UD ALMERÍA

Primero la A

Luis Miguel Ramis, que conduce el balón, está contento con el rendimiento actual de la plantilla.
Luis Miguel Ramis, que conduce el balón, está contento con el rendimiento actual de la plantilla. / J.J.A.

Advierte de que no hay que obsesionarse «en llevar un partido de una temporada nueva a los dos años anteriores» Ramis dice que sólo piensa «en los puntos del domingo, no en que si gano tres me quedan 47»

JUANJO AGUILERAALMERÍA

La primera comparecencia de Luis Miguel Ramis para hablar de un partido de Liga se llevó a cabo ayer y el técnico tarraconense, que condenó los atentados de Barcelona y Cambrils, sirvió para dejar claro que la UD Almería irá a Tarragona a luchar por sumar los tres puntos en juego sin mirar más allá. «Estamos empezando y no sé si es demasiado aventurado empezar a pensar en objetivos de sumar 50. Para mí, en mi cabeza están los tres puntos del domingo, no en que si gano tres me quedan 47», apuntó el técnico rojiblanco. Este pretende iniciar la competición con victoria. «Tratamos de empezar a no regalar minutos, ni segundos, ni partidos y eso tiene que ver con toda es intensidad, exigencia que hemos intentado trabajar en pretemporada y que ahora hay que plasmar en el campo en competición».

Lo hará con una plantilla de la que advierte que está contento porque «todo ha sido consensuado. Ha habido una comunicación amplia durante toda la pretemporada e incluso antes, entre la dirección deportiva y el cuerpo técnico, todo ha sido consensuado, lógicamente en función de las posibilidades que ofrecía el mercado». No dudó en asegurar que los que están «es porque ellos quieren estar, porque tienen mucha ilusión en este proyecto y nosotros también en ellos». Introdujo, en su intervención, el matiz de que la misma «mejorable, siempre», de mismo modo que señaló que no está cerrada. «Puede haber alguna incorporación más, puede ser, pero de momento mi cabeza no está en incorporar, ahora está en el partido del domingo. El plazo termina el 31 de agosto y hasta ahí hay plazo para mejorar la plantilla e incorporar o sumar alguna pieza que nos pueda hacer más completos».

Pasado

El partido de mañana domingo conlleva una nueva temporada. Ramis no quiso que se desviara la atención o que este partido se asociara, por resultado, a los de las últimas temporadas en las que se vivió siempre al límite. «Tampoco podemos obsesionarnos en llevar a un partido de una temporada nueva, de un proyecto nuevo, a los dos años anteriores. No puede pesarnos o eso estoy tratando yo de transmitir el que en este partido llevamos en la mochila dos años malos antes y que pase lo que pase en el partido provoque discusiones o reflexiones con respecto a lo que puede ser el equipo en 41 jornadas que faltan, después de disputar la primera».

Consideraba aventurado acudir a eso. «Creo que hay que tener más tranquilidad y en un partido se pueden conseguir tres resultados y no puede ser que cualquiera que se dé dispare ilusiones o desengaños a la primera de cambio. Esto es muy largo y lo sabemos por todas las temporadas, son 42 jornadas y estoy convencido que el equipo durante la temporada tendrá momentos malos». De hecho, advirtió que «si alguien cree que no los vamos a tener y que hemos pasado de sufrir dos temporadas a ahora estar peleando seguro por ascender, creo que caemos en un error».

Recetó tranquilidad para afrontar lo que viene, que será largo. «Yo quiero ir despacio, yo le transmito a mis jugadores tranquilidad, paciencia, que sepan sobre todo lo que tienen que hacer en el campo, pelearlo, partido a partido, segundo a segundo o minuto a minuto y eso a veces nos llevará a donde queremos y a veces no. Intentaremos que a donde queremos llegar sean más veces que a donde no, pero seguro que pasamos altibajos».

La intención está clara. «Vamos a centrarnos en esta temporada, en ese primer partido, pero sin querer borrar en el primer partido cosas que han pasado. Ojalá que sí, pero lo que no puede ser es que cualquier cosa que salga mal, enseguida se haga referencia a lo del año pasado. Lo del año pasado ya está pasado». Recordó la anécdota de aquella hoja de resultados que se 'dejó' en la sala de prensa en la pasada temporada, reconociendo que a lo largo de la presente se le pueden echar en cara los números. Sin embargo, no quiere hacer referencia a ello. «Ha empezado una temporada y esos datos yo quiero mejorarlos, ¿cuánto de más? Vamos a ver. Vamos a empezar primero por la A, que es el domingo, y luego ya tendremos tiempo de llegar a la Z, a final de temporada».

El posible once

De los que jueguen mañana ante el Nàstic, un equipo al que el año pasado se ganó en su casa con gol de Kalu Uche, victoria que dio un aire nuevo al equipo, el rojiblanco tiene claros diez de los once puestos. «Más o menos sí. Quiere decir que puede haber una duda». Aunque no dio nombres, sin embargo sí puede ser que cinco o seis del año pasado estén sobre el terreno de juego. «Puede ser. Los jugadores que se han quedado es porque queríamos que se quedaran, porque creíamos que podían aportar a esta temporada lo que queríamos completar y mejorar lo que ya teníamos y que creemos que pueden entender mejor cuál es nuestra intención y nuestra idea de juego. Pero eso está por ver todavía».

El rojiblanco considera que los jugadores con los que cuenta son capaces de hacer lo que propone el cuerpo técnico porque «los conocemos, los seguimos y han venido por algo y sobre todo porque tenían mucha ilusión de sumarse a este proyecto, pero en definitiva tenemos una plantilla completa, quizás todavía por completar hasta que se cierre el mercado, pero puede ser que el domingo veamos jugadores que ya estaban el año pasado, pero todo tiene sus ventajas y desventajas, conocen un poco qué es lo que quiero de ellos y los que han venido nuevos han entendido perfectamente la dinámica de equipo, con lo cual no hay ningún problema».

Por eso, no habrá cambios en cuanto a conceptos. «Nuestra intención y nuestra idea va a ser la misma. Es verdad que quizás podamos expresarla este año con un poco más de tranquilidad, y eso entrecomillas, que no significa pausa o comodidad, significa que hay tiempo para trabajar una serie de conceptos a día de hoy que el año pasado tuvimos que acelerarlo todo mucho y que primaban sumar puntos sobre otras cosas».

Con la afrenta de mañana a las 20.30 horas en el Nou Estadi, se pone en marcha un proyecto en el que, según la exposición de Ramis, «hay que sumar puntos y cuanto antes mejor, pero la idea y la intención de juego va a ser la misma. Es verdad también que el momento de la temporada invita a poder desarrollarla con más confianza quizás y no tanta presión a lo mejor como en otros momentos, pero eso va a convivir con nosotros durante todo el año».

Consideró, en ese sentido, que las victorias permitirán «ganar en confianza. Si gana dos o tres más todavía, pero en cuanto ese juego no se vea reflejado en el resultado los jugadores lo sufren a veces y pasaremos momentos en los que no encontramos esa intención que buscamos, pero a día de hoy creo que los jugadores lo tienen claro, aceptan de buen grado, lo trabajan y entienden lo que queremos hacer y les gustan y disfrutan con el esfuerzo y esa intención, con lo cual seguimos adelante con eso».

Más

Fotos

Vídeos