UD ALMERÍA

A la tercera espera que sea la vencida

José Ángel Pozo anotó el gol de la UDA frente al Real Oviedo en la segunda jornada de esta temporada y destacó en ataque frente al Lorca FC./RAFAEL MÁRQUEZ
José Ángel Pozo anotó el gol de la UDA frente al Real Oviedo en la segunda jornada de esta temporada y destacó en ataque frente al Lorca FC. / RAFAEL MÁRQUEZ

Ni tan siquiera por el propio conjunto entrenado por Pep Guardiola, que durante los dos primeros ejercicios ha tenido una opción de poder recuperarlo para su causa

JORDI FOLQUÉ ALMERÍA.

Llegó en el final del mercado de verano de 2015. Aterrizaba como la 'guinda' a un proyecto que tenía como único pensamiento el ascenso a la Primera División. Su traspaso por 350.000 euros parecía barato. Incluso, con los 150.000 más que se hubiesen tenido que pagar al Manchester City, por parte de la entidad presidida por Alfonso García, en caso de haber subido de categoría. Es más, en las cuentas del club rojiblanco ya se pensaba que ese extra se tendría que asumir a mitad de 2016. Pero no fue así. Ni tampoco un año después. A nivel colectivo las cosas no fueron nada bien. Lo mismo que a nivel personal, dentro del plano deportivo, para José Ángel Pozo. Números muy pobres que han hecho que su caché haya bajado. Eso sí, teniendo todavía buen cartel, aunque sin ofertas para sacar un buen rendimiento económico por parte del Almería. Ni tan siquiera por el propio conjunto entrenado por Pep Guardiola, que durante los dos primeros ejercicios ha tenido una opción de poder recuperarlo para su causa.

Ahora, sin tener ya el cuadro inglés ninguna opción de recuperar al mediapunta, el malagueño inicia su tercer curso como rojiblanco. Es uno de los activos de la UDA en cuanto al valor de sus jugadores. Pero más por el pasado que ha tenido en categorías inferiores o, también, por la edad que tiene (21 años), que por lo hecho vestido con la elástica almeriense. Ha anotado ya un gol en el presente ejercicio, el que valió para sumar un punto contra el Real Oviedo. Algo que no hacía desde finales de abril de 2016. Casi un año y medio después sin celebrar un tanto propio. Una de las causas por las que el Almería de Fernando Soriano no encontró su mejor versión. Y todo pese a que fuera el mediapunta titular en casi todo el ejercicio con el técnico maño en el banquillo.

Ayer, tras el entrenamiento a puerta cerrada en el que, por tanto, no se pudo ver si tiene opciones de seguir como titular o Ramis buscará un nuevo perfil para la banda, Pozo fue el protagonista en sala de prensa. Habló del próximo rival, que le trae muy buenos recuerdos, y de su situación personal en el Almería. José Ángel Pozo es consciente que no ha dado su mejor versión. Un aspecto que espera poder cambiar conforme pasen las jornadas. Para ver al mejor Pozo como rojiblanco de una manera continuada y no solamente con destellos, como el tanto al Oviedo o la asistencia, convertida en gol, a Caballero en la primera jornada en Tarragona.

Cómodo y polivalente

Tras jugar las tres primeras jornadas en la mediapunta, justo por detrás del delantero (Pablo Caballero), en el tramo final del choque ante el Numancia y durante todo el encuentro contra al Lorca su sitio estuvo en la banda izquierda. No es algo nuevo para él. En Manchester ya jugó en dicha demarcación, cuando los técnicos entendieron que no podía hacerlo como '9', que era su inicial lugar en el terreno de juego. Pero el poco trabajo defensivo que suele dar hizo que necesitase un mayor entramado defensivo a sus espaldas para sentirse cómodo. Como ocurrió en la épica de Néstor Gorosito y como también ocurrió el pasado sábado, al tener detrás a Verza, Rubén Alcaraz y Mandi. «Me siento cómodo con el sistema de juego que tenemos de disponer del balón y moverlo bien, con criterio, que es lo que nos traslada el entrenador», dijo. Para insistir en que sus cualidades, sin una excesiva punta de velocidad, le permiten «jugar en cualquiera de los puestos de media punta, bien por el centro o por las bandas. En todos ellos me siento bien, aunque mi demarcación natural es la de estar por detrás del delantero», recalcó.

Espera poder jugar en Pamplona. Ante un rival que no ha empezado bien el campeonato liguero, pese a que el pasado fin de semana lograra su primer triunfo de la temporada (0-3) en Vallecas. Pese a este comienzo, tiene claro que los navarros son un candidato al ascenso. «Osasuna saldrá a morder desde el inicio y a mantener una intensidad alta durante el partido, pero nosotros jugaremos nuestras bazas para intentar sumar los tres puntos». Habló de intensidad, lo que les faltó en Soria, otro partido complicado. «Vamos a afrontar un partido realmente complicado y difícil, como lo son todos en esta categoría, pero además nos vamos a enfrentar a un rival que lucha por el ascenso y en campo que aprieta mucho. La verdad es que será un encuentro bonito de jugar», recalcó.

Ambos encuentros se pueden parecer por el estilo de juego del rival. Osasuna se aprovecha de los errores del rival para hacer transiciones. Lo mismo por lo que fueron 'penalizados' en Soria. «Ellos hacen un fútbol directo y tienen gente rápida arriba, por lo que será muy importante no tener pérdidas de balón porque entonces hará transiciones con las que nos pueden sorprender. Es un partido para estar intensos y muy centrados».

Punto extra

El malagueño, tras hablar del rival, quiso centrarse en lo suyo. En lo que está viendo de sus compañeros, la mayoría nuevos llegados este mismo verano. Elogió a los que han aterrizado en el Estadio de los Juegos Mediterráneos para, entre todos, hacer algo más positivo que en los ejercicios pasados. Pero pide calma. «Somos una plantilla totalmente nueva, con muchas incorporaciones, y todavía nos estamos conociendo. Vamos a ir a más conformen pasen las jornadas, pero a pesar de ello actualmente estamos sumando puntos, lo que nos da confianza».

Un triunfo en Pamplona supondrá un punto extra para los rojiblancos de motivación. «Mirar hacia arriba en la clasificación. La plantilla se ha reforzado muy bien y podemos hacer cosas bonitas esta temporada aunque la categoría es muy complicada e igualada porque no veo a ningún equipo que sea muy superior a los demás».

Y quiere ir paso a paso. Sin recrearse en las victorias ni en las derrotas. «Está claro que perderemos partidos, pero cuando ocurra no hay que mirar al pasado, que lo tenemos que olvidar ya, sino hacia delante e intentar ganar el siguiente», apuntó el '10'.

Fotos

Vídeos