ha sumado ya a domicilio más victorias que en la temporada 2015/16 -solamente ganó un partido lejos de casa, el de la Ponferradina y que rompió más de un año sin ganar lejos del Estadio de los Juegos Mediterráneos de los rojiblancos- y está a una victoria -la que 'consiga' en Reus- para igualar lo hecho en las últimas dos temporadas en la división de plata del fútbol español.

Por lo pronto, el Almería necesitaría un empate más -sin cortar el duelo de Reus-, de aquí a final de temporada, para igualar las cifras de la temporada 2016/17, en la que sumó tres victorias -una de ellas con Fran Fernández al mando- y tres empates en los 21 partidos disputados a domicilio, la peor puntuación lejos de casa de las últimas tres campañas ligueras, en la que sumó doce.

En una temporada completa, el Almería de la 2015/16 y el de la 2017/18 sumó quince puntos lejos de casa, aunque el conjunto dirigido por Sergi Barjuan, Miguel Rivera, Joan Carrillo, Néstor Gorosito y Fernando Soriano acabó la temporada con sólo una victoria, pero sí 12 empates, perdiendo al final de aquella campaña ocho partidos a domicilio de los 21 disputados.

La pasada, las cifras hablan de otros quince puntos, consecuencia de tres victorias, seis empates y doce victorias. Actualmente, el cuadro indálico suma dos victorias y cinco empates en doce partidos, que serán, cuando finalice la jornada vigésimo sexta, tres victorias y cinco empates, para situarse a dos puntos de mejorar la temporada 'más notable' a domicilio de la UD Almería desde que milita en Segunda A, en su última etapa.