UD Almería

Un partido «atractivo» ante el Rayo para «demostrar las buenas sensaciones»

Lucas Alcaraz, entrenador de la UDA, prepara una nueva cita del equipo rojiblanco./AGUILERA
Lucas Alcaraz, entrenador de la UDA, prepara una nueva cita del equipo rojiblanco. / AGUILERA

Lucas Alcaraz elogia al cuadro vallecano, que ocupa puestos de ascenso directo, al tiempo que confía en sus jugadores

JORDI FOLQUÉALMERÍA

Lucas Alcaraz es el entrenador del fútbol profesional español que más temporadas seguidas lleva dirigiendo un equipo bien sea en Primera o Segunda. Mañana, en el Estadio de los Juegos Mediterráneos, se medirá a otro técnico que es, casi, todo lo contrario. Míchel lleva poco siendo el máximo responsable de un banquillo. Pero conoce la casa. Lo que le ha permitido, primero, salvar la categoría en el curso pasado. Y, ahora, llevar al Rayo Vallecano a la segunda posición. Puesto de ascenso directo. Lo que llevan soñando en Almería desde hace ya cinco años. Tiempo en el que se ha estado más tiempo peleando por los últimos puestos que por estar, alguna jornada suelta, codeándose con lo mejor de la categoría.

Los dos conjuntos, aunque separados en la actualidad por bastantes posiciones, llegan a la cita con buenas sensaciones. Las que dan los resultados positivos de las últimas jornadas. Las que han permitido a los vallecanos asentarse en la parte más noble y estar cada vez más cerca del líder (Huesca). Las que, en el caso de la UDA, meter distancia con el descenso. El poder ver el futuro de una mejor manera. Sabiendo que el pozo está a cinco puntos y que, entre la parte más baja y el Almería, hay varios equipos separados por muy poca distancia.

Buena dinámica

Así que tanto UDA como Rayo tendrán mañana una oportunidad de seguir con sus buenos números. Uno de los mejores visitantes, el que actuará después de viajar, contra un bloque que ha basado todo lo logrado como local, ejerciendo este sábado como anfitrión. Unos datos que, Lucas Alcaraz, espera que caiga a su favor. Eso sí, reconociendo la gran temporada que están haciendo los madrileños. «Tantos ellos como nosotros hemos conseguido buenos resultados en los últimos encuentros y la importancia de los puntos aumenta el grado de atracción que ya de por sí tiene la confrontación». Porque el preparador granadino tiene muy claro que serán «un partido atractivo».

Lo es casi siempre que juega el Rayo. Desde la época de Paco Jémez en el banquillo, los de Vallecas quieren siempre un buen trato con el balón. «El Rayo ya lo es en cualquier categoría porque el mundo del fútbol le tiene cariño, y en Segunda División, en concreto, es un equipo muy importante», declaró. Al tiempo, sabe que la cita, si los de Míchel hacen su habitual planteamiento, será muy exigente. «Tiene mucho ritmo con balón, dispone de varios jugadores que son muy buenos en jugadas individuales cuando el partido puede estar atrancado y nos va a exigir todo».

Pese a todo lo dicho del rival, Lucas Alcaraz sabe que si los suyos hacen un encuentro como en Huesca, por poner el último ejemplo, tienen muchas opciones de que algún punto (o los tres) se queden en Almería. «Yo confío plenamente en la actitud y en el rendimiento que podamos tener. Estamos en una buena línea, aunque hay que ratificarla cada jornada porque si no de nada te vale. Tendremos que estar en alerta, pero al mismo tiempo con confianza en las cosas que sabemos hacer y en aquellos en las que nos sentimos fuertes». Una explicación que tiene 'letra pequeña'. La de no poder relajarse ni un partido, pese a que lograran igualar en El Alcoraz. Pese a ese empate, el descenso se acercó a los rojiblancos.

También confía en que el factor campo sea determinante. Como han venido reclamando los jugadores a lo largo de la semana, que se noten más los almerienses que los 500 rayistas que puede haber en las gradas del Estadio de los Juegos Mediterráneos. «Jugando en casa tenemos el plus de la afición y todas las cosas se van a hacer con mayor intensidad y convencimiento». De lo que está seguro y espera que así sea durante todo el encuentro.

Pero también es consciente que solamente con la afición no será suficiente. Ni tan siquiera haciendo un partido de notable. «Necesitamos hacer muchas cosas bien, que los jugadores que participen hagan un derrota de energía muy alto». Así podrán superar una nueva prueba de alto nivel. Como la pasada semana. Aunque los dos están arriba, no hay mucha similitud entre Huesca y Rayo. «Quizá el Huesca sea más vertical y el Rayo más combinativo. Predecir lo que va a pasar durante los partidos es complicado, aunque es parte de nuestro trabajo, pero yo prefiero que el equipo esté preparado para lo que le demande el encuentro», advirtió.

Con un estilo o con otro, «últimamente estamos jugando contra adversarios que son especialmente complicados por su calidad, pero el equipo se tiene que sentir capaz de enfrentarse a cualquier rival, sabiendo ocultar aquellas facetas en las que se siente menos cómodo y potenciando en las que está más cómodo. Este es el trabajo del equipo y del cuerpo técnico».

Lo que no quiso desvelar es si se decidirá por el 'doble lateral', tanto en la derecha como en la izquierda, tal y como hizo en Huesca. Sí que matizó un tanto el hablar de que en el extremo ponga un segundo defensa. «A Nano lo conozco de siempre como extremo», señaló. El que seguro no estará es Gaspar. De nuevo baja por lesión.

 

Fotos

Vídeos