Una UD Almería con las ideas claras

Una UD Almería con las ideas claras

Fran Fernández utilizó 23 alineaciones diferentes a lo largo de los 41 encuentros de Liga

JUANJO AGUILERA

Fran Fernández puso 23 alineaciones diferentes en los 41 partidos que jugó la UD Almería en el campeonato que se cerró con una convincente victoria, el pasado sábado, frente al Albacete Balompié. Si bien los de los primeros enfrentamientos no se parecieron -Yan Eteki era el segundo en ese rol en el centro del campo, por la presencia de Joaquín Arzura y Joaquín, Owona y Trujillo alternaban hasta la puesta a punto de Saveljich por la salida del huercalense-, sí fueron apareciendo las concordancias hasta que en la quinta jornada, en la que llegó la primera victoria del torneo frente al Zaragoza, Fran Fernández dio con la tecla y formó un once que ha sido el que más veces se ha repetido a lo largo de la competición, lo mismo que la otra que sólo tiene el matiz de un cambio. Así, pasa a ser el 'patrón' que ha utilizado el técnico almeriense para hacer funcionar, a las mil maravillas, al equipo hasta final de temporada. En ella la alineación presentada en el último partido sólo se diferenció en cuatro cambios con respecto a la 'alineación tipo' por minutos y tres si hay que referirse a la otra que también se alineó tantas veces como esa a lo largo de la temporada. No se parece en casi nada con respecto a la del primer partido del campeonato, en el Estadio Ramón de Carranza, con ocho caras diferentes en aquella cita. René y Álvaro Giménez no pudieron estar por arrastrar sanciones de la temporada 2017/18.

Por minutos

Si hay que acogerse a los minutos, el once es el que se ha presentado en siete ocasiones a lo largo del torneo, con René Román bajo palos; José Romera y Andoni López, en los laterales, y Lucien Owona y Esteban Saveljich, como centrales.

El centro del campo se instaló en la quinta jornada y ha sido referencia del equipo, salvo en las ausencias obligadas por sanción, lesión o compromisos internacionales de Yan Eteki. El camerunés fue el lugarteniente de un espectacular César de la Hoz, que puede que su presencia no se notara cuando estaba, pero sí que su ausencia fue adolecer de un jugador con acciones medidas, clave en el rendimiento del equipo rojiblanco durante la recién concluida temporada liguera.

La zona que menos cambios ha sufrido ha sido la de segunda línea y ataque, en la que casi siempre aparecieron el polivalente José Corpas -también utilizado como lateral diestro- y Luis Rioja, por los costados. Alguna vez también se utilizó a Juanjo Narváez, Chema Núñez e incluso Juan Carlos Real, cuyo sitio fue de forma casi permanente el de estar por detrás de Álvaro Giménez para formar una 'sociedad del gol' que ha concedido a la UD Almería 30 goles, más de la mitad de los goles firmados por el conjunto indálico, concretamente un 58,82% de los tantos sumados en la temporada.

Los matices

Dijo Fran Fernández, justo en la rueda de prensa disputada antes de ir a Los Pajaritos, que se había dado mucho en las primeras jornadas que los equipos que mantenían bloques del año anterior repitieron mucho onces. «No lo hemos podido hacer por una circunstancias u otras, pero todo entrenador quiere un tipo de once».

Aunque dijo ser amigo de hacer cambios porque «no me gusta que el jugador se sienta cómodo, es verdad que ahora -en aquel momento- necesitamos un poco de estabilidad y muchos cambios no se van a producir». El tiempo le ha dado la razón al zapillero. Pues los utilizados han sido los que mejor rendimiento han dado a lo largo de la temporada para la UDA.

Si hay que irse a las líneas, con René jugándose los partidos trascendentales -Fernando cuando ha aparecido ha dado la imagen de ser un jugador que puede lucharle el puesto al de El Bosque-, la defensa ha tenido dos jugadores fijos, que han sido José Romera y Esteban Saveljich. Además, la banda izquierda fue de Andoni López desde su llegada -fue titular en la segunda jornada, en el partido ante el Tenerife- y hasta su lesión antes de ir a jugar al Carlos Tartiere. Ahí, Iván Martos aprovechó la lesión del barakaldés para agarrarse al puesto con 'uñas y dientes'. Mientras, por el centro, se pelearon Owona y Juan Fernández, con algo más de minutos para el camerunés, que cogió el puesto en el partido ante la UD Las Palmas para encadenar once partidos seguidos siendo titular. La 'pérdida de papeles' en Camerún, durante la Navidad, le hizo perder el puesto. Ibiza encadenó una buena racha en la primera vuelta y, en la segunda, fue alternando con Owona, aunque ambos sumaron partidos consecutivos para acabar con cifras similares. Owona con 22 partidos como titular y el pitiuso con 21.

Dos jugadores que han sido mejores por separado, siempre 'agarrados de la mano' del 'kaiser' de la defensa rojiblanca, un Esteban Saveljich que ha sido la pieza clave en el rendimiento defensivo del equipo de Fran Fernández.

Cinco onces

Lo cierto es que la temporada ha arrojado una visión que habla de un equipo almeriense que ha presentado, en los 41 partidos celebrados -falta el del Reus, que no se jugó-, 23 alineaciones distintas de salida, de las que 18 fueron 'únicas'. Las cinco restantes, con esos ligeros matices, se repiten siete, siete, cuatro, tres y dos veces.

Esas catorce ocasiones -siete y siete- no son en un mismo bloque porque se difieren en el centro de la zaga. En siete partidos, Esteban Saveljich tuvo a Lucien Owona como acompañante, con el camerunés en la diestras y el argentino en la izquierda, y en otras siete le correspondió a parecer a Juan Ibiza, que lo hizo como central zurdo, mientras el central de Tandil lo hizo entonces por la derecha.

La alineación que presenta cuatro repeticiones es la que tiene a Juan Ibiza como central zurdo y Andoni López como lateral, ya que el jugador cedido por el Athletic fue titular con la pareja formada por Owona y Saveljich. La que se presentó tres veces tiene a Owona, Saveljich e Iván Martos, y la que jugó dos partidos es en la que aparece Juanjo Narváez por Luis Rioja.

Así, han sido 22 los jugadores que han sido titulares en alguna ocasión, pero sólo quince están por encima de la quincena en una demostración de que el que manejó los onces siempre tuvo las ideas claras.

Más