UD Almería

Recuperar con los 'nuevos' el terreno perdido en las renovaciones

La afición de la UDA ha bajado en número su presencia en el Estadio de los Juegos Mediterráneos. /UDA
La afición de la UDA ha bajado en número su presencia en el Estadio de los Juegos Mediterráneos. / UDA

La UDA cierra con 6.672 renovaciones, la cifra más baja de los últimos años entre los que continúan en relación al curso anterior

JORDI FOLQUÉALMERÍA

Ya sea por el hecho de haber tenido una semana menos, en comparación con otros años, porque hay aficionados que no están nada ilusionados con el proyecto que se está haciendo o, todo unido, a los tres ejercicios en la Liga 1|2|3 de sufrimiento hasta el último momento para lograr la permanencia que se han vivido en el seno de la UDA. Sea por lo que sea, lo único seguro, números en mano, es que las cifras de renovación de abonos ha dejado una demostración de que el apoyo de los aficionados rojiblancos se ha resentido y por primera vez en varios años no se alcanzan los 7.000 en el periodo abierto para las renovaciones y poder mantener su asiento en el Estadio de los Juegos Mediterráneos.

En relación al pasado verano, en el periodo de renovaciones, sin compararlo con la totalidad de los abonos que tuvo el club rojiblanco, el Almería ha perdido un total de casi 1.200 seguidores. De los 7.861 abonados se ha pasado a los 6.672 del periodo de 2018. Un descenso que dobla el que ya hubo en 2017 en comparación a 2016. Porque hace dos años los que aprovecharon las primeras semanas fueron más de 8.427. Es decir, casi 2.000 aficionados menos en 24 meses para seguir mostrando su compromiso y no esperar hasta el final ni tan siquiera a ver el desarrollo de una plantilla o los partidos amistosos disputados por la primera plantilla de turno.

2016
El club cerró la renovación de la campaña de abonos llegando a los 8.427. Después se superaron los 10.000 con los nuevos.
2017
Hace un año se alcanzaron las 7.861 renovaciones. Descendió en casi 600. Con los nuevos la cifra superó por poco los 9.000.
2018
Con una semana menos para ejercer la renovación, el número ha llegado a los 6.672. Un descenso de casi 1.200 personas.

Desde el club insisten en que este descenso tiene mucho que ver con haber tenido una semana menos de tiempo. De cuatro han pasado a tres. Pero también son conscientes de que mientras que los 'fieles' se abonarán siempre, esté como esté el club y el proyecto más o menos fuerte a nivel económico, otros seguidores no tienen ningún inconveniente en esperar unos días o incluso algunas semanas para sacarse el abono. Como también los hay que han venido diciendo de manera pública (redes sociales) o privada que no tenían intención de abonarse mientras que no hubiera cambios considerables en la entidad rojiblanca para el nuevo ejercicio.

Descenso

El Almería afronta su cuarta campaña consecutiva en la Liga 1|2|3. En la primera, viendo que el club disponía del presupuesto más alto de toda la competición, la afición respondió pese a que se venía de un descenso de categoría. Hubo más abonados en el primer año del 'retorno' a la Segunda División que en la última de las dos seguidas en la Primera. Una circunstancia, salvando las distancias, que había ocurrido en el Atlético de Madrid o el Real Betis cuando ambas entidades sufrieron al perder su sitio en la elite.

Pero ocurrió el primer varapalo y lo que se planteaba como un bloque para luchar por el ascenso se convirtió en un sufrimiento y teniendo que llegar hasta la última jornada (Córdoba) para lograr el objetivo de la salvación. Los 10.000 abonados se superaron con creces, pese a que la asistencia durante la temporada rara vez superó la cifra de los cinco dígitos.

Un año después, los abonados casi que renovaron en su totalidad, aunque hubo un leve descenso. Se seguía teniendo un presupuesto de los más altos de la categoría y desde el club se 'vendía' que el ascenso, tras haber «aprendido» del curso anterior, era lo que se buscaba para regresar a la Primera División. La realidad fue que se tuvo que llegar hasta el último momento de la temporada para que el Almería mantuviera la plaza en Segunda A, con un triunfo en casa ante el Reus.

Hace un año, ya con un presupuesto de la parte media (noveno), el descenso de los abonados se notó ya en un porcentaje que se podría considerar significativo. Ya no se llegó a los 10.000 abonados. Con menos de 8.000 renovando su compromiso. Una cifra que ha aumentado este verano. Con un presupuesto global, dicho por el propio club rojiblanco, que ha pasado a ser de los más humildes de toda la Liga 1|2|3. Sin fichajes de renombre y que, en su mayoría, no son conocidos para el gran público. El que ha decidido, por ahora, dar un paso al lado a la hora de abonarse. A los que se espera recuperar en las próximas semanas. Intentando, de la manera que sea, tocarles la 'fibra' rojiblanca y que sigan abonados.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos