UD Almería

La primera victoria del'anti-invictus'

Álvaro Giménez y Chema Núñez celebran el primer gol de la UD Almería frente al Real Zaragoza. /AGENCIA LOF
Álvaro Giménez y Chema Núñez celebran el primer gol de la UD Almería frente al Real Zaragoza. / AGENCIA LOF

El Almería se redime derrotando a dos 'gallitos', el Málaga en Copa y el Zaragoza en Liga. Los rojiblancos exhiben un fútbol práctico en el que se reivindican jugadores como Chema Núñez, José Corpas, Yan Eteki o José Romera

Juanjo Aguilera
JUANJO AGUILERA

almería. La UD Almería vivió, la pasada, una 'Semana Fantástica', al estilo de las ofertas de los grandes centros comerciales. El equipo rojiblanco, que había hecho muchas cosas bien -otras mal- durante los cuatro primeros partidos de Liga encontró el camino entre el pasado martes y el domingo para reivindicarse como el 'anti-invictus'. Los unionistas han acabado con esa condición ante el Málaga, que sigue siendo líder sólido de la competición liguera, victoria de la UDA que llegó en la Copa del Rey, y ante el Real Zaragoza, uno de los rivales más 'temidos' después del inicio de la presente temporada, imbatido hasta el domingo en sus desplazamientos y con un 'gran cartel' a domicilio tras ganar en el Carlos Tartiere al Oviedo.

La UD Almería se reencuentra con la victoria, después de siete jornadas. La última vez que lo logró fue en la trigésimo novena jornada del pasado campeonato liguero, derrotando al Granada CF con dos goles de Juan Muñoz. Y parece que coinciden los protagonistas de las victorias porque tanto aquella como las dos últimas logradas tienen como protagonistas a jugadores que se reivindican. Aquel día lo hizo Juan Muñoz, tras una temporada 'negra', en la que los goles llegaron con 'cuentagotas' y con dos y tres meses de diferencia entre las 'firmas'. También en Málaga y el domingo hubo 'toque de atención' de los 'desconocidos'. En La Rosaleda, fue el momento de Sekou y el de Adri Montoro. En el Estadio de los Juegos Mediterráneos, los goles 'fueron' de Álvaro Giménez -participó en la jugada- y de José Corpas, pero hay elementos comunes en ambas victorias como son Yan Eteki y Chema Núñez. El camerunés, un 'destructor', el sevillano, un creador. No entrando en saco roto la aportación de otros jugadores como José Romera, Andoni López, Salvejich o Juan Ibiza. Todos con un responsable con Fran Fernández, que sigue siendo 'persona non grata' en Zaragoza, esta vez tras haber crecido como técnico.

Vida nueva

Lo de Zaragoza puede ser más causal que casual. Siempre a tenor de lo expuesto desde que 'empezara' el campeonato, con el 'suceso' del Ramón de Carranza de Cádiz como el resultado descartable, el conjunto almeriense ha hecho más méritos que deméritos -que también los hay- y, por tanto, ha estado más cerca de la victoria que de la derrota, aunque fuese este último el resultado más repetido en el comienzo de la presente temporada.

Lo cierto es que ante el Real Zaragoza, un equipo que se había comportado con 'soltura' en los partidos disputados hasta el domingo, hizo en Almería su peor exposición, otro aspecto que puede ser causal, fruto del planteamiento llevado a efecto por los rojiblancos, fruto de un excelente trabajo colectivo, en el que apenas si hubo desaciertos -que los hubo-, en un partido con virtudes de jugadores como José Romera, que hizo un gran trabajo en defensa; Yan Eteki, una 'fortuna' en el centro del campo por su capacidad de recuperación. Fue el que más, tras el centrocampista cántabro César de la Hoz, y el objetivo a la hora de hacerle faltas -también las hizo-, lo que impidió al Real Zaragoza jugar con cierta comodidad y, si bien es cierto que fue quien tuvo más balón, también es verdad que fue un dominio estéril, muy horizontal.

El camerunés fue una de las sensaciones, continuidad de lo hecho el pasado lunes en La Rosaleda, en la que los rojiblancos mostraron también su capacidad de reacción. El Málaga se adelantó en el marcador al término de la primera parte y los rojiblancos remontaron en la segunda con dos esos jugadores con 'denominación de origen', procedentes de Segunda División B, como son los casos de Sekou y Adri Montoro.

El primero estuvo el domingo para hacer lo que tenía que hacer, presionar e impedir una salida de balón cómoda por parte del cuadro zaragocista. El segundo, que se quedó fuera de convocatoria, firmó el gol de la remontada en Copa.

Zipi y Zape

De aquel día en La Rosaleda, tampoco hay que olvidarse de Chema Núñez. El joven jugador, estrella del filial la pasada temporada, fue socio de 'travesuras' en Málaga y, sobre todo, en casa ante el Zaragoza, este día con su 'incomparable socio', el linarense José Corpas. Un jugador que ha ido dando pasos siempre adelante, desde que comenzara a jugar con el Linares, en Primera Andaluza. El ascenso a Tercera, conseguido en Huércal de Almería, llevó su firma, con dos de los cuatro goles.

Su gol del domingo está entre los mejores de la jornada y supone un premio al rendimiento colectivo -la suma de lo hecho por el linarense en los 382 minutos disputados desde comienzos de temporada-. Pieza clave en este 'anti-invictus', que ha dado solo un paso, pero importante. Queda mucho camino por delante, pero con una victoria como la del domingo se anda mejor.

 

Fotos

Vídeos