UD Almería

¿Tres victorias seguidas? Raro, raro, raro

Los rojiblancos celebran el triunfo frente al Málaga en La Rosaleda, el primero de esta serie de tres victorias consecutivas. /AGENCIA LOF
Los rojiblancos celebran el triunfo frente al Málaga en La Rosaleda, el primero de esta serie de tres victorias consecutivas. / AGENCIA LOF

La UD Almería lo consiguió por última vez en la temporada 2014/15 con una en Copa y dos en Liga | Los rojiblancos no se caracterizan por encadenar victorias y nunca antes de la décima jornada, como en la presente temporada

Juanjo Aguilera
JUANJO AGUILERAALMERÍA

Desde la temporada 2014/15, el Almería no conseguía encadenar tres victorias consecutivas. Como sucede en el presente curso, el conjunto rojiblanco 'aprovechó' la disputa de una eliminatoria de la Copa del Rey para enlazarlas y, también al igual que ha sucedido en esta temporada, con dos de las tres victorias conseguidas lejos del Estadio de los Juegos Mediterráneos. Sin embargo, ahora las sensaciones son otras bien deferentes. Aquel equipo, entonces dirigido por Juan Ignacio Martínez, estaba 'sujetándose con pinzas' a la categoría y logró 'tomar oxígeno' con triunfos en el Estadio de los Juegos Mediterráneos frente al Real Betis (2-1), en la vuelta de la ronda de dieciseisavos de final de la Copa del Rey, y en Balaídos frente al Celta (0-1), con Julián Cuesta parando un penalti a Nolito, y La Rosaleda frente al Málaga (1-2), ambos en Liga. El actual, con Fran Fernández, depara otra imagen que habla a las claras de la posibilidad de dejar de sufrir, un estado de ánimo que ha sido permanente desde que el equipo milita en la categoría de plata del fútbol español.

En Segunda División, la UD Almería solamente lo ha conseguido en Liga con cuatro veces en las tres últimas temporadas, con la 2016/17 lográndolo en dos ocasiones, casi de forma consecutiva, en las jornadas 31 y 32 y, después, en la 34 y 35. Entre medias, solamente sumó un punto con un empate frente al Real Zaragoza en casa -tuvo que remontar tras ir perdiendo 0-2- y una derrota en el Nuevo Arcángel de Córdoba. Lo que no es común es que los rojiblancos lo hayan conseguido tan pronto. En la categoría de plata, desde que el equipo descendió a la conclusión de la temporada 2014/15, a los rojiblancos les tocó esperar siempre a la segunda vuelta, a cogerle el 'ritmo' a la competición y al inquilino del banquillo, después de comienzos siempre titubeantes, por resultados y por imagen, nunca propicios para soñar en la posibilidad de hacer 'cosas productivas', como puede hacerse ahora.

Entre almerienses

Los tres triunfos consecutivos de la UD Almería en este inicio de temporada hacen buscar en la memoria histórica sobre rachas similares vividas por el equipo rojiblanco. Desde que Francisco lo lograra, por dos veces, en la temporada 2013/14 -la primera de la segunda etapa de los rojiblancos en Primera División con un equipo 'austero' como ahora- las rachas aparecen con cuentagotas. Curioso que sea otro 'Fran'. El 'Rodríguez Vílchez' lo consiguió en la temporada de su estreno como técnico del primer equipo y las dos veces que firmó esas rachas fueron en el campeonato liguero, algo que ahora tiene la oportunidad de hacer el otro Fran -Fernández- si el domingo gana al Reus. Diez jornadas, las diez primeras, las pasó sin la alegría del triunfo. En Mestalla, en la undécima, empezó a familiarizarse con las victorias. Ganó 1-2 al Valencia de Djukic y luego superó al Valladolid en casa y ganó en El Sadar a Osasuna, con aquel gol de Rodri. Aún lo conseguiría una vez más, en las últimas jornadas, superando a Espanyol y Granada a domicilio y en casa al Real Betis con aquel intenso partido que ganó la UDA por 3-2, con el gol último de Ramón Azeez.

En Liga no se ha vuelto a repetir nunca más. Sí es cierto que en la temporada siguiente, con Juan Ignacio Martínez cogiendo el mando la noche en la que el Real Madrid goleaba a los rojiblancos en casa (0-5), la reacción llegó en la vuelta de los dieciseisavos de final de la Copa del Rey, en la que los rojiblancos, que habían ganado en la ida (3-4), superaron al Betis y 'reaparecieron' en Liga nada más y nada menos que en Balaídos ante el Celta de Berizzo. Ganó la UDA (0-1) para despedir el año, con un gol de Hemed. A la vuelta, en La Rosaleda, Hemed adelantó a la UDA, empató el Málaga por medio de Samuel y, tres minutos después y de penalti, el israelí dio el golpe definitivo.

No más de dos alegrías

Desde que el equipo milita en Segunda División, solamente ha sido posible encadenar dos victorias seguidas y no muchas veces. En las tres temporadas anteriores en la categoría de plata del fútbol español, lo lograron Néstor Gorosito, en la temporada 2015/16, como consecuencia de las victorias en Ponferrada, donde los rojiblancos ganaron 1-3 en El Toralín, dando un importante paso hacia la salvación, concretada una semana después tras superar al Bilbao Athletic, en el Estadio de los Juegos Mediterráneos.

Luis Miguel Ramis lo consiguió dos veces, en la temporada 2016/17. El técnico tarraconense logró la primera casi al llegar a Almería. Se incorporó a la UD Almería antes de la trigésima jornada para debutar con derrota en el Ciutat de Valencia frente a un Levante UD intratable. Una jornada después ganó al Alcorcón (3-1), en el Estadio de los Juegos Mediterráneos y después logró imponerse al Nàstic, en el Nou Estadi de Tarragona (0-1), dando una imagen sólida que permitió pensar en la permanencia. Tras dos jornadas en las que solo sumó un punto en casa, donde salió 'más tarde' para jugar frente al Real Zaragoza, reaccionó con triunfos en casa frente al Sevilla Atlético (2-1), en la jornada trigésimo quinta, y en el Martínez Valero, una jornada después, para superar al Elche (2-3).

El año pasado, el equipo cumplió con la 'historia' con las victorias conseguidas en la Ciudad Deportiva José Ramón Cisneros Palacios, donde los rojiblancos superaron al Sevilla Atlético (0-3), en la jornada vigésimo octava, y frente a la Cultural Leonesa, en casa. Los dos en la etapa de Lucas Alcaraz. La lograda en Sevilla frente al filial hispalense fue la última victoria a domicilio de un equipo poco dado a ganar fuera.

Saldar cuentas

La UD Almería saldó el domingo, en Los Pajaritos, las cuentas de anteriores temporadas en Segunda División, donde con una victoria parecía haber 'suficiente'. Quedan atrás los recuerdos de los triunfos en Primera División. En la 2013/14, hasta cinco victorias se sumaron. Con Francisco en el banquillo, el Almería ganó en Mestalla, El Sadar, Benito Villamarín, Cornellá y Los Cármenes. Un año después, hubo triunfos en Anoeta y Riazor, con Francisco como técnico, y en Balaídos, La Rosaleda y Nuevo Arcángel, con Juan Ignacio Martínez.

En Segunda, al regreso, en la 2015/16, la conseguida por los entonces jugadores de Gorosito en El Toralín, frente a la Ponferradina, fue la que sirvió para 'saldar deudas', catorce meses después de la última. En la 2016/17, fue Fran Fernández precisamente el que logró el 'cupo' anual, con aquel triunfo en Lugo, justo antes de la llegada de Ramis, que permitió acabar la temporada con tres victorias, añadidas a la del Anxo Carro la logradas, con Ramis, en el Nou Estadi de Tarragona y en el Martínez Valero de Elche.

El pasado campeonato liguero, también fueron tres las victorias a domicilio. Con Ramis se ganó en la primera jornada, al hacerlo frente al Nàstic. Las dos siguientes las logró el Almería dirigido por Lucas Alcaraz en el Artés Carrasco y en la Ciudad Deportiva del Sevilla, ambas en febrero de 2018. Desde entonces, el del domingo en Los Pajaritos fue el undécimo choque lejos de casa en competición liguera.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos