UD Almería

La prensa destaca que el Almería «supo pasar del miedo a la valentía»

Álvaro Giménez conduce el balón entre Albentosa y Sebas Coris. /AGENCIA LOF
Álvaro Giménez conduce el balón entre Albentosa y Sebas Coris. / AGENCIA LOF

En las crónicas se pudo leer que Nàstic y Almería ofrecieron un pulso muy nivelado y que los de Fran Fernández «tiraron de garra para remontar»

JOSÉ GABRIEL GUTIÉRREZALMERÍA

Las conclusiones extraídas de las crónicas escritas, todas en formato digital, sobre el partido entre el Nàstic y la UD Almería coincidieron en varios aspectos del mismo. De una parte, que fue un encuentro nivelado, que pudo ganar cualquiera de los dos. De otra, que para tarraconenses y almerienses todo sigue igual en la tabla y que los cuatro tantos que subieron al marcador llegaron como consecuencia de errores defensivos.

Sobre la UD Almería se pudo leer que fue de menos a más conforme avanzaba el partido, pasando del miedo tras el 'madrugador' 1-0, a una briosa reacción que le llevó a tener ventaja con los dos goles de Owona. También se resaltaba que a base de garra los de Fran Fernández incluso pudieron sentenciar, poniendo el 1-3 en el marcador.

La estrategia almeriense

En la prensa local, el Diari de Tarragona titulaba la crónica como 'Empate insuficiente del Nàstic ante el Almería' y se exponía que el equipo almeriense supo sacar buena renta en las jugadas a balón parado. «El Nàstic se quedó a las puertas de sumar su tercera victoria de la temporada. El equipo grana mejoró en intensidad, competitividad y también en juego. Pero fue insuficiente para superar a un Almería que se valió de la estrategia, el punto más débil del conjunto tarraconense, para remontar el tanto inicial de Imanol. Barreiro, a rebufo de esa sensación de estar siempre jugando una jornada final, logró romper su sequía para poner el 2-2 y sumar un punto exiguo para el apuro en el que está el equipo».

El digital Tarragona 21 reflejaba en el titular de la crónica que 'El Nàstic declara que está vivo' y desarrollaba en la misma, entre otras cosas, que ambos equipos ofrecieron un gran partido en el Nou Estadi. «El Nàstic rescató un punto contra un ordenado Almería. Un error arbitral y una ultra defensiva visitante acabaron con las esperanzas de victoria grana».

Por su parte, el diario Mundo Deportivo titulaba 'El Nàstic logra un empate para la esperanza', informando que hubo dominio alterno en el partido. «El Nàstic puso fin a tres jornadas sin puntuar con un empate contra el Almería. Los grana mostraron una mejor cara que en semanas anteriores, aunque finalmente la igualada les mantiene como farolillo rojo. Fue un partido con dominio alterno y oportunidades para ambos equipos. Pudo ganar cualquiera».

Dos 'zarpazos' de Owona

En los diarios deportivos nacionales, Marca titulaba la crónica del envite jugado en el Nou Estadi con un 'Nàstic y Almería se reparten puntos... y mucho fútbol', resaltando que fue un encuentro muy igualado y que en el tramo final del mismo se pudo desnivelar el marcador de empate. «Los locales, que se adelantaron pronto, se dejaron empatar y acabaron igualando para sumar un punto que les sigue dejando como colistas. Con un centro del campo completamente nuevo, parecía que el Nàstic tenía dominada la situación, pero dos zarpazos visitantes dieron la vuelta al partido y hundieron gran parte de las opciones de triunfo locales».

Con 1-2 en el marcador se pudo leer que «el Almería tiraba de esa garra que le caracteriza esta temporada para hacer valer la remontada. Tuvo la sentencia el equipo de Fran Fernández en el inicio del segundo acto, con sendos remates de cabeza de Luis Rioja y de Álvaro Giménez. El primero se marchó desviado y, en el segundo, intervino Becerra. Ambos equipos tuvieron oportunidades para cambiar las tablas del luminoso, pero ninguno pudo llevarse los tres puntos y firmaron el empate».

A pecho descubierto

El diario As ofrecía el titular de 'Barreiro enmienda los errores defensivos y rescata un punto ante el Almería', informando que tras el dominio inicial de los locales este pasó a ser del equipo almeriense. «Los tarraconenses necesitaban reaccionar y lo cierto es que el conjunto grana se comió a su rival en los primeros minutos por ganas y necesidad. Querían que se jugara en el barro, practicando un fútbol atolondrado y ahí el Almería estaba perdido. El conjunto almeriense empezó a oler el miedo grana, subió líneas y llegó el empate. La ausencia de solidez para defender el balón parado volvió a ser el talón de Aquiles. En Tarragona no daban crédito a los errores atrás y les tocaba volver a remar a contracorriente con el 1-2».

En relación al segundo tiempo se narraba que ofreció un desarrollo con la 'guardia alta' ofensiva en los dos equipos. «El Nàstic salió a pecho descubierto, pero el Almería seguía atacando. Los grana no se inmutaron y Barreiro devolvió la emoción con un golazo. Después, más pasión que fútbol».

 

Fotos

Vídeos