UD Almería

De todo tiene la viña

Fernando y Nano, con Salvi Sánchez, miran hacia el balón./AGENCIA LOF
Fernando y Nano, con Salvi Sánchez, miran hacia el balón. / AGENCIA LOF

A lo largo de los 18 comienzos ligueros, los rojiblancos suman siete victorias y cuatro empates, con 27 goles marcados y 23 encajados | Con la derrota en Cádiz, el Almería alimenta el pesar por sexta vez en un comienzo de campeonato

JUANJO AGUILERAAlmería

Aunque solo es el primer partido del campeonato, lo que está claro es que las derrotas alimentan la incertidumbre, sean cuando sean y más allá de lo que ofrezcan las sensaciones. Con lo que reflejó el marcador al término de los 90 minutos disputados en el Ramón de Carranza, donde la imagen tampoco fue positiva, el Almería empieza perdiendo por sexta vez desde que, en el campeonato liguero de 2001/02, 'debutara' con la actual denominación de origen. Aquel día sobre el campo empató el duelo con un gol de Raúl Sánchez, en el minuto 4, que empató Marcos, en el 82. Sin embargo, los rojiblancos, a instancias de Pedro Moreno, presentaron reclamación por alineación indebida de Dani, que debía cumplir sanción de la temporada anterior en su etapa en el Benidorm, y el Comité de Competición dio los tres puntos a la UD Almería, que ganó por 3-0.

Ya se sabe que las estadísticas sirven de poco y que una derrota se borra rápidamente. El Almería de Francisco, en la segunda etapa en Primera División, estuvo diez jornadas sin ganar. En la undécima, cuando estaba con 'la soga al cuello', el conjunto rojiblanco 'se puso a ganar' nada más y nada menos que en Mestalla frente al Valencia de Miroslav Djukic, con Diego Alves bajo palos. Y, sin ir más lejos, el de Unai Emery, en Segunda División, no sumó ni un punto hasta la cuarta jornada.

El caso es que, después de 18 campeonatos iniciados, la UD Almería ha sumado, como es obvio a lo largo de tanto tiempo, todo tipo de sensaciones, tantas como resultados firmados. Sin embargo, son más las alegrías que las tristezas, aunque aquellas llegan más a domicilio que en casa. Los rojiblancos han sumado siete victorias, cinco empates y seis derrotas, que depararían un reparto equitativo en el caso de que solamente valiesen los resultados obtenidos sobre el terreno de juego -si aquel empate frente al Cartagonova se hubiese quedado así-.

Pocas alegrías en casa

El del pasado viernes en el Ramón de Carranza de Cádiz fue, de todas formas, la segunda derrota que los rojiblancos sufren en un comienzo de temporada lejos del Estadio de los Juegos Mediterráneos o del Campo Municipal Juan Rojas, donde también hubo comienzos de Liga para la entidad rojiblanca. La otra derrota de los unionistas se produjo en la temporada 2005/06, en la que el equipo dirigido entonces por Paco Flores debutó con un duelo en Los Pajaritos, después de una pretemporada 'convulsa' en la que, por ejemplo, Juan Carlos Moreno, que 'casi fichó' por la UDA, se quedó en el Numancia y marcó uno de los tres goles con los que los castellano-leoneses, con Enrique Martín en el banquillo, derrotaron a los rojiblancos en aquella inauguración del torneo.

Las otras cuatro derrotas las cosechó en casa. La primera llegó en el debut en Segunda A, en la temporada 2002/03, frente al Salamanca. Ganó el cuadro salmantino 1-2, con gol rojiblanco marcado por Juan Jesús. Dos años después, el que se llevó los puntos fue el Celta (0-1) y, acto seguido, la temporada del ascenso fue el Tenerife el que 'profanó' el Estadio de los Juegos Mediterráneos (0-1). La cuarta derrota fue frente al Villarreal, en el debut de Francisco como técnico de Primera. Ganaron los castellonenses 2-3, con goles locales de Rodri.

A domicilio

Lo de salir airoso lejos de casa también deparó más a domicilio que en propio terreno de juego. Cuatro de los siete triunfos sumados por los unionistas en la primera jornada liguera llegaron jugando lejos de casa, la más importante, por su relación con la historia, fue la que se deparó el día del debut en Primera División. Aquel día, 26 de agosto de 2007 en Riazor, la UD Almería superó al Dépor con los goles de jugadores como Álvaro Negredo, que debutaba en la máxima categoría del fútbol nacional después de haber descendido la temporada anterior a Segunda División B con el Real Madrid-Castilla, Fernando Soriano o Albert Crusat.

No es menos histórico el segundo triunfo a domicilio, que lo sumaron los rojiblancos en la segunda temporada de militancia en la máxima categoría. En aquella fecha, el equipo entonces entrenado por Gonzalo Arconada se entretuvo en ganar nada más y nada menos que en San Mamés, ante el Athletic de Joaquín Caparrós y de los Iraizoz, Susaeta, Etxeberria o Llorente. Ganó la UDA, que se colocó pronto por delante en el marcador con el gol de Hernán Pellerano, al que se unieron después los conseguidos por Álvaro Negredo y Juanma Ortiz.

Otros triunfos a domicilio fueron en el Mini Estadi, el año del segundo ascenso a Primera. Con Javi Gracia, la UD Almería ganó al filial blaugrana que tenía, entre otros, a Deulofeu, Javi Espinosa o Rafinha. En un partido de fútbol total el cuadro rojiblanco se apuntó la victoria 4-5, con dos goles de Fernando Soriano y uno de Leo Ulloa, Charles y Cristhian Fernández. La cuarta victoria a domicilio llegó el año pasado frente al Nàstic, en el Nou Estadi, y aquel gol de Caballero que pareció 'borrar' recuerdos del pasado, pero que al final ha sido la peor de las tres últimas temporadas en Segunda A.

En casa, las victorias. Tras la de la primera temporada de vida frente al Cartagonova, llegaron en la temporada 2003/04, frente al Málaga B (3-2), con goles rojiblancos materializados por Paco Luna, Jorge Pérez y Juan de Dios Cervián. La tercera y última fue en la 2015/16, con aquel 3-2 frente al Leganés y los dos goles de Iago Díaz y el de Quique González, que fue el que abrió la cuenta antes de que Paco Candela y Guillermo pusieran incertidumbre en el marcador.

Las tablas

Los empates llegaron en cuatro ocasiones, dos en casa y dos a domicilio. En casa fue en la 2009/10, con Hugo Sánchez en el banquillo y unas tablas más que justificadas frente al Real Valladolid, en un partido 'plano, plano'. El segundo empate como local se produjo frente al Cádiz, en la etapa de Soriano. Ramón Azeez hizo el gol, tras adelantarse el conjunto cadista con un gol de Ortuño.

A domicilio, los duelos fueron en El Sadar, frente a Osasuna, en la 2010/11, y frente al Córdoba, en la 2011/12. El primero sin goles y el segundo con el gol de Leo Ulloa. El partido se correspondió con la segunda jornada. La primera, en la que los rojiblancos debían haber jugado frente al Nàstic, se celebró el 26 de octubre de 2011, con triunfo de la UDA, con dos goles de Leo Ulloa y uno de Fernando Soriano.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos