UD Almería

Pozo pasa de ser el primero al último

José Ángel Pozo, en un entrenamiento realizado en las instalaciones de Pinatar Arena./UDA
José Ángel Pozo, en un entrenamiento realizado en las instalaciones de Pinatar Arena. / UDA

El jugador malagueño, a la espera de poder ser traspasado, fue titular en los seis amistosos del pasado año, con un total de 409 minutos | El malagueño fue el más utilizado en la pasada pretemporada y ahora lleva 10 minutos en dos partidos

JORDI FOLQUÉALMERÍA

Han pasado solamente dos partidos amistosos y todavía queda mucho por decidir y, sobre todo, demostrar. Pero la estancia en tierras murcianas en la UDA ha dejado algunas cosas bastante claras. La primera, como así ha reconocido la propia dirección de la entidad, la falta de al menos tres fichajes más. Dos para los extremos y uno para el centro del campo. Así se llegaría al número solicitado para hacer frente a una campaña en la que, a nivel presupuestario, el Almería será de los que menos recursos económicos tendrán en la Liga 1|2|3. Pero también ha servido para ir 'puliendo' algunos aspectos y ver la evolución de determinados jugadores.

Como también se ha quedado sin ver lo que pueden aportar otros pupilos de Fran Fernández. El preparador sabe lo que tiene actualmente entre manos. Aunque no sabe con lo que podrá contar de cara al inicio del campeonato liguero. De ahí que, además de las pruebas que realiza a diario y en los amistosos, también esté pendiente del diseño final de la plantilla rojiblanca.

Portería
Un periodo para cada uno. Fernando titular y René en el segundo tiempo. Ya no jugó Guille.
Defensa
Ante la ausencia de Joaquín, Navas actuó de central en el segundo tiempo. En el primero, la experiencia de Owona-Trujillo.
Medios
Cambio de esquema. Trivote en el primer tiempo con los nuevos Arzura-De la Hoz-Aguza. Después, doble pivote del filial.
Extremos
Que faltan se nota en que hubo más del filial que del primer equipo. Solamente está Corpas. Hasta Dani Suárez jugó.
Delantera
Álvaro Giménez fue titular y anotó su primer doblete. Actuó en solitario como referencia en ataque. En el segundo tiempo, dupla Caballero-Sekou. Hasta que se retiró el senegalés.

Con un nombre por encima de todos en cuanto a saber si podrá ser uno de los suyos o, pese a que está ahora mismo en el vestuario local del Estadio de los Juegos Mediterráneos, tendrá que decirle adiós antes de que finalice el periodo de fichajes, el último día del mes de agosto.

José Ángel Pozo es el que centra todas las miradas. El club ha reconocido que espera una oferta que sea satisfactoria para todas las partes (UDA y jugador). Porque hasta el momento, las que han llegado gustaban a una parte y no a la otra. Y mientras que eso sucede o no, el malagueño sigue entrenando como rojiblanco. Lo hace de una manera 'especial'. Cumple en todas las sesiones, aunque no se quiere tomar ningún riesgo con él, ni él quiere tomarlo para no privarse de un futuro fuera del Almería.

En algunos entrenamientos se pone el peto blanco para ser siempre de los que ataca y tener el menos desgaste en cuanto al aspecto defensivo. Esto se suele hacer con algún jugador que vuelve de una lesión para que vaya tomando ritmo. También para los que cuentan con una mentalidad más ofensiva y siempre se espera que pueda dar el último pase, aunque sin riesgo.

Y de ahí se pasa a los partidos. En Pinatar Arena salió 10 minutos para jugar ante el MK Dons. Lo hizo como el último que saltó del banquillo de los 26 en total que utilizó Fran Fernández para el primer amistoso de la pretemporada. Un tiempo que podría parecer corto, pero que fue superior al que estuvo sobre el césped de El Rubial frente al Águilas. Porque, directamente, ni tan siquiera saltó al césped ni realizó ejercicios de calentamiento.

Se quedó sin jugar, como Nano y Joaquín Fernández. El club, en la crónica del partido en su web, sí dijo que los tres tenían diversas molestias, pero no lo comunicó así en sus redes sociales antes del encuentro, al comentar que solamente los dos defensas se quedaban sin actuar por cuestiones físicas. Un aspecto que recuerda a lo vivido en los últimos veranos con Quique González y otros jugadores. Porque el malagueño también está en lo que puede ser una rampa de salida de la entidad en forma de traspaso.

Como Quique, Ulloa...

El actual delantero del Deportivo de La Coruña vivió dos veranos con opciones de salir. En el primero no se ejercitó en los primeros partidos de pretemporada y cuando lo hizo ya se dijo que seguiría un año más. Como así fue. El pasado verano ya no hizo falta que la situación se alargara y se marchó traspasado a Osasuna, club que lo ha vendido hace unos días al conjunto gallego.

También le ocurrió a Leo Ulloa. Javi Gracia no sabía si podía contar con él en el verano de 2012. El jugador quería irse. Alfonso García quería traspasarlo. Pero, como sucede ahora con Pozo, lo que llegaba y le interesaba al argentino no le satisfacía al dueño de la UDA y viceversa. Hasta que en el mercado de invierno se marchó a Inglaterra.

En el caso de Pozo, todos los elementos están haciendo que haya pasado, de un verano al actual, de ser el más utilizado en la pretemporada a ser el que menos minutos ha disputado hasta el momento. En los seis amistosos que hubo hace un año, el malagueño jugó un total de 409 minutos. Fue el único que fue titular en todos los partidos, jugando como mínimo 45 minutos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos