UD Almería

Premio a la racanería

José Corpas, muy activo en la primera parte, intenta escaparse de Federico Ricca./AGENCIA LOF
José Corpas, muy activo en la primera parte, intenta escaparse de Federico Ricca. / AGENCIA LOF

El Málaga se lleva los tres puntos gracias a un golazo de Harper en un partido en el que el Almería mereció un mejor resultado, pero apareció Munir

Juanjo Aguilera
JUANJO AGUILERAALMERÍA

El fútbol es eso, goles. En Segunda División con uno basta y, si encima, sabes defender, el premio llega. Fue lo que pasó en el Juegos Mediterráneos, donde el Málaga, al más puro estilo López Muñiz -lo mismo habría que registrar en la Oficina Española de Patentes y Marcas sus formas-, hizo un gol y se 'echó a dormir', sobre todo a lo ancho, porque a lo largo se le vio poco y cerró, con hormigón armado, la portería para impedir que el fútbol del Almería, mirando siempre hacia arriba, tuviese fortaleza como obtener lo buscado.

El partido este, como todos, quedó marcado por la eficacia. El Almería no la tuvo por más que llegó al área blanquiazul. Sus disparos murieron fuera por poco, en las manos de Munir o en la de Pau Torres -no sancionada como penalti-, pero ninguno entró. El Málaga logró el premio en el primer disparo entre los tres palos de la primera parte -era el segundo del partido tras una falta lanzada por Dani Pacheco- y en la segunda, aún con un Almería volcado, salió poco, para no crear apenas nada. Solo un disparo de Hicham, fuera, y otro de Mula que tampoco hizo nada. El golazo de Harper, en la primera parte, fue suficiente. El fútbol es eficacia y... también suerte. El Almería no la tuvo, ni por las buenas, ni por las malas -lo del penalti-, y sigue sin saborear la victoria, cuando, por segunda vez, mereció obtenerla. Otra vez será.

Balón sin daño

El inicio del partido fue una declaración de intenciones de ambos equipos, dispuestos siempre a pisar área rival. El Almería lo hizo peleando para incomodar a un Málaga que tuvo dificultades, en esa primera fase del duelo, para encontrar la salida. Los rojiblancos aprovecharon las segundas oportunidades para mostrarse superiores. En el minuto 10 se produjo el primer disparo a puerta de cualquiera de los dos equipos, fue de Dani Pacheco, en una falta fuera del área, que René atajó en dos tiempos.

El fútbol rojiblanco impidió que el dominio territorial del Málaga tuviera resultados. Incomodado, el conjunto malaguista siempre se encontró con el buen trabajo de presión de los de Fran Fernández. Sí es cierto que una pérdida en el centro del campo, en un mal pase a Romera, el Málaga la tuvo, pero Pacheco no encontró el hueco, en el minuto 16.

0 UD Almería

René Román; Romera (Juanjo Narváez, m. 72), Ángel Trujillo, Juan Ibiza, Andoni López; Joaquín Arzura (Chema Núñez, m. 61), Sergio Aguza; José Corpas, Juan Carlos Real, Luis Rioja (Pablo Caballero, m. 83), y Álvaro Giménez.

1 Málaga CF

Munir; Cifuentes, Luis Hernández, Pau Torres, Federico Ricca; Renato Santos (Mula, m. 87), Adrián González, N'Diaye, Dani Pacheco (Hicham, m. 76); Harper y Gustavo Blanco (Boulahroud, m. 69).

Gol
0-1, m. 23: Harper, tras una acción iniciada por él en el centro del campo. Le cede el balón a Dani Pacheco y el centro para Harper lo cierra este con un disparo ajustado al palo.
Árbitro
Pizarro Gómez, perteneciente al colegio madrileño. Amonestó a Juan Ibiza (m. 89), de la UD Almería, y a Boulahroud (m. 87) y N'Diaye (m. 92), del Málaga CF.
Incidencias
Partido correspondiente a la tercera jornada del Campeonato de Liga de Segunda División A, Liga 1|2|3, celebrado en el Estadio de los Juegos Mediterráneos, con 8.955 espectadores. Antes del inicio del encuentro, se guardó un minuto de silencio en memoria de los abonados Antonio Saldaña Gaitán y José Gallardo Ortega, así como de Paco Andújar, una institución del fútbol almeriense.

La solidaridad rojiblanca dificultó el fútbol malaguista. El robo, en el 20, dio opciones a los locales para adelantarse en el marcador en una gran acción de Álvaro Giménez para Luis Rioja, este se la puso a Andoni López y el centro, rechazado, le cayó a Aguza, cuyo disparo se fue a córner, tras rozar en un defensor blanquiazul.

Un toque de calidad

Pero el fútbol tiene esas cosas. El Málaga, en una jugada individual, puso el partido a su favor. Gran acción de Harper, en el centro del campo, con robo y carrera. El canterano se la dio a Dani Pacheco, que entró por la izquierda, y se la devolvió al hispano-escocés para batir a René con disparo ajustado al palo derecho.

La UDA, que tuvo dificultades conforme avanzó el duelo para encontrar línea de pase, lo hizo cuando el crono marcó la media hora. El balón le cayó a Álvaro Giménez, lo puso para José Corpas y el lanzamiento del linarense se fue fuera por poco.

El Málaga, agazapado, esperó el fallo mientras los rojiblancos movieron tratando de encontrar el hueco por el que 'hincarle' el diente a los de Juan Ramón López Muñiz, más cómodos con el marcador a favor. Sin embargo, en el 39, una gran acción de Juan Carlos Real con pase para José Corpas puso a este franco ante Munir, pero el disparo del extremo diestro rojiblanco se fue demasiado cruzado, en la última acción clara de una primera parte en la que el Málaga especuló, como es lógico, cuando el marcador se puso a su favor.

En campo rival

El Almería salió enchufado en la segunda parte, tratando de sacar al Málaga del control acomodado del partido. El conjunto rojiblanco dispuso de llegadas. La más clara en el minuto 47, con una acción de Luis Rioja por la izquierda que acabó en los pies de Sergio Aguza y el rojiblanco, desde la frontal, buscó el disparo y provocó el lucimiento de Munir, que despejó a saque de esquina.

El Málaga no dio opciones, cerrado muy atrás sin estirar la presión, pero vivió de las pérdidas. En el 52, un centro de Cifuentes lo cortó bien Trujillo, anticipándose a Gustavo Blanco cuando este se disponía a disparar a la media vuelta. El Almería jugó en campo rival y, en el 53, estuvo cerca del gol, ayudado por un disparo de Aguza que tocó en Pau Torres y estuvo cerca de sorprender a Munir.

Fran Fernández buscó soluciones para hacer un equipo más ofensivo, dando entrada a Chema Núñez en lugar de Arzura, retrasando a Juan Carlos y que el mediapunta rojilblanco apareciera por detrás de Álvaro Giménez, arriesgando después con la entrada de Juanjo Narváez en lugar de Romera. En el Málaga, el que entró fue Boulahroud por Gustavo Blanco.

Se tiró el Almería hacia arriba, arriesgando en busca del empate ante un Málaga inferior, sin posesión, pero que movió ficha con la entrada del rapidísimo Hicham, en lugar de un Dani Pacheco venido a menos, con la intención de aprovechar la propuesta del conjunto rojiblanco, que, cuando tuvo el balón, basculó tratando de encontrar el hueco. Por eso, Hicham tuvo la sentencia en el 81, pero su disparo lo atajó René, la única de la segunda parte del conjunto malaguista.

La olió poco el cuadro blanquiazul que estuvo cerca de lamentar esa propuesta de encerrarse. En el 92, una falta en la frontal la lanzó Sergio Aguza, el balón, tras dar en un defensor, le cayó a Juan Ibiza, pero su remate, con su pierna mala, la atajó Munir para darle a los suyos tres puntos. ¿Merecidos? El fútbol premia el gol. El Almería no lo hizo, pero mereció hacerlo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos