«Ver un partido de fútbol es venir a un espectáculo, no a un sufrimiento»

Miguel Ángel Corona, como siempre sonriente, estrecha la mano del consejero Mariano Blanco.
Miguel Ángel Corona, como siempre sonriente, estrecha la mano del consejero Mariano Blanco. / J. J. A.

Miguel Ángel Corona, ilusionado, argumenta su línea de trabajo como director deportivo de la UDA, con la intención de trabajar como cuando lo hacía en el terreno de juego

JUANJO AGUILERAALMERÍA

Aunque su nombramiento se produjo hace ya dos semanas, Miguel Ángel Corona fue presentado ayer a la afición rojiblanca en una larga conferencia de prensa en la que el excapitán mostró su línea de trabajo, que no va a ser diferente a la que ha ejercido, con clase, en el terreno de juego. «Me imaginaba esto como en la posición en la que he jugado. Juegas en el medio campo, marcas pocos goles, no paras ninguno, pero intentas que los que están a tu alrededor den un poco todo lo mejor que tengan y les intentas, con tu trabajo, tu juego, tus pases, que sientan que pueden hacer las mejores cosas posibles en el campo. Me he hecho ese símil y eso quiero que sea mi trabajo al frente de la dirección deportiva», manifestó.

Su forma de comunicar desprende la ilusión que siempre mostró en el terreno de juego hasta hace sólo unas semanas. Se le ve embarcado en un proyecto que tiene una vía de comportamiento que pasa por la profesionalidad, la dedicación, «dar todo lo que tengo como lo he hecho cuando he estado en el terreno de juego». Aunque tiene claro que, como en todos los ámbitos, «también en el terreno de juego, en ocasiones se acertará y en ocasiones se fallará, pero tengo clarísimo que me voy a ir a la cama cada noche con una conciencia tranquila por continuar haciendo lo que he hecho estos diez años como futbolista, que es cada día dar mi mejor versión para la UD Almería. En este caso, en los despachos, en la gestión, pero con la mayor de la ilusiones y enfocándolo de la misma manera, con mi dedicación, con mi profesionalidad, mi honradez, honestidad y amor por el club».

Envergadura grandísima

El talaverano es consciente de la envergadura del trabajo encargado. «Sé que es de una envergadura grandísima, pero que por eso me crea más ilusión. Tengo ilusión terrible y estoy convencido que podemos hacer cosas buenas, darle un giro a los dos últimos años, que podemos hacer una temporada buena, hacer a nuestros aficionados volver a disfrutar y de que podamos sentir que venir a ver un partido de fútbol es venir a un espectáculo, no a un sufrimiento. Eso es lo que más deseo».

El rojiblanco dio su equipo de trabajo, formado por Raúl Lozano, que trabajará «desde el exterior, pero con nosotros; Ibán Andrés, con el que tengo una relación magnífica con él y creo que es una estrella de lo que es la secretaría técnica y la dirección deportiva de los equipos». Es más, ha hecho un símil sobre este joven, pero experto técnico que ha trabajado desde la temporada 2013/14 de la mano de Javi Gracia. «Lo mismo que puede ser un Messi o un Cristiano Ronaldo del fútbol, lo creo abierta y sinceramente de él. También estará con nosotros Abel Martínez, que es una persona de la confianza del club de muchos años en la parcela del scouting y más ligado a las bases».

También expuso el método de trabajo. «Vamos a trabajar intentando parcelar el trabajo, teniendo muchísima comunicación, una confianza terrible los unos y los otros», dijo. Además, no dudó en considerar como «imposible afrontar un trabajo, como yo concibo un organigrama técnico en la dirección deportiva del club, sin una confianza. Es cierto que cuatro ojos ven más que dos, pero si sólo esos dos ojos han visto una situación y tienen fe, asumiremos esa responsabilidad y, en mi caso, más responsabilidad que el resto, y así lo asumo porque tengo una fe ciega en lo que trabajemos desde cualquiera de las parcelas, y por supuesto dando confianza, delegando».

Sin retos clasificatorios

El nuevo director deportivo de la UD Almería no levanta los pies del suelo. No quiere alegrías innecesarias, sólo ir día a día. «El objetivo deportivo es disfrutar del fútbol. Me parece algo que a lo mejor es muy pequeño, pero me parece grandísimo y más después de los años que llevamos. No nos vamos a marcar un reto ni objetivo clasificatorio, ni más allá de venir al estadio a disfrutar del fútbol».

El talaverano tiene claro que el bloque debe responder al hecho de que «sea competitivo cada día, juguemos aquí o fuera, que nuestra afición venga con ilusión a ver el partido del equipo, que entienda que sus jugadores lo están dando todo, que intentan hacer el mejor fútbol posible y que intentan ganar», expuso Corona. Lo hizo con el conocimiento de causa de quien, hasta hace unos días, compartía vestuario con el técnico. «Plantearemos cada partido para ganar. Ya habéis conocido al míster y no sabe empatar un partido y así te lo dice, así vamos a ir, pero es contraproducente hablar de un reto clasificatorio. Vamos a ir paso a paso, partido a partido, que suena a tópico, pero que eso sea ilusionante. Tengo mucha fe en que lo podemos conseguir», aseguró.

Aunque con precaución, la línea maestra para confeccionar la plantilla no va a ser diferente a la que había, aunque sí con la esperanza de ver otros resultados. «Nuestra plantilla ya tiene jugadores de peso, jugadores de nivel dentro de la categoría, jugadores jóvenes que pueden dar más, que van a ir a más. La plantilla tiene experiencia, juventud. Vamos a intentar, como es normal en la categoría, completar esa plantilla con un poco más de lo mismo, con cierta juventud, intentando tener jugadores con más experiencia. Intentaremos poder aprovecharnos de las situaciones que nos deje el mercado al máximo porque la economía marca mucho la capacidad que tengas de convencer a ciertos jugadores, tirar mucho de ilusión, de proyecto, que no sea una cosa de flor de un día».

Tiene la idea que este es un proyecto a años vista y que, pese a que «habrá jugadores que vengan por un año, pero que haya identificación con el proyecto, vinculación duradera para que vayamos a buen puerto y haya ese dolor por cada semana que no se gane».

Pero todo eso, que es lo importante, son fuegos de artificio para la afición, que quiere nombres. «El mediocentro, tras la marcha de Fran Vélez, tiene un solo jugador con contrato. En el doble pivote estamos haciendo mucho trabajo en estas dos semanas que llevamos en el lío. Y en la portería, por supuesto, que no tenemos a nadie».

Por supuesto, que no dio nombres, pero sí habló de prioridades que no tienen nada que ver con los puestos. «Hemos tomado la determinación de centrarnos en unas prioridades. Tenemos unas prioridades en ocasiones por número o porque consideremos que hay que darle una vuelta a la calidad. Eso te puede llevar a perder la posibilidad de perder a un jugador que lo ha contratado Zaragoza, Alcorcón o Huesca, con todos los respetos y que pueden tener un gran rendimiento, pero nosotros hemos marcado unas prioridades y las queremos pelear».

No tiene ni prisa ni presión, «en el sentido externo de que sé que esto hay que empezar a moverlo, pero no quiero precipitarme. Quiero que las decisiones que tomemos en estas dos primeras semanas las tomemos porque estamos segurísimos al 100% y, luego el mercado, de la misma manera que hoy no tienes una opciones, el 20 de julio sí las tienes. En cuanto a los tiempos, estoy muy tranquilo. Sé de verdad que nuestros aficionados están deseando conocer y saber noticias, pero mi mensaje es de que estamos trabajando cosas buenas, en las que creemos, y que no por ello vamos a ir a cosas que están más asequibles y que no tenemos claro». Esas opciones no las valora hoy al no estar claras. «Preferimos ir con pasos lentos, cortos, pero seguros y convincentes desde nuestra visión».

Lo que sí valoró es el papel fundamental que debe tener la cantera y el contacto con los equipos de Almería. ««No voy a entrar a valorar el pasado, porque se hacen cosas bien. Medidas, también está sobre todo Abel de la mano de Fran trabajando en la plantillla, pero por encima el año que viene en el Tercera queremos que de dos se pase a ocho o diez jugadores almerienses. Fran y su cuerpo técnico van a disfrutar de la continuidad el año que viene y otra más. Intentaremos poder contentar a los equipos de la ciudad, sí, pero ellos también tienen que... Para juntarnos en un punto, los dos tenemos que andar».

Fotos

Vídeos