UD Almería

Los veinte minutos finales malos echan por tierra los 70 buenos

Imagen del partido entre el Osasuna y el UD Almería./AGENCIA LOF
Imagen del partido entre el Osasuna y el UD Almería. / AGENCIA LOF

Los rojiblancos se manejaron durante más de dos tercios del envite con gol de Fidel; pero Quique y Coris remontaron para Osasuna

JUANJO AGUILERAALMERÍA

El Almería no supo desenvolverse durante los últimos 21 minutos de partido como sí lo hizo en los 69 primeros y un resultado satisfactorio, que debió acabar así, se desmoronó como un castillo de naipes por una acción positiva de un ex, otro ex como casi siempre, que entabló el encuentro y un error de René, al que se le escapó el balón en un centro del mismo Quique que Sebas Coris aprovechó para darle la vuelta al marcador y conseguir lo que le fue imposible en la primera parte, marcada por jugarse según propuso el equipo rojiblanco.

Todo en un partido en el que los de Luis Miguel Ramis supieron jugar bien tanto sin balón, algo que sucedió cuando el marcador era entablado, como con él, obligando a Osasuna a jugar al ritmo y del modo como quiso jugar el cuadro rojiblanco. El gol de Fidel dio paso a otro partido, donde durante los 25 últimos minutos de la primera parte y casi los primeros 25 de la segunda no hubo fútbol porque el Almería no quiso. Luego llegaron las tablas y la remontada de Osasuna, que dio pie a ver a un Almería al que le faltó una pizca más de llegada con 0-1 y con 2-1.

Crecer desde atrás

Osasuna salió intenso ante un Almería encerrado en su parcela, empujado a no salir y a sólo defenderse. De hecho, en cuatro minutos el equipo rojillo forzó tres saques de esquina que tuvieron la primera intervención de nota de René, tras un cabezazo de Lucas Torró, a centro de Roberto Torres, que el cancerbero rojiblanco mandó a saque de esquina. Era la respuesta a un intenso inicio de partido por la exposición rojilla, que presionaba arriba la salida de balón de los de Luis Miguel Ramis.

2 At. Osasuna

Sergio Herrera; Lillo, Oier, Aridane, Clerc; Roberto Torres (Sebas Coris, m. 58), Fran Mérida, Lucas Torró, Mateo García (Miguel de las Cuevas, m. 66); Xisco (Joaquín Arzura, m. 84) y Quique.

1 UD Almería

René; Fran Rodríguez, Owona, Morcillo, Nano; Mandi, Tino Costa (Verza, m. 73), Rubén Alcaraz (Hicham, m. 81); Fidel, Caballero (Juan Muñoz, m. 63) y Pozo.

Goles
0-1, m. 22: Fidel. 1-1, m. 70: Quique González. 2-1, m. 77: Sebas Coris.
Árbitro
Varón Aceitón, perteneciente al colegio balear. Amonestó a Lucas Torró (m. 53), Oier (m. 70) y Xisco (m. 72), del Atlético Osasuna, y a Mandi (m. 13) y Jorge Morcillo (m. 67), de la UD Almería.
Incidencias
Partido correspondiente a la quinta jornada del Campeonato de Liga de Segunda División A, Liga 1|2|3, celebrado en El Sadar, con 13.773 espectadores.

Poco a poco se fue apaciguando el ímpetu con el que actuaba el cuadro osasunista, ante un Almería que supo competir a los de Diego Martínez, que eran dueños de la posesión, aunque sin conseguir su propósito de romper el partido por el buen funcionamiento del conjunto de Luis Miguel Ramis.

La presión osasunista reportaba posesión, pero no ocasiones. El Almería, sin embargo, en la primera ocasión en la que pudo hacerlo creció. Fue en el m. 22, en una acción por banda izquierda que se inició con un pase sobre José Ángel Pozo, cesión y posterior centro de Nano al punto de penalti por donde apareció Pablo Caballero, que amagó el remate para dejarla pasar. Por la derecha entró Rubén Alcaraz, libre de marca, que se la puso a Fidel, que entró por el segundo palo para enchufarla al fondo de la meta defendida por Sergio Herrera.

A dormir

Intentó responder con acciones a balón parado el cuadro rojillo, pero Owona, primero, y el remate alto de Roberto Torres, después, acabaron con las intenciones del cuadro osasunista de igualar el partido ante un Almería que conseguía lo que ninguno de los cuatro equipos anteriores, rivales de Osasuna, habían logrado. Los rojiblancos eran los primeros que se adelantaban en el marcador a los de Diego Martínez, perdidos tras el tanto encajado.

Aminoraba la posesión de balón y el Almería sabía manejar lo que tenía. De hecho, era el único que lo intentaba. Tras una buena jugada, cuando se cumplía la primera media hora de partido, José Ángel Pozo buscó el disparo desde la frontal del área, que se le fue desviado de la portería defendida por el conjunto rojillo, impreciso a la hora de recuperar -15 recuperaciones por las 20 rojiblancas- y 'destacado' para perder el balón -56 por las 36 de la UDA-.

El cuadro de Luis Miguel Ramis sabía manejarse con el balón en los pies, con posesiones largas que trataban de dormir el partido ante un Osasuna que tenía 'pesadillas' para controlar el balón. Este, en el 39, acabó con un centro-chut que concluyó sin remate y que se marchó por encima del larguero en una fase del partido en la que los rojiblancos leyeron muy bien lo que propuso esa fase.

En la segunda, empujó Osasuna de salida y lo buscó en el 48, a la salida de una falta que remató Xisco de cabeza, el balón le cayó a Quique González y el pucelano, ex de la UD Almería, intentó metérsela entre las piernas a René, que no picó y se quedó con el balón para evitar el empate del conjunto rojillo, que estuvo próximo en una falta rigurosa que acabó lanzada fuera por Roberto Torres, que fue sustituido justo después por Sebas Coris, con la intención de buscar más trabajo para Nano.

Pese a todo, el primer cuarto de hora de la segunda mitad no ofreció nada, lo cual era bueno para lo que sucedía en el partido, con los rojiblancos siendo dueños de la situación. La entrada de Juan Muñoz buscó frenar la incidencia de la de Sebas Coris y no cambiaron las cosas, de salida. Pero en el minuto 70, sin embargo, un pase de Fran Mérida lo enganchó Quique González, desde la frontal del área, para batir a René por la escuadra.

Sin creer

Las tablas provocaron en Osasuna la 'crecida' de su comportamiento sobre el terreno de juego. El Almería buscó otro cambio, con la posesión de balón, dando entrada a Verza por Tino Costa. Sin embargo, no mejoró nada por un error de René, en el 77. Fue una acción por la izquierda, de Quique, que el cancerbero rojiblanco no acertó a atajar, el balón le cayó a Sebas Coris, que la empujó al fondo de las mallas.

Con poco más de diez minutos, el Almería trataba de nivelar un partido que no debió ir perdiendo, pero a Osasuna le salió mejor la opción de dormir el duelo, en esa fase que a la UD Almería en la primera parte, con escasas incidencias en las áreas. En el 85, con un disparo de Fran Mérida que se fue muy alto y, en el 88, con un remate de Fran Rodríguez que no encontró portería. De haberlo hecho habría firmado unas tablas más justas que la derrota. Esta no premia lo bueno que hizo el equipo de Ramis en El Sadar, donde mereció sacar tajada, si bien al final le faltó otra vez morder.

Fotos

Vídeos