UD Almería

«Cuando salimos a verlas venir, sufrimos»

René Román, bajo los palos de una de las porterías del campo de La Vega, donde ayer exhibió su excelente rendimiento. /J. J. A.
René Román, bajo los palos de una de las porterías del campo de La Vega, donde ayer exhibió su excelente rendimiento. / J. J. A.

René considera que «algo innegociable es que nosotros tenemos que salir a por el partido» | El cancerbero de la UD Almería asegura que «si planteamos un partido y salimos al campo como ante el Reus, el equipo que venga aquí lo va a pasar mal»

Juanjo Aguilera
JUANJO AGUILERAALMERÍA

El fútbol siempre se ve de otra manera distinta cuando se hace delante de una portería. Por eso, René Román, el cancerbero de la UD Almería, aporta la voz de la experiencia, no solo por la edad sino por las vivencias sobre lo que se lleva disputado, las formas y el fondo de una plantilla en la que puede falta experiencia, pero a la que le sobran ganas. El gaditano, que compareció ayer para hablar de eso y del partido frente a la UD Las Palmas del sábado, expuso conclusiones contundentes. La más importante hace referencia a cómo afrontar los compromisos a disputar. Estos tienen como matiz innegociable el de la obligación «de salir a por el partido». De otro modo, la victoria se complica. «Cuando salimos a verlas venir, sufrimos». Para él, el ejemplo más claro es el del partido de Córdoba. «En el momento que bajemos la intensidad somos un equipo normalito de la categoría», afirmó.

René, que expuso que la expulsión de Corpas debe hacer aprender al linarense, no dudó en hablar sobre una de las posibles claves de la derrota en el Nuevo Arcángel. «Creo que puede ser una de las desventajas que tuvimos de quizás conformarnos un poco con el empate», manifestó de principio, pero el cancerbero de la UDA hizo más hincapié en el hecho de que «bajamos de la intensidad que nos caracterizaba durante las últimas jornadas y eso fue quizá lo que nos condenó».

El miedo

René no dudó a la hora de hablar del partido de Córdoba del sábado, una derrota motivada más por la intensidad expuesta por los rojiblancos que por la posibilidad de ver rota la racha. «Es cierto que cuando llevas una racha de tres partidos ganados no quieres romperla, pero tarde o temprano tiene que llegar», reconoció. El de El Bosque, que dijo no creer que «muchos equipos durante la temporada sean capaces de encadenar cuatro victorias consecutivas», profundizó en los motivos del tropiezo. «Creo que puede ser una de las desventajas que tuvimos de quizás conformarnos un poco con el empate, pero quizás el problema en Córdoba fue que bajamos de la intensidad que nos caracterizaba durante la última jornada y eso fue quizá lo que nos condenó».

Al hilo, el cancerbero de la UD Almería no mostraba recelo por el hecho de que los rivales, como hizo el Córdoba el pasado sábado, encuentren la fórmula para romper la presión alta de la UDA. «Nosotros trabajamos todas las opciones que se puedan dar en un partido. Al fin y al cabo, en Segunda División, con el paso de las jornadas, nos vamos conociendo todos los equipos y la forma de jugar, pero nosotros tratamos durante la semana de trabajar las distintas variantes que se puedan dar durante un partido».

La confianza expresada está basada en el hecho de poseer, en la entidad rojiblanca, «jugadores para jugar de distinta forma. Si hay que jugar un poco más de toque, tenemos jugadores ahí, por dentro, que son muy buenos y, si hay que jugar un poco más directo, tenemos jugadores, por banda y arriba, que son muy rápidos. Eso para nosotros no es ningún problema, ningún quebradero, porque todas las opciones que se puedan dar dentro un partido las trabajamos y las hemos trabajado durante este tiempo».

Es una de las cosas que diferencia esta plantilla de la que había el año pasado. El cancerbero rojiblanco entró en detalles. «Sí es cierto que el ambiente y todo lo que rodea al equipo y dentro del equipo es distinto. También es normal porque acabamos de empezar y cuando las cosas vengan torcidas es cuando se verán. Pero sí es cierto que de momento este año estoy sufriendo menos y disfrutando más con lo que se ve en el campo».

La prueba es el hecho de jugar partidos como el del Reus «donde apenas nos inquietaron. Ahí se disfruta mucho. Es algo que el año pasado no teníamos, fue un año muy difícil. De momento, la moneda ha girado y tenemos que seguir en esta línea. Nos vendrán épocas malas, pero hay que estar preparados para todo, para que no aparezcan fantasmas del pasado».

De la gloria al infierno

Lo que no es diferente es el hecho de cómo se ven las cosas, dependiendo del destino de la 'pelotita'. Con las tres victorias consecutivas en Liga se desató la euforia que queda anulada, de golpe, por la derrota en Córdoba. «Esto es la tónica aquí en Almería. Aquí se gana un partido y ya vas a pelear por ascender y se pierde otro y el equipo es el fin del mundo. El equipo es muy nuevo y esto es un proceso continuo de aprendizaje. Para eso tiene que servir la derrota, para ver que el equipo en el momento que baja la intensidad es un equipo vulnerable. Si hacemos como los hemos hecho en los dos últimos partidos aquí en casa, el equipo puede aspirar a lo que quiera. La derrota de la semana pasada nos hace ver que con la intensidad baja somos un equipo vulnerable».

La presencia, el sábado, de la UD Las Palmas en el Estadio de los Juegos Mediterráneos supone la de un equipo de diferente propuesta a la del Córdoba. «A estas alturas la necesidades de los equipos son las mismas. No creo que eso influya. Sí es cierto que Las Palmas es un equipo que intenta jugar más el balón, que no es tan aguerrido como el Córdoba, pero nosotros dependemos de nosotros mismos».

Para esa cita, la clave está en el planteamiento propio. «Si nosotros planteamos un partido y salimos al campo como salimos ante el Reus, creo que el equipo que venga aquí lo va a pasar mal, pero hay que partir de esa base de salir con intensidad desde el minuto 1 a por el partido y los que tenemos que hacer el partido feo somos nosotros al equipo contrario».

De todas formas, el equipo de Manolo Jiménez se 'divierte' con velocidad alta, justo lo que pretende utilizar la UD Almería el sábado y le ha dado el éxito cuando llegaron las victorias. «Va a ser un partido que no sabemos por dónde puede salir, pero sí es cierto de que algo innegociable es que nosotros tenemos que salir a por el partido porque si no sufrimos. Cuando salimos a verlas venir sufrimos, porque ya se vio esta semana en Córdoba, que si bajas un punto de intensidad eres un equipo normal de la categoría».

Mantener la intensidad, imponer el partido que se tenga en la cabeza y llevarlo a cabo durante los 90 minutos son las principales claves, «como pasó en Soria, con el Reus o con el Zaragoza. Creo que somos un equipo que podemos aspirar a lo que queramos, pero en el momento que bajemos la intensidad somos un equipo normalito de la categoría. Es algo que el partido del Córdoba, por mucho que tú lo dices en el vestuario, no se ve y tienes que sufrir una derrota para aprender de eso».

Son las consecuencias positivas de ese tropiezo en el Nuevo Arcángel ante los de Sandoval. «Sirvió para darte cuenta que en el momento que tú no entras con la máxima intensidad, porque somos un equipo que no tenemos a Rubén Castro en nuestra plantilla o a un jugador que te vaya a decidir un partido por sí solo, en el momento que baja la intensidad uno de los once, el equipo lo nota mucho. Es algo a lo que nos tenemos que agarrar y tiene que ser la base de nuestro juego».

Rubén Castro

Precisamente, el delantero canario del cuadro insular al que se refirió René Román tiene estatus de grande. «No lo voy a descubrir, es el mejor delantero de la categoría, ya me he enfrentado a él en otros años y no lo voy a descubrir, creo que es de los pocos jugadores que hay en la categoría que te pueden decidir un partido por sí solo. Cualquier partido que mantengas 0-0, cualquier balón que le puede llegar a él puede romper el marcador, tiene un don y hay que tener muchos ojos puestos a que no pueda hacer de las suyas».

De todas formas, puso el punto de atención en otros jugadores amarillos. «No podemos descuidar otras facetas porque Las Palmas, con la plantilla que ha montado, es muy potente, tiene jugadores muy buenos. Esta semana no está Rafa Mir, pero tienen a Araujo arriba también, que ya de sobra conocemos sus números. Va a ser un partido complicado porque es un equipo de mucho potencial en su totalidad».

 

Fotos

Vídeos