UD Almería

«Hemos pecado de relajación»

Mandi intenta quitarle el balón a un Diamanka que se lució ante su exequipo.
Mandi intenta quitarle el balón a un Diamanka que se lució ante su exequipo. / AGENCIA LOF

El plantel de la UDA asume la mala segunda parte y que el Numancia, sin ser mejor, logró ganar

JORDI FOLQUÉALMERÍA

El primer varapalo de la temporada, pese a que la derrota fuera por la mínima, mostró 'viejos fantasmas' que el Almería protagonizaba en campañas anteriores y que, con los cambios en el plantel que se han producido, parecían ya desaparecidos. Pero no. Recordó al disputado en la segunda jornada del pasado ejercicio en el Carlos Tartiere de Oviedo. Con una UDA que pudo marcar en la primera parte y que, en la segunda, bajó los brazos como si con ellos no fuera la cosa. Y llegó la derrota. Prácticamente calcado a lo que sucedió ayer en Los Pajaritos. Y así lo entendieron en el plantel. No hizo falta ni que Luis Miguel Ramis les 'leyera la cartilla' a la finalización del choque. Porque la advertencia en el descanso no tuvo el efecto buscado. Primera derrota del ejercicio y en la plantilla, al menos entre los que pasaron por los micrófonos de UDA Radio, asumiendo que venirse de vacío de Soria había sido más por errores de los rojiblancos, en varios aspectos, que por méritos de un Numancia que siguió dejando claro que Los Pajaritos no es bueno para el Almería.

Eso sí, no todos fueron igual de claros. Mientras que Marco Motta demostró tener claro que los rojiblancos no hicieron el partido que tenían que hacer, Mandi quiso intentar ser lago más positivo. Quizás porque el primero vivió lo ocurrido el pasado curso y, además, fue señalado por Ramis al cambiarlo al descanso, y, en el caso del canario, acaba de llegar y todavía se debe estar asentando y bastante hizo con dar la cara tras el partido. En un punto intermedio se encontró Fran Rodríguez. El sustituto del italiano se estrenó como rojiblanco en partido oficial. ¿El primero de los cambios en el equipo titular que prevé el técnico tras repetir el mismo once en los tres encuentros disputados hasta ahora?

Marco Motta

Suele no tener 'pelos en la lengua' cuando tiene que hablar. Como da la cara al acabar cada partido que se le requiere, pues sus frases son más importantes cuando el equipo no hace un buen encuentro y a los compañeros les cuesta más dar la cara. Tras empezar queriendo hacer borrón y cuenta nueva, al asegurar que «no estamos felices porque no nos gusta perder. Ya ha pasado. Tenemos que centrarnos en el partido del martes y en el del sábado», el transalpino 'rajó'.

Se quiso referir en la ocasión del gol encajado como ejemplo. «Cuando el equipo contrario hace gol es porque algo ha fallado». A continuación, «hemos fallado un pase y su contra no hemos podido cortarla». También incidió en que el Numancia, además del gol, pudo conseguir alguno más en la segunda parte. Lo mismo que la UDA en el primer periodo. «Hemos tenido algunas ocasiones en la primera parte, pero su portero ha impedido que marcáramos», señaló el lateral cambiado tras el descanso.

Quiso entender la decisión de Ramis al dejarlo fuera del equipo tras la primera parte. «Respeto al entrenador porque todas las decisiones las toma para el bien del equipo». Pero su comentario cambió cuando le dijeron que fue porque tenía una amarilla. Lo mismo que también, en ese momento, Joaquín y Mandi. «Tengo experiencia para aguantar con una amarilla, como lo he hecho en otros partidos», destacó visiblemente molesto al saber el motivo esgrimido por el técnico.

Fran Rodríguez

Fran Rodríguez disputó sus primeros minutos con la UDA, precisamente, saliendo en lugar del 'señalado' Marco Motta. El ex del Real Zaragoza se quejaba de que el plantel rojiblanco no hubiera afrontado la segunda mitad como el inicio de la primera. «No hemos salido bien. Hemos pecado de relajación y de no ser intensos. En este campo hay que salir enchufados porque aprietan mucho». No fue así y no hizo falta un gran partido del cuadro soriano para que se quedaran con los tres puntos en juego. «Ellos no han sido superiores, pero se han llevado los tres puntos», apuntó casi lamentando la oportunidad perdida de haber podido lograr algo positivo de Los Pajaritos.

Espera que sea una lección para aprender lo antes posible. Que no se convierta en una constante y que lo visto en Tarragona hace dos semanas fuera un espejismo del cambio. «Es una categoría muy reñida y en cuanto bajas un poco la intensidad lo acabas pagando». Para que no suceda, «sacaremos conclusiones para corregir errores».

Acabó con derrota, pero debía hablar de sus primeros minutos. «Estoy contento con haber debutado, pero ha sido en un partido loco por las transiciones y me ha costado entrar». Aunque el banquillo, en esta ocasión, no pudo traer cosas positivas, sí cree que muestran que hay competitividad en el plantel. «La gente que estamos en el banquillo debemos estar preparados para ayudar al equipo en cualquier momento».

Mandi

El mediocentro canario fue otro de los que tuvo que dejar su sitio para intentar revertir la situación, algo que no fue posible. Se quejó de que, en el cómputo global, «no han sido mejores, pero se han quedado con los tres puntos». Fue su resumen. Sin mirar otras cosas, «se han llevado los tres puntos por un fallo nuestro y no por un acierto del rival. Es lo peor».

Entiende, como una expresión ya hecha tras una derrota, que el equipo debe «seguir mejorando todo lo hecho malo». Para insistir que «las cosas que hemos hecho mal no podemos repetirlas. Hay que estar juntos y unidos. En las derrotas es cuando más juntos debemos estar todos»

De ahí que tenga en mente ya una semana intensa. «Hay que pensar cuanto antes en el partido de Copa en Cádiz, el martes, y en el de Liga contra el Lorca, el sábado».

Fotos

Vídeos