No pudo ser, pero que 'le quiten lo bailao'

Azez, hasta la pasada temporada militante en las filas de la UD Almería, una de las altas lucenses para una exitosa temporada.
/UDA
Azez, hasta la pasada temporada militante en las filas de la UD Almería, una de las altas lucenses para una exitosa temporada. / UDA

Las bajas, tres de ellas por graves lesiones, le rompieron su gran racha y les hizo firmar a cuatro jugadores durante el 'mercado de invierno' El CD Lugo entrenado por Francisco, con 7,5 millones de presupuesto, hizo soñar con el ascenso a Primera

JOSÉ GABRIEL GUTIÉRREZ ALMERÍA

Aunque finalmente haya quedado fuera del 'playoff' de ascenso a Primera, la temporada realizada por el CD Lugo ha sido, sin lugar a dudas, extraordinaria. El equipo entrenado por el almeriense Francisco, con uno de los presupuestos más bajos de Segunda División ha sido, con la SD Huesca que ha ascendido, una de las grandes revelaciones de una Liga en la que el primer objetivo era la permanencia.

Con ese reto superado con creces, incluso haciendo soñar a su afición con el ascenso a Primera, el CD Lugo despide en casa una temporada para enmarcar. Con Francisco al frente del equipo, el curso 2017/18 ha sido extraordinario, aunque se hayan quedado fuera del 'playoff'. Pero al CD Lugo habría que aplicarle aquello de 'que le quiten lo bailao'.

Francisco y su 'equipo'

El CD Lugo está presidido por Constantino Saqués, que lleva tres temporadas en el cargo y es 'dueño' del club, ya que es propietario del 57,92 de las acciones. El presupuesto es de 7,5 millones de euros, uno de los más bajos de la categoría, con un tope salarial de 5,4 millones. El club tiene poco más de 5.000 abonados y ha sido su quinta campaña en Segunda División, siendo la actual la segunda consecutiva.

En la parcela deportiva, ejerciendo como director de la misma, figura Víctor Moreno, cuya primera y gran decisión para el presente curso fue la contratación de Francisco para dirigir al equipo. Francisco sustituyó en el banquillo lucense al gallego Luis César Sampedro.

Francisco aceptó el reto de entrenar al CD Lugo, tras un exitoso e inolvidable periplo, como jugador y entrenador, en la UD Almería. La campaña anterior dirigió al UCAM y llegó al Anxo Carro con otros destacados exrojiblancos como Jaime Ramos, segundo entrenador; José Manuel Ortega, auxiliar técnico y Sergio Pardo, preparador físico.

Cuatro altas y cuatro bajas

Los movimientos habidos en la plantilla del CD Lugo en el 'mercado de invierno' estuvieron configurados por cuatro incorporaciones y otras tantas bajas. Tres de estas últimas debido a lesiones de larga duración y la otra por cesión a otro club.

Los fichajes fueron los de Álvaro Lemos, del RCD Celta de Vigo y José Carlos, del Lorca CF en el que estaba jugando cedido por el Real Betis y que llegó libre; Jaime Romero, cedido por el Córdoba CF, además de la de Chuli, exjugador de la UD Almería, cedido por el Getafe CF.

Sobre las bajas, Ignasi Miquel firmó con el Málaga CF y Guille Donoso, ahora milita en la SD Ponferradina. Las dos bajas restantes fueron por lesiones de larga duración, dejando ficha libre. Fueron las de Sergio Díaz, que había llegado cedido por el Real Madrid Castilla y sufrió rotura de menisco y ligamento cruzado, mientras que Fydriszwki, cedido por el Newell's Old Boys, deportivamente conocido por 'Polaco', sufrió una grave lesión en el partido de ida contra la UD Almería.

Mimbres para hacer soñar

El CD Lugo comenzó la Liga con la continuidad de catorce jugadores del pasado curso. Casos de los guardametas Roberto y Cacharrón, este del filial; los defensas Serge Leuko y Kravets; los centrocampistas Carmona, Seoane, Carlos Pita, Campillo, Fede Vico, Iriome y Sergio Gil, además de los delanteros Dani Escriche y de Cristian Herrera, exjugador de la UD Almería en la temporada 2015/16.

Las altas fueron el meta Juan Carlos, del Elche CF; en defensa las de Bernardo Cruz, del Sevilla Atlético; Luis Ruiz, del Cádiz CF; Josete, del Elche CF; Campadabal, del RCD Mallorca y Luis Muñoz, cedido por el Málaga CF. Para la medular Nico Albarracín, de la SD Ponferradina y la de Azeez, hasta la pasada Liga en la UD Almería. Y en ataque, las de 'Polaco', que fue alta y baja y la de Mario Barco, que militaba en el Pontevedra CF.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos