UD Almería B

Un punto para el crecimiento

Javi Moreno conduce el balón, perseguido por Juanjo. /AGENCIA LOF
Javi Moreno conduce el balón, perseguido por Juanjo. / AGENCIA LOF

El Almería B hace un partido inteligente ante el Badajoz y suma un empate que pudo ser más

JUANJO AGUILERA

El Almería B sumó un empate que debe alimentar sus ganas de crecer en la tabla clasificatoria a costa de un Badajoz que tuvo posesión, pero que se estrelló en el buen trabajo realizado por los de Esteban Navarro, que tuvo ocasiones para haber logrado un mejor resultado, pero le faltó el acierto en el disparo final. El Badajoz, intenso al principio, fue perdiendo 'fiabilidad' por la ansiedad y de eso se aprovechó el filial rojiblanco para acercarse con peligro a la meta de Pawel. Así, en el 38, Guirao aprovechó la indecisión en la zaga pacense para adelantar a la UDA.

1 CD BADAJOZ

Pawel; Juanjo, Cristian, César Morgado, Eneko; José Ángel (David Martín, m. 61), Kamal (Cidoncha, m. 88), Petcoff; Guzmán Casaseca (Ezequiel Lamarca, m. 61), José Higón, y Eder Díez.

1 UD ALMERÍA B

Albert Batalla; Antonio Navas, Urri, Javi Pérez, Iván Martos; Mario Abenza, Youness; Javi Moreno, Guirao (Tomás, m. 86), Lin (Sergio Pérez, m. 71), y Alberto Toril (Darío Guti, m. 67).

Goles
0-1, m. 38: Guirao. 1-1, 66: David Martín.
Árbitro
Cueto Amigo, perteneciente al colegio castellano-leonés. Amonestó a José Ángel (m. 49) y Kamal (m. 87), del CD Badajoz, y a Iván Martos (m. 82) y Javi Moreno (m. 82), de la UD Almería B.
Incidencias
Partido correspondiente a la decimoquinta jornada del Campeonato de Liga de Segunda División B, en su grupo IV, celebrado en el Francisco de la Hera de Almendralejo, por las obras de mejora en el césped del Nuevo Vivero.

En la segunda parte, los rojiblancos se defendieron con inteligencia desde el primer minuto, saliendo a la contra con alguna ocasión para haber dejado el encuentro visto para sentencia. En la última media hora de juego, el conjunto de Esteban Navarro tuvo que redoblar esfuerzos atrás y, de rebote, empató el Badajoz por medio de David Martín, que con su entrada al campo cambió el destino del partido. No le dio para desequilibrarlo. El punto, no saca al filial de los problemas, pero le da aire para pensar que es posible el crecimiento.

A esperar

El Badajoz fue el que consiguió tener el balón y vivir en el medio campo defendido por la UD Almería B, en el comienzo del duelo, que consiguió capear la intensa salida del conjunto albinegro, tratando de adelantarse lo más pronto posible en el marcador. Pudo hacerlo en el minuto 7, en una acción que la comenzó Juanjo, se la puso a José Higón, situado en la esquina izquierda del área rojiblanca, que asistió a Eder Díez, cuyo disparo cruzado se fue por la línea de fondo.

El cuadro de Mehdi Nafti, más intenso, fue el dueño del balón ante un Almería B que buscó la sorpresa en acciones a la contra. La primera la tuvo en el minuto 9, pero el intento de disparo de Javi Moreno acabó con este por los suelos cuando se disponía a disparar, sin que el árbitro señalara la falta que sí que existió.

La intensidad del equipo pacense dio paso a la ansiedad por buscar un buen resultado, pero, aun teniendo el balón, careció de acierto en los metros finales, a la par que el Almería B se mostró sólido en defensa a la espera que capeara el temporal, con intensidad en la tensión, sobre todo por parte de Lin y Alberto Toril para con los centrales del conjunto pacense.

Dueños y gol

Bajó la intensidad en el fútbol del Badajoz y mejoró en precisión el Almería B, con más presencia arriba, tocando el balón y hasta disponiendo de ocasiones. La más clara, en el 24, a balón parado, tras un lanzamiento de falta de Guirao rematada por Antonio Navas de cabeza, en el segundo palo, pero por encima del larguero. El Almería B había conseguido darle la 'vuelta a la tortilla', más sólido en su propuesta, a la par que el rendimiento del Badajoz empezó a 'resquebrajarse', incómodo con la propuesta rojiblanca, creciendo con balón. Aún así, en el 33, un balón profundo, en el que Navas perdió la posición, acabó con un disparo de Guzmán Casaseca que atajó Albert Batalla.

En una acción a la contra, el Almería B, con acierto en la presión, consiguió adelantarse en el marcador. Fue consecuencia de un balón en largo que cogió Guirao, se plantó ante Pawel y, pese a la presión del central pacense, consiguió encontrar hueco por el que batir al meta extremeño, con un disparo ajustado al palo derecho de la meta pacense, que acusó el golpe hasta el descanso.

El inicio de la segunda parte, el Badajoz jugó con prisas de salida, ante la tranquilidad con la que jugó el filial rojiblanco, expeditivo en defensa, sin prisas con el marcador a favor, pero inteligente en su juego atrás para buscar la sentencia la contra ante la imprecisión expuesta por los de Nafti, sin balón, del que era propietario el Almería B, así como del peligro. Una buena acción, en el 57, no supo definirla Alberto Toril.

Más presencia local

El Badajoz empezó a tener balón, tal vez estéril porque lo manejó desde atrás. Cuando pudo, en el 63, Urri despejó un balón que llevaba marchamo de gol y, en el 64, la respuesta de Albert Batalla impidió que el disparo de José Higón llegara a buen destino. Sin embargo, en el 66, David Martín, que había entrado de refresco para tener más presencia arriba, encontró portería con un balón que tocó en Javi Pérez y que descolocó a Albert Batalla para poner las tablas.

Con dos líneas de cuatro muy juntas para perjudicar la circulación local, el filial no se olvidó de atacar a la contra, con la presencia de Darío Guti y Sergio Pérez, que entraron desde el banquillo. El primero asistió al segundo, en el 72, pero la anticipación de Juanjo impidió el remate rojiblanco.

Conforme avanzó el partido, el Almería B tuvo menos prisa que el Badajoz, aunque sin olvidarse de buscar el área contraria. El equipo local con más dominio de balón, el equipo de Esteban Navarro con velocidad y tratando de sorprender a la contra. Lamarca, en el 79, buscó el disparo desde la frontal, tras un saque de banda de Cristian y Juanjo, en el 81, mandó fuera de cabeza un saque de esquina.

El filial se defendió bien en esa fase de partido, tratando de impedir el crecimiento del Badajoz, que pudo lograr el gol de la victoria, en el 89, en un centro de Eder que mandó fuera Eneko, cuando la ocasión era manifiesta de gol, como sucedió, en el 93, con un disparo de David Martín que se encargó de detener Albert Batalla, en el último esfuerzo del partido.

El punto no supone mejora clasificatoria para los rojiblancos, pero sí emocional, pues demuestra que los de Esteban Navarro tienen cosas en 'el baúl de los recuerdos' para aspirar a más, para salir de la grave situación en la tabla en la que se encuentra.

Ahora, el conjunto rojiblanco espera su próxima afrenta, el próximo fin de semana, en el Estadio de los Juegos Mediterráneos con la visita del Real Murcia, que es undécimo clasificado y que en esta última jornada no pudo pasar del empate (1-1) frente al Jumilla.

 

Fotos

Vídeos