UD Almería

La transformación en el momento justo

Fidel Chaves ha sido titular en los tres últimos partidos dirigidos por Fran Fernández. /AGUILERA
Fidel Chaves ha sido titular en los tres últimos partidos dirigidos por Fran Fernández. / AGUILERA

Fidel Chaves representa el cambio del equipo tras la llegada de Fran Fernández al banquillo de la UDA

JORDI FOLQUÉALMERÍA

Ha sido uno de los 'señalados' durante toda la temporada. La mala campaña de la UDA, al igual que en el pasado ejercicio, ha tenido varios nombres como responsables en el vestuario rojiblanco. Uno de ellos ha sido Fidel Chaves. El onubense, con una de las fichas más altas de todo el plantel, ha estado por debajo del rendimiento que, por calidad, puede dar. El año pasado tampoco fue su año, pero los ocho goles hicieron que el balance final no fuera tan negativo. En esta campaña, su idilio con el gol no ha aparecido y su presencia en el equipo titular ha sido demasiado intermitente. Hasta que, desde hace tres jornadas, el '16' ha dado un paso al frente. Justo tras el cambio de entrenador. Justo tras la llegada de Fran Fernández. Justo cuando la Liga 1|2|3 se pone en su fase decisiva. Justo cuando un fallo (más) puede ser la condena y mandar a un equipo a la Segunda B.

Fidel se ha encontrado en esta campaña, como le ocurrió en el final de la pasada, con la competencia de Gaspar Panadero. No ha podido superar al manchego. Solamente una grave lesión del '31' le permitió aumentar sus opciones. Aunque tampoco las ha tenido todas consigo. Lucas Alcaraz lo probó todo en las bandas , sin tener excesivo resultado positivo. Incluso lo puso de inicio en el que fue, a la postre, el último partido del granadino en el banquillo de la UDA.

Marcado en Zaragoza

Una cita en Zaragoza en la que Fidel quedó señalado, una vez más. En concreto, en la jugada del primer gol del cuadro maño. Lucas Alcaraz no permitió la pasividad del onubense que no bajó para continuar la acción de ataque de los aragoneses. Al banquillo inmediatamente y una nueva oportunidad perdida para ver la mejor versión del extremo.

La que comenzaría a verse una semana después. De nuevo fue titular en la primera alineación, en su tercera etapa, de Fran Fernández. Sin ser su mejor partido, sí que se le vio más participativo. Sobre todo, más solidario en labores defensivas. Y eso que estuvo durante fases del encuentro en la parte derecha del ataque. Una posición en la que, hasta ahora, no se había sentido nada cómodo al jugar a pierna cambiada. Encuentro completo y sin ver su número para ser cambiado.

En Tenerife, Fran Fernández siguió apostando por un jugador que cumple su segunda temporada en el Almería y al que le faltan, todavía, tres campañas más de contrato. Otra vez en la banda izquierda. Hasta que en el minuto 50 decidió dar entrada a Nano. Pero no para cambiarlo. El que se retiró fue Lass. Fidel, por su parte, se fue a la derecha. De nuevo mostrando una buena versión. Queriendo ser protagonista en ataque y ayudando en defensa. Justo lo que, en lo primero, se le pide desde el entorno, mientras que lo segundo es lo que también se le exige desde el banquillo. Todo el partido jugado.

Hasta que llegó la cita contra el Granada. Aquí Fran Fernández determinó que Nano ocupase el extremo izquierdo. A Fidel también le dio la titularidad. Por lo tanto, tenía que estar todo el encuentro a pierna cambiada. Lass estaba lesionado, mientras que Hicham lo dejó en el banquillo y los cambios no permitieron la entrada del cartagenero. Para mostrar que lo importante no es el lugar y sí la actitud, Fidel completó un buen encuentro. Pidiendo el balón. Queriendo ser muy protagonista en ataque. Sobre todo tras la salida de Pozo y perder ese toque de calidad en el centro del campo.

Pero en la segunda mitad tuvo que ponerse, más que nunca, el 'mono de trabajo'. Fran Fernández dijo al final del encuentro que todo el equipo se había mostrado muy solidario. Casualidades o no, Álex Martínez (lateral izquierdo del Granada) no tuvo tan fácil subir la banda como, tres jornadas antes, sí lo tuvo el lateral derecho del Real Zaragoza, también con Fidel Chaves como su oponente.

Números

Tras el último partido, el onubense ha superado en minutos a Gaspar Panadero. Fidel ya ha sobrepasado los 1.800 en este torneo liguero. Es el octavo con más presencia en el terreno de juego de toda la plantilla. Pese a su irregularidad, ha contado con la confianza de los distintos entrenadores. Aunque en once ocasiones no ha tenido ni un minuto. En siete de ellos salió desde el banquillo. Por 21 encuentros como titular. Números que, en otras circunstancias, podría no ser tan destacado, pero que lo colocan en el 'top 10' por las constantes lesiones que se han vivido en la plantilla a lo largo del curso. Números que, en las últimas semanas, lo dejan como uno de los que ha sufrido una transformación en el momento justo de la temporada para poder acabar con un buen sabor. Como el pasado fin de semana. Más mentalidad para que los puntos se quedaran en casa y se mantuviera la distancia con el descenso a cuatro puntos.

No se puede decir que Fidel haya protagonizado la única 'transformación' en estas tres últimas jornadas. Otros compañeros la han experimentado. Solamente un jugador no puede ser decisivo para modificar una racha que ha pasado de muy negativa a ser uno de las más positivas en tan poco espacio de tiempo. Pero sí que la aportación del onubense, en ataque y siendo solidario en defensa, es de las que ha permitido sumar para que el Almería dependa de sí mismo para lograr la salvación, cuando hace tres semanas parecía imposible.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos