UD Almería

El traspaso de Joaquín Fernández completa la 'trilogía' veraniega de Alfonso García

Joaquín Fernández, a la derecha, entregó el ramo de flores a la Patrona de Almería como capitán del primer equipo de la UDA. /IDEAL
Joaquín Fernández, a la derecha, entregó el ramo de flores a la Patrona de Almería como capitán del primer equipo de la UDA. / IDEAL

La salida del primer capitán de la UDA al Real Valladolid reportará casi 1,5 millones de euros en dos pagos

JORDI FOLQUÉALMERÍA

Al comienzo del verano, nada más acabar la pasada campaña, Alfonso García, presidente de la UDA, marcó su hoja de ruta para saber lo que le podría aportar la 'limpieza' que quería hacer del vestuario. La mayoría, que acababan contrato, porque no quería renovarlos. Otros, como Marco Motta, intentando que se marchase para ahorrarse su ficha. Y había tres casos en los que sabía que podía sacar dinero. Fidel Chaves, José Ángel Pozo y Joaquín Fernández. Con los dos primeros fuera de la entidad, en forma de traspaso, tan solo quedaba la marcha del único almeriense de la primera plantilla. Algo que se concretará, de manera oficial, durante este viernes. Cuando el central que ha sido rojiblanco durante diez años, rubricó su acuerdo.

Joaquín Fernández vivió ayer un día que no esperaba que se tuviera que producir. Sí por el hecho de despedirse de los que han sido sus compañeros durante las últimas temporadas, en algunos casos, o en las últimas semanas, en su mayoría. Pero no por el hecho de tener que acudir al Estadio de los Juegos Mediterráneos y ejercitarse en solitario en la parte interna del recinto deportivo, mientras que el resto de componentes del plantel de Fran Fernández lo hacían en el campo Anexo.

Pensaba el central almeriense que iría al Estadio para recoger sus cosas y para firmar ya su salida de la entidad. Pero tuvo que hacer la jornada completa. El motivo no era otro que la negociación no se había culminado entre la UDA y el Real Valladolid y, por la mañana, seguía siendo jugador rojiblanco. Como lo siguió siendo a lo largo de un (nuevo) día muy largo para el defensa de Huércal de Almería. El entente entre las partes parecía que era total y definitivo, pero seguía sin producirse el anuncio oficial por parte de las dos entidades para culminar un proceso que ha durado poco en el tiempo, pero que se venía gestando, la salida de Joaquín del Almería, desde que terminó el pasado curso.

Alfonso García había marcado una hoja de ruta que no era otra que cambiar de manera radical la plantilla. También poder recibir una buena cantidad de dinero por los que consideraba como activos del club. Tal y como informó IDEAL el pasado 21 de junio, cuando se confirmó la venta de Fidel a Las Palmas, los dos otros dos por los que podía recibir una mayor cantidad eran José Ángel Pozo y Joaquín Fernández. Dicho y hecho. A los dos les puso un precio de salida, muy distinto al que marcaban sus respectivas cláusulas de rescisión. Porque una cosa es lo que pone el contrato y otra, la que realmente es efectiva, que es la pactada entre las partes. Si llega una oferta con esa premisa, Alfonso García la aceptará.

Mismo camino

Como ya hizo con Pozo y como, ayer, hizo con el Joaquín Fernández. Los dos siguiendo el mismo camino. Primero, con una oferta más ventajosa para el club de un equipo extranjero. Algo que fue descartado tanto por el malagueño como por parte del almeriense. El dueño de la UDA ya le hubiera gustado aceptar esa primera proposición, pero los futbolistas tenían en mente jugar en la Liga Santander, siempre que salieran del Estadio de los Juegos Mediterráneos.

El que ha sido el '10' en las últimas tres temporadas lo logró fichando por el Rayo Vallecano. Por una cantidad alrededor de los 1,3 millones de euros. Faltaba, por tanto, que el que ya era primer capitán de la UDA llegara (su representante) con una oferta de similares características. Y así ha sido. Por 1,5 millones de euros. Muy por debajo de su cláusula, pero la que le había dicho Alfonso García que aceptaría. Y llegó. Oficialmente, según indicó el Almería, en la noche del pasado miércoles. Cuando el cuadro vallisoletano ya había alcanzado un acuerdo con el jugador. El que dijo, hace dos semanas, que seguiría siendo jugador del Almería hasta que el club quisiera. Sabiendo lo que el dueño quería por su marcha.

Todo se dilató en el tiempo, lo que provocó que la operación no se haga oficial hasta hoy. Lo que retrasó el acuerdo fue que el Valladolid pagará el traspaso en dos plazos, mientras que faltaba que Joaquín pudiera llegar a la capital pucelana para ultimar todo el papeleo.

Luego, ya queda que hoy el Almería pueda anunciar el nombre de su sustituto. El que deba cubrir la ausencia del primer capitán. Cuyo 'cargo' ha durado pocas semanas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos