UD Almería

UDA y Sevilla negocian el traspaso o cesión de Juan Muñoz para ser el '9'

Juan Muñoz, en su presentación con el Levante.
Juan Muñoz, en su presentación con el Levante. / EL DESMARQUE

El delantero sevillista, que ya fue objetivo rojiblanco la pasada temporada en verano e invierno, se encuentra entrenando en solitario al no contar para Berizzo ni querer estar en el filial de Tevenet

J. FOLQUÉALMERÍA

Juan Muñoz vuelve a sonar para la UDA y, en esta ocasión, parece ser la ‘buena’ para que el delantero que pertenece al Sevilla recale en el Estadio de los Juegos Mediterráneos para ser el ‘9’ pretendido por Luis Miguel Ramis. Los dos clubes pretenden que las negociaciones acaben lo antes posible con la intención de que se incorpore a la disciplina rojiblanca al comienzo de la próxima semana. La duda, según ha podido saber IDEAL, es si llegaría en calidad de cedido, con una opción de compra, o, por el contrario, lo haría traspasado teniendo los sevillistas una opción de recompra en las dos primeras temporadas del nuevo contrato. El delantero tiene vinculación con el cuadro hispalense hasta el 30 de junio de 2019.

El goleador se encuentra estos días entrenando en solitario en la ciudad deportiva del Sevilla. El motivo no es otro que Eduardo Berizzo lo ha dejado fuera de las dos giras que el plantel ha realizado, la segunda de ellas que está en pleno desarrollo en Inglaterra. Para ir a Japón, pese a que restaban algunos fichajes por hacer, tampoco estuvo entre los elegidos. Además, no se ejercita con el filial, puesto que su época en el Sevilla Atlético finalizó al inicio de hace dos campañas, cuando ya tuvo contrato profesional con el primer equipo.

El pasado año el Almería intentó su contratación en las dos ventanas que hubo abiertas para fichar jugadores. El jugador prefirió la oferta del Real Zaragoza en verano. Ante la falta de minutos y viendo que, de cara a la segunda vuelta, tendría menos protagonismo, decidió retornar al Sevilla. Pero su estancia en el Ramón Sánchez Pizjuán fue solamente por unas horas. En una nueva ‘puja’, el nuevo destino fue el Levante. El líder (posterior equipo ascendido) lo quiso como sustituto de un Rafael Martins que había traspasado. Aterrizó en Orriols como recambio de Roger. Marcó tres goles en los pocos partidos que pudo jugar. Eso sí, celebró como un componente más el haber subido a la Liga Santander.

El Levante no quiso prolongar ni la cesión ni asumir el pago de un traspaso. Así que tenía que volver al Sevilla. Sin Sampaoli, que le dijo que no entraba en sus planes hace un año, esperaba tener, al menos, alguna oportunidad más. La llegada de Eduardo Berizzo, del Celta de Vigo, no ha cambiado su situación. Pasando los días y viendo que el argentino tomaba la misma decisión, en relación a Juan Muñoz, que su compatriota, la intención ya no es la de salir cedido sin más. Ahora se abre una nueva opción. De ahí que, por ahora, no haya salido del club presidido por José Castro.

Interés de la UDA

El interés del Almería es uno más de los que hay en la Liga 1|2|3 para contar con los servicios de la que era más firme promesa de la cantera del Sevilla y que, en las dos últimas campañas, ha visto más partidos desde el banquillo, incluso en la grada, que sobre el césped, ya sea en el Sevilla, Real Zaragoza o Levante. Una situación a la que quiere darle la vuelta de forma completa durante este verano.

Al ver que las puertas del primer equipo sevillista le estando cerradas, se plantea si salir de una manera definitiva del Sevilla. Pero la entidad hispalense no desea cortar toda vinculación y no reservarse una opción de futuro. Ya sea mediante una recompra o cobrar un porcentaje de un hipotético traspaso. Y aquí está la gran duda en toda esta negociación, en la que la UDA ha estado, como otros clubes de la categoría interesados en su fichaje, en un segundo plano. Más como agentes pasivos a la espera de que Juan Muñoz y el Sevilla tengan claro lo que pueden ofrecer al equipo que quiera hacerse con sus servicios para la temporada que comenzará en dos semanas.

Los dos ejercicios que lleva últimos impiden que el Sevilla pueda pedir una cifra alta por el traspaso. Eso sí, ante el riesgo de una ‘explosión’ en un futuro cercano, los hispalenses verían bien una cesión sin más. Algo que, por ahora, los clubes prefieren que haya ‘algo más’. No quieren tener a Juan Muñoz con principio y final de primeras. Desean que se incluya una opción de compra en su contrato. También se maneja la posibilidad, más clara que la primera, en la que se firme un traspaso sin que pueda exceder del millón de euros y que el actual poseedor de sus derechos tenga una posibilidad de recompra por un poco más. Sea lo que sea, en pocos días.

Fotos

Vídeos