UD Almería

'La Tribu' tiene claro que la reventa es ilegal y el club debe mejorar el reparto

Aficionados de la UD Almería se desplazaron en la última jornada a Albacete para apoyar a su equipo. /AGENCIA LOF
Aficionados de la UD Almería se desplazaron en la última jornada a Albacete para apoyar a su equipo. / AGENCIA LOF

Los 'profes' del Minuto 92 se pronunciaron sobre la polémica creada con la venta de las localidades para el partido que se disputará en Granada

JAVIER NAVARROALMERÍA

La tertulia 'La Tribu del Minuto 92' de Radio Marca Almería se celebró ayer en el Restaurante Patanegra, donde el tema principal de debate entre los contertulios fue la puesta a la venta de las 400 entradas que el Granada CF facilitó a la UD Almería, de cara al partido del sábado en Los Cármenes. La normalidad de esta actividad se vio sacudida por el intento de reventa por parte de un grupo de aficionados.

Por otra parte, desde Grada Joven señalan que solamente se vendieron al público 185 entradas, de modo que las 215 restantes están destinadas a cubrir diversos compromisos del club almeriense, lo cual no sienta bien a aquellos seguidores que se quedan sin entrada. Conduciendo el programa, José Luis Pascual comentó al respecto que «si las cosas están pasando como se han dicho, entiendo el enfado», porque podría tratarse de un «presunto trato de favor si realmente se han repartido esas entradas a otros, pero si te pones a revenderlas a 10 metros de las taquillas, cinco euros más caras y encima lo han grabado en vídeo...». Sin justificar la reventa, Manolo Soler señaló que «quizás han visto que no había tantas entradas y supongo que se las habrán vendido a alguien que se haya quedado sin entrada, pero lo que me parece más grave es que no ponga a la venta ni la mitad de las entradas que ha recibido», añadiendo que «no creo que a una determinada peña les hayan dado entradas y a Grada Joven ninguna», opinando que a la hora de repartir las entradas, «lo normal es que se contacte con cada peña».

Para Francisco Martínez, «lo que ha comentado el chaval que si ha cogido cuatro y ha revendido tres, está mal hecho, pero si dicen que había 400 entradas y sólo han vendido 185» y se pregunta «¿dónde están las otras entradas? Si la venta al público son 400 entradas, al público se vende ese número de entradas, luego los compromisos van a parte».

Sin excusas

Juan Pablo Jurado, indicó que se trata de «dos actos bastantes diferenciados, uno es el delito en sí de revender entradas», el cual «no tiene manera de excusarlo» porque «no deja de ser delito y de beneficiarse económicamente, aunque luego se haya excusado por el enfado». El segundo acto es «el tema de que el club se ha quedado con la mitad de las entradas, no sé si ciertas peñas tenían entradas apalabradas o no, pero no creo que el Granada pusiera pegas a que esas 400 entradas se pongan a la venta y luego dé más entradas para compromisos».

En cuanto al aspecto meramente competitivo rojiblanco, el fin de semana dejó un empate 1-1 en el Carlos Belmonte que generó diversidad de opiniones en los profes a la hora de valorar si el equipo sumó un punto o se dejó dos por el camino.

Así, Pascual tiene bastante claro que Fran Fernández debió arriesgar más con la tan temprana expulsión en las filas manchegas, interpretando que «en los primeros 35 minutos no hubo diferencia entre el equipo que estaba con uno más y con uno menos. La misión del Almería es desgastar al Albacete porque va a estar 80 minutos con uno menos y yo habría quitado un central de inmediato, sacrificando a Owona y apostando por Chema para reactivar al equipo».

En la misma línea se mantuvo Martínez, diciendo que «soy de los que no critican a Fran pero para mí fue conservador, en la segunda parte hubo tres o cuatro ocasiones muy claras, aunque el cambio de Romera yo lo hago mucho antes».

Soler sí entiende la paciencia que tuvo el míster, viendo que «el Almería está confeccionando a bajo coste, independientemente del rival que sea y de si es con 10 o con 11, y no tiene plantilla para jugar a campo ancho, es para jugar vertical y no tiene ese 'plan B' de otros años».

Jurado también defiende la decisión del entrenador de la UDA y declara que «hemos llegado a un nivel de exigencia que parece que tenemos que ganar todos los partidos. El año pasado hubiéramos firmado empatar fuera, este año en casa está ganando y fuera no está perdiendo».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos