UD Almería

René Román: «Conseguir el objetivo es lo que cataloga una temporada»

René Román -con el balón en la mano- está siendo el jugador más destacado de la UDA en la presente campaña. /IDEAL
René Román -con el balón en la mano- está siendo el jugador más destacado de la UDA en la presente campaña. / IDEAL

El cancerbero de la UDA no quiere oír que es el 'salvador' del equipo porque eso significa «que nos rematan mucho»

JORDI FOLQUÉALMERÍA

René Román, guardameta de la UDA, es de los pocos jugadores del plantel actual con contrato para la próxima temporada. Firmó por dos campañas el pasado verano tras saborear el éxito que supuso el ascenso a Primera con el Girona. Después de lograrlo, hizo las maletas para recalar en el Estadio de los Juegos Mediterráneos y ponerse el '1' en su camiseta. El tiempo ha querido que este final de ejercicio sea muy diferente al que vivió hace 12 meses en tierras catalanas. Pero la realidad es la que es y si quiere seguir en el fútbol profesional debe seguir mostrando su nivel en los cinco partidos que restan del campeonato regular en la Liga 1|2|3. Su intención es la de seguir un año más en el Almería. Lo ha repetido por activa y por pasiva. Lo ha dicho en público y en privado. No se ve haciendo otro año más las maletas para irse a otro destino. Sabe que el fútbol da muchas vueltas y que todo puede pasar. Pero se agarra a la salvación. El único objetivo que tiene en mente a día de hoy. Tanto él como el resto de un vestuario que de una semana a otra ha cambiado de manera radical. Lo que supone una victoria y haber roto una racha de ocho jornadas sin conocer el triunfo. Ahora, con una nueva mentalidad, afronta los cinco últimos partidos.

Está siendo el mejor jugador de la temporada. El más regular. El que más puntos ha dado a su equipo. Y eso que es portero. Que no puede marcar goles. Que no puede darle la victoria. Un aspecto, que sea el más destacado, que no habla muy bien del resto del equipo. Significa que el Almería ha sido atacado y que René Román ha tenido que evitar males mayores. De ahí que prefiera no recibir tantos elogios. Mucho menos que le digan que es el 'salvador'. «Ni lo creo ni me gusta. Porque uno, al final, lo que hace es su trabajo en su parcela lo mejor que puede y sabe. No es ir de humilde. Es que es la verdad», dijo. Lo que se pudo comprobar, sin ir más lejos, contra el Barcelona B. «Es cierto que nos están tirando bastante y se está consiguiendo que no encajemos gol. Sobre todo esta semana pasada. Lo importante es que logramos los tres puntos», destacó el gaditano.

Nota al final

De la misma manera que sabe que el concepto que se está teniendo por sus actuaciones quedarán supeditadas a si al final se logra el objetivo e la salvación. Tanto en su caso como para el resto del equipo. «Lo que va a catalogar tu temporada es si se consigue el objetivo. Para nada depende de que pare todos los domingos. Si al final el equipo desciende, nadie se acordará de eso». Lo apuntó en primera persona, pero fue un mensaje para todos los que conforman el vestuario de la UDA.

Un vestuario que lo nota cambiado. Es lo que tiene ganar un partido y romper una muy mala racha. «Ahora estamos con la moral alta. El equipo está contento. Parece que todo ha cambiado y se tiene que ver reflejado en el campo». También por el hecho de que todos los resultados de los rivales directos beneficiaron al cuadro almeriense. De los seis implicados en intentar evitar las dos últimas plazas de descenso, UDA y Cultural, en duelos directos, lograron vencer. Los demás se quedaron de vacío.

Sobre todo clave fue que Nàstic y Alcorcón perdieran. «Mientras más equipos que estén implicados, mucho mejor. Las probabilidades disminuyen. En esta categoría no se puede descartar nadie hasta el final. Si entramos en una dinámica de dos o tres partidos malos, te metes en el pozo. No creo que ni el Albacete ni el Reus se den ya por salvados». En su mente, René quería implicar a otros dos más. Todo por decidir y nada decidido, a diferencia de lo que ocurre en la Liga Santander. «Quedan cinco partidos y está todo muy apretado. Hay seis equipos en la pelea. Hasta el final vamos a estar sufriendo y hay que afrontarlo con la mayor ilusión posible para conseguir esos dos partidos que debemos ganar cuanto antes».

La primera opción, el sábado en Tenerife. Un choque que exigirá el máximo para los de Fran Fernández. «Hay que jugar con todo. Por presupuesto el Tenerife estaba llamado a luchar por meterse en los play off. Ahora mismo no lo están. Se encuentran a siete puntos, pero en esta competición todo puede pasar. Debemos estar con alerta máxima». De otra manera se pueden ver 'sorprendidos' por un equipo que ya no se juega mucho a nivel clasificatorio.

Un equipo que se ha quedado, tras la última jornada, a siete puntos del play off de ascenso. En la entidad insular dicen, por tanto, que es la última oportunidad que tienen de seguir con aspiraciones. En los medios de comunicación tinerfeños, ya lo dan por imposible. René no se fía de último y piensa que irán al máximo. «En Tenerife será un partido totalmente distinto. Ellos se han quedado en tierra de nadie, pero querrán apurar sus opciones. Mostrarán un fútbol totalmente distinto al del Barça B. Complicado porque es una plaza difícil. Nosotros vamos con la intención de traernos algo positivo. Si pueden ser los tres puntos, mejor».

Tal y como ocurrió la pasada jornada ante el Barcelona B. Un choque en el que, por estadística, los catalanes tuvieron que ganar. Pero ahí estuvo René para desbaratar todas las ocasiones que tuvo el equipo entrenado por primera por García Pimienta. «Era un enfrentamiento directo. Un partido complicado, como todos los que son cuando estás ahí abajo. La presión es mucha». Lo sabían en el vestuario y así lo reflejaron. «La semana pasada era un partido muy importante y había que ganarlo sí o sí y lo conseguimos». Eso sí, «no hemos hecho nada». Pies en el suelo. «No te puedes relajar. Porque esta semana pierdes, ellos ganan y todo se pone en las mismas».

De cara al tramo final, «era clave encarar esta recta final con una victoria, tal y como hicimos». Aunque, ahora, el Almería tiene tres puntos sobre el descenso y sabe que, a igualdad de puntos, tendría ventaja sobre Cultural, Nàstic y Barcelona B. Mientras que todavía tiene que jugar ante Córdoba y Alcorcón. «Nosotros tenemos la ventaja de que a la mayoría de los equipos de abajo le tenemos ganado el golaveraje particular. También es un punto más que debemos tener en cuenta». Todo cuenta en este final de campeonato liguero.

A sus años, los elogios y las críticas las valora de una manera muy pausada. «En el fútbol hay muchos tópicos. El portero está siempre mirado con lupa y sus méritos no se suelen resaltar tanto como el de un delantero que hace gol». Para repetir una frase que ya ha dicho esta campaña en alguna ocasión. «Ni antes era el más malo del mundo ni ahora soy Ter Stegen».

 

Fotos

Vídeos