UD Almería

Precisión y paciencia

Luis Miguel Ramis, sonriente, sabe qué armas utilizar para ganar al Reus./JOSÉ LUIS MATARÍN
Luis Miguel Ramis, sonriente, sabe qué armas utilizar para ganar al Reus. / JOSÉ LUIS MATARÍN

Luis Miguel Ramis quiere «maniatar» al Reus para que «no te domine con balón» | El entrenador de la UD Almería exige a los suyos «tener que darle mucha velocidad y ritmo» al partido porque «defensivamente cierra bien portería»

JUANJO AGUILERAALMERÍA

Puede que haya otros deportes que respondan más a lo que Luis Miguel Ramis pretende de sus jugadores con vistas a la cita que mañana deben resolver, en el Estadio de los Juegos Mediterráneos, frente a un rival complicado, aunque no más que otros, como dijo el técnico. Sí es cierto que ante la falta de oportunidades, el fútbol requiere de algunos aspectos importantes como lo son la precisión y la paciencia. Puede que lo segundo antes que lo primero. El caso es que el tarraconense pide ambas cosas a los suyos, a raíz del rival que acude, un Reus que viene mostrando muy buenas sensaciones fuera de casa y que responde a una serie de características que hacen del duelo un choque de mucha exigencia. De hecho, señaló algunas de las virtudes del equipo tarraconense. «Es un equipo que tiene la intención cuanto menos de jugar a fútbol, de no regalar el balón, de darle criterio, de cumplir con fases del juego, inclusive en inicios de juego, un equipo que vive el partido; el portero inicia rápido, intenta buscar superioridad en ese tipo de acciones, un equipo defensivamente bien trabajado y compacto, que también maneja diferentes alturas de presión y que lo hace con contundencia».

Qué duda cabe que teniendo ese conocimiento, el técnico tiene claro lo que persigue, sea con una plan A o con un plan B que según él no existen. «Es un equipo al que hay que intentar maniatar en cuanto a que no te domine con el balón y sobre todo cerca de nuestra portería y un equipo en el que nosotros vamos a tener que darle mucha velocidad y ritmo». En ese sentido, destaca que el Reus «defensivamente cierra bien portería, cierra líneas de pase, bascula bien, es difícil, un equipo ante el que hace falta tener precisión y paciencia y no precipitarse en los últimos metros, pero no más difícil ni más fácil que otro partido, que no lo hay». Aunque conoce al rival, sabe de lo que son capaces de hacer sus jugadores. «Lo hemos trabajado y lo estamos trabajando bien esta semana y ahora queda disfrutarlo el domingo, por lo menos por nuestra parte».

Obligación

Octubre, que se aventuraba como un buen mes por jugar tres partidos en casa, no va derecho porque no se ha logrado ganar y hay obligación de hacerlo mañana. «Es una semana importante para hacer bueno el punto de la semana pasada, trabajado y merecido, cuanto menos». La intención es «hacer bueno ese resultado otra vez o una tercera semana consecutiva ante nuestra afición».

Con los que acuden al los Juegos Mediterráneos se está en deuda y no queda otra que «hacer un buen partido, mostrar ese nivel competitivo y de alta exigencia que hemos mostrado en estas últimas semanas y que nos ha llevado a tener la sensación de que nos acercamos mucho más al equipo que queremos».

Descartó que exista plan A o plan B. «El equipo tiene unas características y que puede ir sufriendo modificaciones por dificultades, por sanciones o porque se incorporen o se vayan jugadores durante la temporada. Y nosotros, nuestro trabajo es encontrar la mejor disposición en el campo a esos jugadores».

Para el técnico de la UD no hay tanta diferencia entre las estructuras utilizadas. «Siempre hemos jugado con bandas, con cuatro, siempre hemos jugado con un punta y siempre hemos jugado con tres jugadores por dentro. De diferentes cualidades, sí, pero que no hacen diferente al sistema ni a la estructura. Entonces, va en esa línea. A mí no me importa tanto el dibujo en el campo o la estructura porque eso se modifica muchísimas veces durante el partido y sí la intención que tengamos con balón y la estructura defensiva o el equilibrio defensivo que mantengamos en él».

En ese aspecto, el tarraconense considera que entonces «sí hay una serie de pautas en las que si ese tercer hombre en el centro del campo es Rubén o Tino, cuando esté, tiene unas connotaciones diferentes a si lo es Fidel o Pozo, lo que pasa es que buscamos diferentes intenciones y diferentes disposiciones en el campo de los jugadores, porque creemos que ahí es donde pueden hacer más daño». La intención perseguida habla de «optimizar lo que tenemos. Si nosotros no tenemos jugadores extremadamente potentes y veloces por fuera, tendremos que generarles una estructura de juego que les beneficie a sus cualidades».

Lo que tiene claro es que todas esas 'sensaciones' de planes las está «tratando de solucionar, e insisto, haciendo un equipo que crea en lo que trabaja, que combine y que lleve al campo lo que queremos y las ideas que les transmitimos desde el inicio de temporada. Tenemos un plan para cada semana que va cambiando en función de lo que yo decida, del rendimiento y de las dificultades que van surgiendo».

El de esta semana habla de refrendar el paso dado con el empate frente al Valladolid y lograr mañana un triunfo. «Buscamos y vamos a provocar eso. Hemos jugado al final tres partidos en casa, uno no nos fue nada bien, con todas las connotaciones que queráis; el otro, el no ganar queda algo cojo y tenemos que muchas ganas de encarar este tercer partido y de acompañar todo ese carácter y esa raza y buenas ideas que tiene el equipo que se acompañen de un buen resultado, el cual no puede ser otro que la victoria».

Ve a sus jugadores capaces de conseguirla porque anunció que «están con confianza, los veo limpios, con ganas, motivados, con alma, y eso hay que llevarlo, como siempre os comento, el domingo al campo, sabiendo que hay un rival delante dificilísimo, pero cuando empujamos todos somos capaces de llevar el partido a donde queremos y multiplicamos las opciones de ganar y de sumar los puntos».

Los que están y los que no

El entrenador de la UD Almería fue cuestionado por el papel de algunos jugadores que no juegan u otros que actúan en un lugar donde no han jugado antes. Así, no dudó en hablar de Javi Álamo, que no ha gozado de minutos, justificados, como siempre, porque juega otro. «Nos puede dar opciones, de momento no ha participado porque lo está haciendo otro. Yo tengo el máximo respeto por los que juegan y mucho más por los que no juegan, porque todos los días veo que suman. Intentan sumar para aportar al equipo».

Sus opciones de seguir apareciendo son «una cuestión de perseverancia, de trabajo, de profesionalidad, de aceptar que en el fútbol profesional se inician o no los partidos, pero sí es una obligación de todos entrenar a tope durante la semana. Eso es lo que hace y es la única forma de tener probabilidades, pero yo nunca tiro a nadie a la basura. Si que no juegue lo entendéis por ahí, no es así. Para mí es un jugador importante, uno más dentro de la plantilla que está trabajando y cuando yo considere que tiene que participar porque le vea para sumarnos lo hará, pero él y todos los que están teniendo menos minutos».

En ese apartado pueden estar los jugadores del filial, pero también es cierto que su situación es diferente. En cualquier caso, es «fenomenal. Es un refuerzo y un recurso extraordinario para nosotros cuando aparecen situaciones de dificultad como las que tenemos las últimas semanas. Sabéis que habitualmente vienen a entrenar bastantes jugadores o casi todas las semanas vienen jugadores del filial a entrenar con nosotros porque también es bueno que, aparte que tienen capacidad y nos pueden ayudar, vayan respirando un poquito las velocidades y los ritmos del fútbol profesional».

En ese sentido, continuó exponiendo que «lo hacen bien y eso nos da recursos para que nos puedan ayudar durante cualquier momento de la temporada. Cuanto mejor estén ellos en la Liga, más arriba, más puntos sumen, todo eso indica confianza, buen trabajo, ilusión. En ese momento se recompensa con entrenamientos con el primer equipo, probablemente a lo mejor con algún debut y son buenas noticias para mí y para el club, por supuesto», concluyó el técnico de la UD Almería.

Fotos

Vídeos