UD Almería

Alfonso García llega para su despedida y que la nueva propiedad exponga su proyecto

Alfonso García se despedirá de 16 años al frente de la UDA, para dar paso al grupo liderado por Turki Al-Sheikh./
Alfonso García se despedirá de 16 años al frente de la UDA, para dar paso al grupo liderado por Turki Al-Sheikh.

Mohamed El Assy hablará por primera vez en nombre de Turki Al-Sheikh tras el visto bueno del CSD y LaLiga a la compra

JORDI FOLQUÉAlmería

Se hizo realidad el viernes en la notaría cuando Alfonso García y Turki Al-Sheikh firmaron el documento por el que el empresario murciano vendía la totalidad de sus acciones al saudí. Pero faltaban otros trámites para que la nueva propiedad pudiera explicar todo lo que quiere hacer en la UDA. Unos papeles que ya están en poder de los nuevos propietarios. Por ello, cinco días después del cambio de acciones, será hoy (12.30 horas) cuando el anterior dueño se siente para despedirse y, de esa manera, escenificar con los nuevos responsables del club la 'nueva' UDA. La entidad que ha recibido el visto bueno del Consejo Superior de Deportes y de LaLiga para esa operación.

Será el momento en el que, en el Estadio de los Juegos Mediterráneos, el empresario murciano 'entregue' a los nuevos propietarios el club almeriense. En la misma comparecencia estará un representante de este nuevo grupo que se ha hecho cargo. No está descartada la presencia de Turki Al-Sheikh, nuevo dueño, que se marchó a Arabia Saudí el sábado, una vez hecha la operación. El que sí que estará es Mohamed El Assy, director general del club desde que el pasado viernes se firmara el traspaso de poderes en una notaria de la capital y la persona que ha estado al frente de todas las operaciones hechas hasta el día de hoy.

García se despedirá después de 16 años al frente de la UDA. A la que llegó en 2003, tras comprar más del 80% de la ampliación de capital para, posteriormente, alcanzar el 96% del total del capital del club, al comprarle las acciones al grupo liderado por Guillermo Blanes. Una operación , en global, que le salió por unos 3 millones de euros. El viernes vendió el club al saudí Turki Al-Sheikh por 20 millones de euros, en efectivo, más asumir la deuda de unos siete millones.

La nueva propiedad, que todavía no ha hecho declaraciones desde que el viernes comprara el club, llega con la intención de hacer un club poderoso y con el objetivo del ascenso a la Liga Santander, con el fin de que la UDA crezca a todos los niveles. Sus planes, aunque solamente sean una teoría, empezarán hoy a que se puedan convertir en realidad.

Lo más urgente, la contratación de los jugadores que deben dar ese salto de calidad al plantel. Los que no se han comunicado hasta hoy. Porque todavía estaban pendientes de saber el límite salarial que LaLiga le permitirá gastarse. Una situación que ha hecho, como en el resto del clubes en los que hay un cambio de propiedad, que los agentes pregunten a la patronal por lo que la nueva UDA tiene para invertir. Para que nadie se quede sin poder jugar tras firmar un contrato. Preguntas que hoy deben tener ya respuesta en la voz de Mohamed El Assy.