UD Almería

«No me vale otro resultado que no sea ganar»

Jorge Morcillo quiere celebrar la victoria ante el Córdoba para ver las cosas más claras./AGENCIA LOF
Jorge Morcillo quiere celebrar la victoria ante el Córdoba para ver las cosas más claras. / AGENCIA LOF

Jorge Morcillo sólo quiere los tres puntos y «seguir viendo al Córdoba muy por debajo nuestro» | El central, dolido por la derrota en Granada, tiene claro que ganando al Córdoba «afrontaríamos el último partido del año con una mentalidad mucho mejor y seguiríamos fuera del descenso»

JUANJO AGUILERAALMERÍA

Tal y como está la situación, al Almería no le valdrá otro resultado ante el Córdoba que la victoria. El partido del próximo sábado es de esos en los que los puntos tienen un valor de una gran importancia porque supone sumar y que un rival directo no lo haga. Jorge Morcillo no habló de otro resultado válido, aunque el empate deje al rival a la misma distancia que hasta ahora. Su mente sólo está en lograr los tres puntos en disputa y «seguir viendo al Córdoba muy por debajo nuestro», expuso el valenciano.

Este, al que todavía le escuece la derrota del viernes frente al Granada, el triunfo frente al conjunto califal dejaría muchas cosas. «Desgraciadamente para ellos, les dejaríamos muy tocados y afrontaríamos el último partido del año con una mentalidad mucho mejor, con 22 puntos, seguiríamos fuera del descenso y pelearíamos por afianzar un poquito este final de primera vuelta para, quizás en esta segunda vuelta, mirar un poquito más hacia arriba y vivir un poquito más cómodos».

Vista atrás

El primer capitán rojiblanco miraba, forzado por las preguntas, hacia atrás para hablar de lo que supuso mentalmente la derrota del pasado viernes en Granada, más por cómo se produjo que por la derrota en sí. «Duele, sigue doliendo porque te ves con un punto muy valioso en el minuto 91 y te vas de vacío y con cara de tonto en el 93. Pensándolo fríamente, prefiero perder 2-1 que 3-2 en dos minutos. Al final, el resultado es el mismo, cero puntos y con la necesidad de ganar en casa contra el Córdoba, el sábado».

También habló del pequeño rifirrafe a la conclusión del partido, aunque no quiso darle importancia, ni desvelar con qué jugador pasó. «Fue que en su celebración del gol, el balón cayó cerca, yo fui corriendo para rascar unos segundos y a ver si teníamos una más. Un jugador de ellos me increpó, yo me calenté. Luego al final del partido, en frío, me pidió disculpas porque me explicó que estaba formado la quinta amarilla para no viajar al siguiente partido. A mí eso no me vale porque en ese momento el perjudicado hubiera sido yo. Todo queda así, sin más».

El partido se pierde por un gol encajado con dos prolongaciones dentro del área, algo inexplicable. «Eso quizás es el punto más significativo a corregir. Es un balón colgado desde medio campo que seguro que sin es el minuto 70 apenas tiene peligro y dada esa circunstancia, el empate recién llegado y minuto 93, sí que tenemos que ser mucho más contundentes. Hay dos disputas en las que salimos perdedores y un tercer balón que es el gol. Hay que ser mucho más contundentes, mucho más inteligentes en esos duelos porque son detalles de esta División que te hacer irte de vacío o con un punto muy importante».

El partido sí que es cierto que dejó otras sensaciones positivas, como el hecho de acabar jugadas a balón parado, algo inusual en envites anteriores. «Sí es verdad que creamos bastante peligro durante la primera parte y tuvo un larguero Marco -Motta- y mi gol viene de un balón parado. Sí que estamos sacando cosas positivas, esa es una de ellas, y hay que seguir así, seguir siendo fuertes defensivamente a balón parado y seguir haciendo daño a balón parado ofensivo». En ese aspecto, cogió como referencia el próximo rival en casa. «Precisamente el Córdoba viene de hacer dos goles de córner y todos los equipos aprovechan eso, intentan maximizar las jugadas ofensivas y minimizar los errores en contra. En esta División, esos detalles marcan mucho».

El rival

Ante el Córdoba habrá que sacar a relucir lo que se habla de las bondades de la UDA, ante el que ganar supondrá acercar el objetivo, ponerse con 22 puntos y tener dos partidos más en la primera vuelta para llegar a la mitad de esos 50 que casi siempre son válidos para prolongar una estancia más en Segunda. «Tus números, si nos centramos en las matemáticas, son los ideales por la temporada que hemos hecho. Nos metimos en una dinámica muy mala, ocho partidos sin ganar, en descenso y sí que es verdad que este partido contra el Córdoba puede marcar mucho, sobre todo porque el Córdoba, a día de hoy, es el equipo que quizá más tenga que mejorar». Por eso, tenía claro que con la victoria «abriríamos un hueco muy grande entre ellos y nosotros, desgraciadamente para ellos, les dejaríamos muy tocados y afrontaríamos el último partido del año con una mentalidad mucho mejor».

El rojiblanco incluye en esa conquista estar fuera del descenso y «pelearíamos por afianzar un poquito este final de primera vuelta para, quizás en esta segunda vuelta, mirar un poquito más hacia arriba y vivir un poquito más cómodos».

El cuadro cordobesista puede ser un rival al que poder meterle mano y seguramente dolido más que la UDA por perder una ventaja de dos goles frente al Rayo. «Desgraciadamente nosotros también hemos pasado mucho tiempo ahí, en esa situación de que te empatan en los últimos minutos, que no consigues ganar. Te pones por delante y no sabes llevar esa ventaja y cuando te pones por detrás te cuesta mucho. Ese Córdoba es que ha sido el Almería durante mucho tiempo estos dos últimos años y medio y tenemos que saber jugar con esa ventaja».

El central afirmaba que «anímicamente, nosotros estamos mejor porque parece que hemos salido de ese pequeño bache y ellos están inmersos en muchos problemas, pero que sabemos que en cualquier detalle se puede cambiar así y si se nos ponen por delante o empiezan el partido mejor que nosotros puede cambiar mucho ese aspecto. Tenemos que ser muy inteligentes y saber que si nos ponemos por delante a ellos les va a costar mucho».

El triunfo, lo único

Con la situación en la que está el equipo y con el recuerdo de lo vivido en las anteriores dos temporadas, otra cosa que no se ganar no contenta a Morcillo. «A mí no me vale. Hablo en lo personal y a mí no me vale. Yo quiero sumar tres puntos, quiero seguir ganando en casa, quiero ponerme con 22. Desgraciadamente para ellos, quiero seguir viendo al Córdoba muy por debajo nuestro. Así que a mí, hablo de manera individual y personal, no me vale otro resultado que no sea ganar. Sería muy beneficioso para todos sacar los tres puntos y seguir una buena dinámica. Incluyo el partido del Córdoba en esos cuatro partidos».

Llega con el conocimiento sobre un rival al que se enfrentó en pretemporada. «El Córdoba, si lo ves en pretemporada cuando jugamos contra ellos en Marbella, se esperaba un equipo que iba a estar mucho más arriba, lo cual quiere decir que tiene buena plantilla y buenos jugadores, al que no le están saliendo las cosas, pero va a ser un rival complicado y nos va a costar mucho ganar como cuestan todos los partidos de Segunda División».

Además, el pasado domingo tuvo la ocasión de verle el partido frente al Rayo. «El otro día lo vi hasta el minuto 70 o 75 y se veía otra cosa. Sí que es verdad que cuando ves la primera parte de ellos, que se van 2-0 al descanso, también es verdad que ves que el Rayo tiene ocasiones y se pudo adelantar. El Rayo es un equipo muy bueno, ofensivamente crea mucho peligro, pero creíamos que nos íbamos a encontrar aquí a un Córdoba que venía de ganar, pero al empatar yendo 2-0 y que le vuelvan a empatar a dos, creo que nos vamos a encontrar un rival tocado. Eso no significa nada, no parte con ninguna ventaja».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos